Caravaggio y su sombra

Michele Placido recurre a la figura del genial pintor barroco, en el film "L'ombra di Caravaggio", que el actor, director y guionista tiene previsto grabar en los próximos meses, en distintas localizaciones de Italia y Malta.

10
Caravaggio
Caravaggio está interpretado en la película por Riccardo Scamarcio (en la imagen)

Caravaggio, bautizado en la pila como Michelangelo Merisi di Caravaggio, no llegó a los cuarenta años de edad; pero su talento solo necesitó unas pocas décadas, para definir el estilo de uno de los más inmortales artistas de la historia de la plástica.

La luz que amortiza la carnalidad de los modelos; la capacidad para retorcer la estética dogmática de signo eclesiástico; la inteligencia para reinterpretar las escenas de la Biblia, sin por ello ser vetado por los grandes prelados del clero y los señores de la nobleza; la portentosa singularidad y valentía para elevar a las prostitutas y a los mendigos a los altares de la santidad… Las inalcanzables virtudes pictóricas del maestro milanés del claroscuro le dotaron de un aura de leyenda; a la vez que sus constantes gustos por los bajos fondos le situaron en una atractiva esfera de malditismo autodestructivo, hipnotizador y subyugante.

Esta condición de outsider a caballo entre los siglos XVI y XVII, como si fuera una estrella del rock en eterna pelea con las tradiciones y las normas, es precisamente la que ha obsesionado a Michele Placido (el recordado comisario Corrado Cattani, de la serie La piovra) a lo largo de cuatro intensos años de luchas y sinsabores profesionales; hasta que al final ha podido hacer realidad el sueño de comenzar la grabación de L’ombra di Caravaggio.

Con el apoyo de Goldenart Production, y la colaboración de Rai Cinema, el cineasta nacido en la región transalpina de Puglia inauguró el rodaje el pasado mes de septiembre. Un inicio que se vio frenado por la segunda ola de la pandemia de la Covid-19, pero que goza de avales suficientes como para conseguir que el largometraje llegue algún día a las salas de exhibición.

Caravaggio
Caravaggio ha obsesionado a Michele Placido, hasta conseguir el visto bueno para iniciar el rodaje de “L’ombra di Caravaggio”

El actor italiano Riccardo Scamarcio (La flecha negra) es el encargado de meterse dentro del agitado cuerpo de Caravaggio. Una caracterización que el intérprete alumbrado en Trani pretende llevar a los extremos de la pasión pictórica y humana, de la que hacía gala el autor de la titánica obra Judith y Holofernes. Intensa misión en la que Scamarcio obtiene apoyo dramático de compañeros tan solventes como Isabelle Huppert (Madame Bovary), Louis Garrel (Mujercitas), y el propio Michele Placido (quien se reserva la parte del protector Cardenal del Monte).

CARAVAGGIO, A 24 FOTOGRAMAS POR SEGUNDO

El guion de L’ombra di Caravaggio comienza en 1600, diez años antes de la muerte del artista. En esa época, Michelangelo Merisi se bebía con ansiedad su angustiosa existencia, sometida a los rigores de las impactantes imágenes que le asaltaban a todas horas, y a los volantazos emocionales de una vida de excesos burdelescos y perversiones callejeras. Una realidad al borde del abismo, en la que entra en juego el personaje de la sombra (a la que da vida el intérprete francés Louis Garrel). Semejante ser inmaterial y siniestro persigue al protagonista de una manera casi fáustica, y le hace darse cuenta del mortuorio destino hacia el que este se encamina.

Placido centra la atención de la película en la dualidad mantenida entre el sueño y las percepciones verificables; argumento ideado por Sandro Petraglia, Fidel Signorile y él mismo, para ofrecer a los espectadores una imaginativa visión del maestro lombardo. Espectáculo introspectivo, que se aleja bastante de la recreación efectuada por el británico Derek Jarman en 1986, dentro de la movie Caravaggio.

Caravaggio
Derek Jarman mostró su visión cinematográfica de Caravaggio, en el homónimo film de 1986

Personajes tan determinantes como Costanza Sforza Colonna (musa y modelo de Caravaggio) y el Cardenal del Monte (valedor del pintor, cuando este deslumbraba con sus primeros lienzos) pasean por el libreto de L’ombra di Caravaggio, en calidad de testigos excepcionales de la agitada rutina del creador tenebrista.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language