Mafalda diserta sobre el amor

El célebre personaje infantil creado por Quino protagoniza "El amor según Mafalda" (Lumen Gráfica): un divertido y cuidado volumen, que reúne algunas de las tiras más famosas de la hermana de Guille, en las que reflexiona sobre la amistad, la paz y la pobreza en el mundo.

53
Mafalda
Mafalda ha sido objeto de varias recopilaciones, desde el fin de las tiras en 1973

Mafalda habría puesto a la sociedad actual patas arriba, en caso de no haber finiquitado sus apariciones impresas en el lejano 1973.

Si la pequeña de melena rizada y fan de The Beatles hubiera permanecido en los periódicos y semanarios  en las primeras décadas del tecnológico siglo XXI, ataviada con sus figurados anteojos de utopía infantil y realista, muchos de los acontecimientos del tercer milenio habrían sido analizados de una manera diferente.

Si Quino (el creador) hubiera ubicado a la perspicaz hermana del travieso Guille en el comienzo de este 2021, por ejemplo, la amiga de Libertad y Susanita habría podido pensar sobre las incongruencias de primar la economía sobre la salud (actitud que suscitan las medidas tomadas por algunos gobiernos, para restar contagios en plena pandemia del coronavirus); sobre los descerebrados que se saltan las restricciones contra la Covid-19, para asistir a una fiesta ilegal o una celebración trasnochada; sobre el hecho de que los políticos no hagan caso a los científicos en materia de protección; sobre la realidad de que un país como Estados Unidos se saliera de los pactos de preservación del medio ambiente; o sobre la terrible noticia de que los ricos aumenten sus fortunas incluso en una época en la que la población más desfavorecida fallece a un ritmo vertiginoso.

Las preguntas seguramente serían más numerosas que las respuestas, en el ideario de este inmortal personaje argentino; pero la simple verbalización de los problemas planetarios más acuciantes en boca de Mafalda bien valdría la pena, sobre todo para enfocar posibles soluciones ingeniosas a las contradicciones a las que se enfrentan los terrícolas en este desamparado 2021.

Aunque no estén incluidas entre sus páginas la citadas encrucijadas y disquisiciones, y en triste coincidencia con el mismo año del fallecimiento de Quino (2020), Lumen Gráfica presentó hace unos meses una cuidada edición de las diatribas de la pequeña que odiaba la sopa, respecto a las grandes cuestiones sentimentales que unen a los hombres, mujeres y niños. Un volumen que lleva el título de El amor según Mafalda.

Mafalda
Mafalda protagonizó un momento decisivo en el desarrollo de la sociedad argentina

Mafalda es una heroína de nuestro tiempo“, recalcó el semiólogo y literato Umberto Eco, cuando las aventuras dibujadas por Quino aparecieron publicadas en Italia. Una opinión determinante y sincera, que expresa a la perfección la importancia social de esta niña de clase media, que se rebelaba contra su futuro aburguesado, en una Argentina asolada por la dramática y bestial dictadura de los militares.

MAFALDA SE DEBATÍA ENTRE SUS IDEAS Y LA REALIDAD QUE LA ATENAZABA

¿Qué el amor? Esta sencilla pregunta tiene múltiples respuestas en el cerebro elocuente de Mafalda.

Más allá del romanticismo asociado a una búsqueda infructuosa de la media naranja, la pequeña enlaza sus reflexiones a temas de gran calado colectivo; tales como la amistad, la compasión, la empatía, la solidaridad, el amor al prójimo, el amor propio, y la capacidad para disfrutar con las pequeñas cosas que la vida ofrece a cada individuo.

Con su peculiar manera de expresarse, la cría de los rizos color azabache -la cual nunca crece- intenta teorizar sobre la paz en el mundo, el progreso, la humanidad y el conocimiento; al tiempo que descarga ironía y desconcierto, cuando observa la actitud de los mayores hacia los niños pobres que andan por las calles de su ciudad.

Mafalda
Mafalda permitió a Quino acercarse a asuntos espinosos en la Argentina de los sesenta y principios de los setenta, a través del humor

Junto al ingenuo Felipe, el materialista Manolito, la chismosa Susanita, el inocente Miguelito, la chismosa y racista Susanita, la revolucionaria Libertad y el travieso Guille; Mafalda esgrime frases pletóricas de armazón ético y moral. Toda una declaración de intenciones y deseos, que chocan con las acciones de los mayores que la rodean.

Recurrir al universo de Mafalda siempre resulta un placer de inspiradoras consecuencias, y más en esta realidad infernal, que vive la humanidad en el presente. Probablemente, la heroína de Quino habría lanzado mensajes de utopías contundentes, hacia el grotesco y espectral decorado que está pintando el coronavirus en el planeta.

Más información en

https://www.megustaleer.com/editoriales/lumen/LU

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language