Peter May y sus visiones

El autor escocés de la trilogía de Lewis publica "Enemigo invisible" (Catedral): un thriller sobre una pandemia mundial, que el narrador de "Entry Island" ideó quince años antes de la aparición de la Covid-19.

12
Peter May
Peter May desarrolla un relato, cuyos mimbres situacionales son muy parecidos a los que muestra la situación actual, con el coronavirus

Peter May desconocía en 2005 la existencia de la mutación vírica denominada coronavirus, que está masacrando salvajemente la población mundial en este fatídico 2020.

El literato escocés pensó hace tres lustros un argumento inspirado en la crisis de la gripe aviar, en el que Gran Bretaña vivía supuestamente un violento confinamiento por razones sanitarias y médicas, causado por la extensión rápida y mortífera de una pandemia invisible y asesina. Contexto que cobra una macabra relevancia, si se accede al momento actual que experimenta la tierra de Isabel II; una nación que se prepara para un cierre perimetral programado hasta principios de diciembre de este año, debido la elevada cifra de fallecidos y contagiados en las islas por la Covid-19.

Enemigo invisible (Catedral) es el título del mencionado y visionario texto: un relato surgido de una profunda pesadilla de tipo vírico, que numerosos editores rechazaron en 2005, por considerarlo demasiado exagerado y poco verosímil.

Por increíble que pareciera entonces, la realidad ha superado tristemente a la ficción; con un planeta que cuenta los fallecidos y afectados por el coronavirus en miles de víctimas, mientras la población asiste esperanzada ante comprensibles restricciones de movilidad y prácticas sociales.

Peter May
Peter May ha sorprendido a sus compatriotas, con “Enemigo invisible”

Pero Enemigo invisible no circunscribe su atmósfera de terror en torno al único elemento de la cruenta pandemia, que desencadena los hechos; sino que a ese tétrico componente se suma la aparición de un peligroso asesino en serie, apodado Pinkie (como el antihéroe creado por Graham Green, para su novela Brighton Rock). Un ingenioso juego de responsabilidades homicidas, que se nutre de la invisibilidad de las fechorías de ambos (pandemia y serial killer), y que dota a la trama de un impactante desarrollo criminal.

PETER MAY RINDE TRIBUTO AL MAESTRO GREEN

Junto a la utilización del apodo de Pinkie, la dependencia o recuerdo de las genialidades de Graham Green continúan más o menos presentes, a lo largo de la narración de Enemigo invisible. Entre los guiños más destacados está el encuentro entre el detective protagonista y el asesino, en el London Eye, que rememora la célebre escena de la noria vienesa de El tercer hombre (película que contaba con el guion de Graham Green).

Con independencia de los homenajes voluntarios al maestro del suspense, este inspirado libro de Peter May se hace fuerte por su naturaleza visionaria.

El texto está ambientado en la ciudad del Big Ben, mientras esta se encuentra asolada por una terrible pandemia, que causa miles de muertos en las calles. Tras el fallecimiento del primer ministro y de su familia, la urbe es tomada por el ejército; lo que da pie a violentas protestas, por parte de los temerosos ciudadanos.

En medio de este caos, el detective inspector Jack MacNeill se enfrenta a sus últimos días en la policía metropolitana. Un preludio de descanso profesional, que se ve sacudido cuando alguien encuentra los huesos de una niña, guardados en una bolsa escondida en un solar destinado a convertirse en un futuro hospital.

Peter May
Peter May es uno de los autores de thriller más valorados en Gran Bretaña

Las investigaciones pertinentes señalan que la pequeña es una joven de origen asiático; y pronto, el presunto asesino se identifica con el pseudónimo de Pinkie. Poco a poco, este ser que se alimenta de las sombras y la oscuridad comienza a acosar a MacNeill; al tiempo que acaba sucesivamente con la existencia de los distintos testigos de sus fechorías, que podrían aportar alguna luz respecto a su identidad.

El rompecabezas planteado por May funciona por su alto componente de incitación visual, y por su prosa directa y visceral; que permite reflexionar sobre la trágica situación que experimenta el planeta Tierra, ante un virus genocida de rápida propagación.

A veces, incluso las pesadillas diseñadas por una máquina de escribir sobre un folio en blanco quedan superadas por la capacidad de destrucción que se cierne sobre la realidad perceptible, y sobre las rutinas quebradizas de los hombres, mujeres y niños…

Más información en

https://www.grupoquorum.com/

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language