Daniel Craig, after 007

El actual James Bond parece que colgará el arma y su licencia para espiar, en "Sin tiempo para morir". Una decisión que está llevando al actor británico a barajar diferentes proyectos, como la adaptación al cine de la novela "The Creed of Violence", del autor estadounidense Boston Teran.

9
Daniel Craig
Daniel Craig (en la foto) estaría encantado de regresar como el detective Benoît Blanc, en la futura secuela de “Puñales por la espalda”

Daniel Craig encarnó por primera vez al icónico agente 007 en el ya lejano 2006, dentro del film Casino Royale. Desde entonces, la carrera del esposo de la también actriz Rachel Weisz ha estado especialmente ligada al personaje ideado por Ian Fleming; hasta el punto de mermar la participación del intérprete nacido en Chester en otros títulos de seductora factura artística.

Esta realidad se hizo patente, cuando Craig rodó Puñales por la espalda; donde demostró que sus virtudes escénicas y dramáticas estaban en plena forma. Tal hecho animó a Daniel a plantear a la familia Broccoli el dilema de abandonar al agente del MI-6 al que encarnaron antes que él Sean Conney, Roger Moore y Pierce Brosnan (entre los más destacados); cuando se produzca el ansiado estreno de Sin tiempo para morir. Aunque el anuncio no es determinante aún, parece que la cosa va en serio; ya que los productores han empezado a testar nombres de posibles sustitutos, tan solventes como Henry Cavill y Tom Hardy.

Por su parte, Craig ya empieza a valorar otros proyectos, en los que seguir avanzando con su notable carrera delante de las cámaras. Uno de estos trabajos iba a devolver a la estrella inglesa a la televisión, con la adaptación de Purity: la premiada novela de Jonathan Franzen. Pero, al final, esta empresa se ha venido abajo, con el abandono de Showtime como principal compañía financiera.

Un revés que no ha resultado del todo mal para el protagonista de Resistencia, ya que el director de la serie cancelada (Todd Haynes) es el mismo que se hará cargo de una de las grandes apuestas de DC, después del intenso rodaje de James Bond’25: The Creed of Violence.

Daniel Craig
Daniel Craig tiene previsto abandonar el personaje de James Bond, tras “Sin tiempo para morir”

El autor estadounidense Boston Teran elaboró el argumento de The Creed of Violence como si fuera un western ambientado en 1910, en el que se mezcla una trama de corrupciones en distintos ámbitos institucionales, asesinatos sangrientos, masacres perfumadas con pólvora, y mafias dominadas por el salvajismo y la bestialidad.

DANIEL CRAIG TIENE UNA CITA EN MÉXICO

Antes de su estado actual (con el guion diseñado por Field y Teran), el proyecto cinematográfico de The Creed of Violence llevaba años circulando por los estudios; aunque sin despegar plenamente, por diversas razones. Durante todo ese periplo, el director californiano Todd Field (Juegos secretos) ha sido su más firme defensor, desde que cayó entre sus manos el texto confeccionado por Boston Teran.

Primero, Field consiguió convencer a Leonardo DiCarpio, para que encarnara al personaje principal de la obra. Sin embargo, su pronta negativa hizo que los ojos del creador se dirigieran hacia Christian Bale. Cuando este también se bajó del proyecto, TF se acercó a Daniel Craig, quien ya había dejado entrever que sus días como James Bond estaban llegando a su fin.

El intérprete británico, que había sorprendido a Field por su versatilidad y soltura en Puñales por la espalda, se erigió entonces como una de las opciones más claras y efectivas para liderar el elenco de The Creed of Violence, debido a su dureza impresa y a su capacidad para matizar el sentido de la violencia escénica. Unas características que le pueden convertir en el el alter ego ideal de Rawbone: el criminal y conductor de poca monta, que domina la novela de Boston Teran.

Daniel Craig
The Creed of Violence es un thriller de alta gradación criminal

Rawbone (rol de modelaje clásico) es el tipo al que Craig deberá poner físico, en caso de que el proyecto se convierta por fin en una película. Un individuo que es contratado para infiltrarse en una peligrosa banda de asesinos y delincuentes, asentada en el México revolucionario de 1910.

Junto a él, un camión, y un cargamento de indudable valor; un joven agente federal llamado John Lourdes intentará desarticular un peligroso y complicado entramado de corrupción y asesinatos, que amenaza con acabar con el bienestar de muchos ciudadanos inocentes.

Allí, en Sierra Blanca, el último James Bond podrá quitarse definitivamente el smoking oscuro del agente secreto al servicio de su majestad, y vestir las raídas prendas de un tipo pendenciero y agreste como Rawbone. Ropaje que precedería -siempre supuestamente- una nueva aventura del singular Benoît Blanc, en la esperada segunda entrega de Puñales por la espalda.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language