Las Vegas, el feudo de Robert Urich

El recordado Jim Street, de "Los hombres de Harrelson", protagonizó entre 1978 y 1981 esta serie detectivesca, que alcanzó una notable popularidad entre los aficionados a programas del estilo de "Mike Hammer", "Los casos de Rockford" y "McMillan y esposa".

91
Vegas
Las Vegas se mantuvo en antena a lo largo de sesenta y ocho episodios

Robert Urich habría cumplido setenta y cuatro años el pasado 19 de diciembre; sin embargo, un cáncer le provocó la muerte en 2002, cuando únicamente contaba con cincuenta y cinco aniversarios.

No obstante, el intérprete de Los hombres de Harrelson y Enredo dejó antes de fallecer una carrera plagada de títulos famosos, más en la pequeña pantalla que en el séptimo arte. Dentro de su fogueado periplo profesional, Las Vegas marcó un hito en el currículo de Urich, experiencia que le aupó posteriormente para  encarnar al icónico detective Spenser.

Las Vegas surgió de la cabeza del prolífico Michael Mann (quien también estuvo implicado en la elaboración de Corrupción en Miami), como un intento de recuperar el aroma pulp de las novelas clásicas de detectives de los cuarenta y cincuenta.

Con semejante espíritu, el reputado cineasta de El último mohicano y Heat se presentó ante el poderoso y multimillonario Aaron Spelling: el hombre que dominaba la televisión estadounidense, en la época de los pantalones campana; y que cosechaba una ristra de éxitos audiovisuales, como Los ángeles de Charlie y Los hombres de Harrelson.

Mann acudió al despacho del padre de Tori con la idea de potenciar la urbe de Las Vegas, como edén de intrigas y misterios, y mezclarla convenientemente con un cuadro de personajes simpáticos y atrayentes, con los que enganchar a los espectadores que seguían a legendarios investigadores televisivos, del tipo de Colombo, Mike Hammer o Jim Rockford.

Las Vegas
Robert Urich (en la imagen) dio vida al activo Dan Tanna, en “Las Vegas”

Tal propósito pasaba por conseguir que el actor elegido para liderar el elenco de Las Vegas  acreditara el suficiente carisma, un agradable encanto, y la adecuada verosimilitud como defensor de las desamparadas víctimas que contrataban sus servicios.

Según estos parámetros establecidos por Michael Mann y el resto del equipo , Robert Urich se convirtió desde primera instancia en el alter ego perfecto para encarnar al elocuente Dan Tanna. El entonces treintañero había trabajado anteriormente bajo la batuta financiera de Spelling, en Los hombres de Harrelson; y en esos momentos era un galán en busca de la anhelada oportunidad para dar el salto al estrellato.

Al lado del esbelto actor nacido en Ohio, el glamur del Hollywood de antaño también supuso un elemento de importancia en el show, con la incorporación de Tony Curtis, quien caracterizó al chispeante y chanchullero Phillip “Slick” Roth: el dueño de varios hoteles y casinos en la ciudad del juego, al que Tanna sacaba de los numerosos apuros en los que este se veía inmerso.

LAS VEGAS FUE EL PRECEDENTE DE MUCHAS PRODUCCIONES

Pese a las diferencias dramáticas y argumentales, la serie interpretada por Robert Urich allanó el camino a obras posteriores, que hicieron de la urbe de los neones cegadores y las ensordecedoras máquinas tragaperras su extenso plató de rodaje, Entre ellas, la sugerente C.S.I: Las Vegas y la colorista y alocada Las Vegas (la serie liderada por Josh Duhamel) son quizá las más llamativas.

Sin embargo, Las Vegas de Aaron Spelling Porductions poseía un sello de autenticidad estética imposible de copiar. Semejante huella de identidad creativa venía generada principalmente por el diseño del personaje principal: el resolutivo Dan Tanna. Este excombatiente de la Guerra de Vietnam, al que le perseguían algunos asuntos de su pasado militar, fue el mayor aliciente para el éxito del serial. Mann imaginó a un detective elegante y atractivo, que derrochaba empatía hacia sus clientes; y el cual no renunciaba nunca a desplegar su vena seductora, a bordo de su Ford Thunderbird convertible de 1957, tan rojo como la tintura del simbólico demonio que lubricaba las avenidas de Las Vegas.

Tanna, siempre ataviado con vestimentas impecables, bien podría ser descrito como una especie de mixtura entre Magnum y Phillip Marlowe; un individuo al que le tiraban las investigaciones de todo signo y naturaleza (asesinatos, corrupciones, chantajes, secuestros…), y que poseía un ligero toque de ironía contextual.

Las Vegas
Tony Curtis (primero a la izquierda) fue uno de los grandes aciertos del casting de “Las Vegas”

Con este material, era muy difícil fracasar. Sin embargo, Spelling no quería correr riesgos innecesarios; y decidió testar el producto con la fórmula del crossover, antes del estreno definitivo.

De esta manera, Dan Tanna (con el físico de Robert Urich) apareció en un episodio de la tercera temporada de Los ángeles de Charlie. Las sensaciones de la colaboración fueron tan convincentes, que la emisión de Las Vegas comenzó en la cadena ABC, días más tarde del citado capítulo: concretamente, el 25 de abril de 1978.

A lo largo de las tres temporadas que la serie de los casinos se mantuvo en la programación, Urich compartió set de grabación con Lorne Greene, Kim Basinger, Melanie Griffith, Cesar Romero, Leslie Nielsen, Tanya Roberts, Lauren Tewes, Tori Spelling o Shelley Winters, entre otros; mientras quemaba cientos de kilómetros de escenas subido en su Ford, a lo largo del desierto de Nevada y del mítico Strip.

Al final, Las Vegas echó el cierre definitivo en las parrillas el 3 de junio de 1981; pero, después de su triunfalista presencia en las pantallas domésticas, Robert Urich consiguió apuntalar su merecida aura estelar.

Nota: Las Vegas usó Hawái y San Francisco como escenarios puntuales para dos de sus episodios.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language