Richard O’Sullivan ya no cocina

Este actor británico se hizo famoso con el papel de Robin Tripp, el protagonista de las comedias televisivas "Un hombre en casa" y "El nido de Robin". Tras abandonar su carrera interpretativa en 1996, ahora reside en el hogar para gente del espectáculo llamado Brinsworth House, en Inglaterra.

107
Richard O'Sullivan
Richard O’Sullivan (en la foto) fue uno de los actores británicos más famosos, durante la década de los setenta

Richard O’Sullivan siempre será para miles de espectadores, por mucho tiempo que pase, el ocurrente y divertido estudiante de cocina llamado Robin Tripp. Y eso que el intérprete londinense también dio vida a un incauto Ptolomeo XIII, en la mítica cinta Cleopatra (Joseph Leo Manckiewicz, 1963), y al legendario bandolero Dick Turpin.

Nacido en Chiswick, en 1944, Richard comenzó en el mundo del espectáculo con apenas diez años, merced a su desparpajo, y a su habilidad para soltar de manera natural los diferentes diálogos que caían entre sus manos. Primero como un juego, y luego como un medio para ganarse la vida, el entonces pequeño debutó en el cine junto a dos estrellas de reconocido nivel dramático, como Alida Valli y Trevor Howard, en el film La mano del extranjero (Mario Soldati, 1954). Mientras que en televisión lo hizo en un breve pero notable papel, en la adaptación de las novelas de Sherlock Holmes realizada en 1954, y protagonizada por Ronald Howard (hijo de Leslie Howard).

Tras estos trabajos, O’Sullivan tuvo que mejorar su dicción (demasiado fuerte, para el gusto de la época, debido a la emigración familiar a Irlanda), y seguir explotando su faceta de niño simpático y resultón; el cual esparcía sus frases con una inusitada frescura. Semejantes armas escénicas, animaron al capitalino a enfocar su actividad laboral hacia la comedia; don humorístico que RO practicó por primera vez con buenos resultados, en la alocada movie Carry on Teacher (Gerald Thomas, 1959).

Richard O'Sullivan
Richard O’Sullivan triunfó gracias a sus dotes naturales para la comedia

Sin embargo, y pese a que el vecino de la urbe del Big Ben estuvo involucrado como teenager en titánicos proyectos del estilo de Cleopatra, fue al bordear la treintena, cuando el británico alcanzó sus mayores logros interpretativos; al lado de la Thames Television, y de series tan inolvidables como Un hombre en casa (1973-1976) y El nido de Robin (1977-1981).

RICHARD O’SULLIVAN FUE UNA ESTRELLA EN LA PEQUEÑA PANTALLA

Corría el año 1973, después de haber llamado la atención de los ejecutivos de la industria audiovisual con Doctor en casa, cuando Richard O’Sullivan accedió a la obra que le convertiría en un icono de las ficciones a seiscientas veinticinco líneas: Un hombre en casa.

Este proyecto, elaborado por Johnnie Mortimer y Brian Cooke, exploraba en clave humorística las posibilidades de convivencia entre tres jóvenes compañeros de piso: dos chicas y un chico, Con la tensión sexual siempre presente en los gags y episodios, los personajes bromeaban constantemente sobre los comportamientos machistas, y sobre las tesis de libertad amatoria que preconizaba la era de la contracultura y los pantalones campana. A lo largo de las seis temporadas que duró esta producción, Robin Tripp (el estudiante de cocina al que puso físico O’Sullivan), la ambiciosa y cerebral Chrissy Plummer (Paula Wilcox) y la infantil Jo (Sally Thomsett) fueron los reyes de la parrilla de programación en Gran Bretaña, junto a los recordados George y Mildred Roper.

El final del serial, con la separación definitiva entre Robin y Chrissy, dejó un profundo vacío en las sitcoms made in the UK; por lo que los ejecutivos de la Thames decidieron probar suerte con dos spin-off , inspirados en la añorada Man About the House: El nido de Robin, y George y Mildred. Richard O’Sullivan solo participó en el primero de ellos, encarnando nuevamente a Tripp, quien se lanzaba a abrir su propio restaurante, junto a su novia Vicky (Tessa Wyatt) y al padre de esta.

El público no abandonó al actor londinense en su recién iniciada aventura profesional, y El nido de Robin se mantuvo en antena durante seis temporadas.

Richard O´Sullivan
Richard O’Sullivan participó en el film “Cleopatra”

Después de dar por finiquitado su rol de Robin Tripp (no sin antes escribir un libro, con las recetas de tan querido papel), O’Sullivan cambió de tercio, para regresar a las pantallas con los ropajes del siglo XVIII y un pañuelo en la boca, en el serial titulado Dick Turpin (1979-1982).

Las hazañas de este mítico y arriesgado salteador de caminos supusieron un nuevo éxito en el CV del londinense, ahora en colaboración con la London Weekend Television. Un idilio mediado por los excelentes números en el share de audiencias alcanzados con la LWT, que alumbraron la grabación de Me and My Girl (1984-1988), donde el otrora Ptlomeo XIII dio vida a un agobiado e ingenioso viudo, con una niña a su cargo.

Me and My Girl fue sin duda la interpretación con la que RO se despidió de los laureles audiovisuales. Su salud precaria, y la imposibilidad para conseguir buenos papeles, hicieron que la TV star setentera colgara los bártulos dramáticos en 1996, retirándose de toda actividad relacionada con el mundo de la actuación.

Un ataque al corazón en 2003 hizo que Richard perdiera parte de su movilidad, y tuviera que irse a vivir a Brinsworth House: un hogar para gente dedicada al espectáculo, ubicado en Twickenham, Inglaterra. Aunque para sus admiradores, O’Sullivan siempre lucirá largas patillas oscuras y seguirá lanzando puyas a Chrissy y a Jo, como hacía el elocuente e irónico Robin Tripp.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language