Anya Taylor-Joy repite con Robert Eggers

La protagonista de "Gambito de dama" vuelve a ponerse a las órdenes del cineasta Robert Eggers, tras su intensa y aplaudida colaboración en el film "La bruja", dentro de la cinta histórica "The Northman".

9
Anya Taylor-Joy
Anya Taylor-Joy (en la imagen) protagonizó “La bruja” en 2015, bajo la dirección de Robert Eggers

Anya Taylor-Joy disfrutó de una palpitante y exigente experiencia cinematográfica, en las gélidas extensiones de la puritana Nueva Inglaterra del siglo XVII; cuando rodó La bruja (2015), a las órdenes del estadounidense Robert Eggers.

En esos momentos, la actriz nacida en Miami contaba con apenas diecinueve años, y abría los ojos ante una carrera que aún no poseía los cimientos de la ansiada estabilidad profesional.

No obstante, la impactante caracterización de Taylor-Joy, como la callada e infernal Thomasin, hizo que el currículo delante de las cámaras de la joven norteamericana comenzara a incorporar papeles de notable calidad artística; algo que le ha ido granjeando las tablas necesarias para hacerse con un nombre en la industria del séptimo arte, siempre a caballo entre las grandes producciones y las obras de factura más pequeña.

Por su parte, Robert Eggers también ha aprovechado los excelentes resultados de La bruja a nivel internacional. Tras el estreno de la citada movie, el creador vio cómo los productores empezaron a tomarle en cuenta, para que se hiciera cargo de diferentes proyectos como realizador.

Sin embargo, y pese a la fama adquirida, el cineasta no se ha prodigado mucho en las carteleras (le gusta diseñar sus largometrajes con una dedicación extrema). Después de La bruja, Eggers ha desplegado sus acertadas visiones como realizador en El faro (2019): una claustrofóbica e inquietante película en blanco y negro, plena de terror psicológico y situacional.

Con semejantes credenciales, Anya Taylor-Joy (ahora, la heroína de la exitosa serie Gambito de dama) y el director nacido en New Hampshire vuelven a coincidir en una película; y, como en La bruja, la propuesta pasa por construir un universo violento y extraño. En esta ocasión, la época en que transcurre el guion es la del oscurantista siglo X, en la complicada geografía de Escandinavia. Todo ello recogido en el film que lleva por título The Northman.

Anja Taylor-Joy
Anya Taylor-Joy ha cosechado un notable éxito este año, con su interpretación en “Gambito de dama”

El libreto escrito por Sjón Sigurdsson y el propio Eggers sigue la leyenda del príncipe nórdico Amleth, quien sirvió de inspiración a William Shakespeare para escribir Hamlet. Esta incursión en la época medieval danesa, la cual recoge muchos de los elementos incluidos en los textos del historiador Saxo Gammaticus, le sirve al responsable de El faro para investigar en los tiempos en que el norte de Europa estaba dominado por pueblos tan poderosos como los pertenecientes a la península de Jutlandia.

Una aventura de sentido primigenio para la que Robert Eggers cuenta, junto a Anya Taylor-Joy, con el protagonismo del sueco Alexander Skarsgård (La leyenda de Tarzán), estrella que lidera un elenco en el que igualmente comparecen Nicole Kidman, Ethan Hawke, Willem Dafoe, Claes Bang y Björk (la cantante islandesa no había participado en un largometraje como actriz desde el rodaje de Bailar en la oscuridad, en el año 2000).

ANYA TAYLOR-JOY, UNA OFELIA MÁS AUTORITARIA

The Nortnman emprende un camino similar al orquestado en el film La verdadera historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca (Gabriel Axel, 1994). En ambas producciones, los cuidados decorados del siglo X exhiben el verismo de un tiempo de violentas acciones, alimentadas por comportamientos casi tribales; donde las venganzas familiares estaban a la orden del día, e involucraban a múltiples clanes regios.

Debido a la necesidad de transmitir convincentemente los escenarios por los que se movían los escandinavos medievales, Eggers se ha trasladado a Irlanda del Norte (Condado de Donegal), para que Jarvin Blaschke (director de fotografía) evoque los míticos dominios que habitaban los herederos de los vikingos. Una tierra de agrestes y frías extensiones, bastante parecidas a las regiones que comprendían lo que se conocía en esos momentos como Old Icelandic.

Acorde con la Gesta Danorum, de Saxo Grammaticus, la leyenda de Amlteh corre pareja a la de Hamlet, de William Shakespeare. En el caso del relato original, la trama gira en torno a un príncipe de ascendencia danesa, el cual se ve obligado a vengar el crimen de su padre (Horvendill), asesinado por su maquiavélico tío, llamado Feng. Tal objetivo existencial lleva al nobiliario personaje a perderse en un laberinto de acciones sangrientas, que concluyen en un aquelarre de muerte y destrucción.

Anja Taylor-Joy
Alexander Skarsgard (en la imagen) interpreta al príncipe Amleth, en “The Northman”

La adecuación del guion de The Northman a la fuente primigenia, que alumbró al autor de Macbeth para vestir los determinantes actos de Hamlet, hace que no exista una clara identificación artística entre la conocida obra de teatro del bardo británico y lo que quiere mostrar el film de RE.

Un asunto que igualmente afecta al conjunto de personajes que aparecen en el largometraje, cuyo guion cambia sustancialmente los roles equivalentes a Ofelia (convertida en Ethel), la reina Gertrudis y el ambicioso rey Claudio (ahora nominado Feng).

Nota: Björk da vida a una bruja eslava, mientras Willem Dafoe se mete en los holgados ropajes del bufón Heimir.

Más información en

https://www.newregency.com

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language