Lucas Tanner, un profesor diferente

Esta serie de la NBC dio una amplia popularidad a su protagonista, el estadounidense David Hartman, quien decidió acabar con su carrera como actor nada más cancelarse la producción, en 1975.

17
Lucas Tanner
Lucas Tanner solo estuvo una temporada en antena

Lucas Tanner empezó con mal pie en la parrilla de programación en Estados Unidos, al tener que sustituir a la exitosa La casa de la pradera.

En esa época, la cadena NBC buscaba afanosamente una historia capaz de interesar a toda la familia, de los hijos a los padres y abuelos, para no notar demasiado el vacío de share dejado por el fin de la primera temporada de las aventuras de Charles Ingalls y de la imaginativa Laura. Por semejante motivo, los responsables de la potente empresa audiovisual se fijaron en la idea de Jeremy McNeely (Tres en la carretera), sobre un profesor con métodos diferentes de enseñanza, al que le gustaba sacar lo mejor de sus alumnos.

El proyecto centraba su atención en los dramas que se experimentaban en las aulas del ficticio instituto Harry S. Truman, en Missouri (USA); al que acudía por diferentes motivos un grupo de estudiantes conflictivos, residentes en Websters Grove (un suburbio de St. Louis). Precisamente, la intención de trasladar allí la grabación del serial supuso un cambio en las prácticas habituales del canal, y contribuyó a aportar credibilidad al resultado final de la obra.

Como figura principal de los 23 episodios estaba el carismático ex jugador de béisbol Lucas Tanner: un viudo con ganas de retomar su existencia tras un hecho traumático; el cual decidía reciclar sus aptitudes profesionales como maestro de inglés.

Lucas Tanner
Lucas Tanner aún era de los que escribía su nombre en la pizarra

Pero, más allá de la empatía transmitida por el personaje que encarnó con brillantez el desconocido David Hartman (La isla del fin del mundo); Lucas Tanner alcanzó también notoriedad por la presencia del singular e inteligente pequeño Glendon Farrell (Robert Anthony Rist). A este tándem se unió al casting la elocuente Margaret Blumenthal (Rosemary Murphy).

Aunque, independientemente del cuadro regular de intérpretes, el verdadero imán estaba en los actores invitados en cada una de las entregas, entre los que encontraban unos jóvenes Mark Hamill (dos años antes de convertirse en Luke Skywalker), Kathleen Quinlan (Horizonte final) y William Kirby Cullen (La conquista del Oeste), entre otros.

LUCAS TANNER BUSCABA EL TALENTO DE SUS PUPILOS

El arranque de Lucas Tanner era muy del estilo setentero, con una sintonía pegadiza (compuesta por Richard Clements), y una sucesión de imágenes que narraban en menos de un minuto el leitmotiv del serial. La escena del profesor protagonista escribiendo su nombre con tiza en la pizarra, para presentar sus credenciales a la clase, era muy parecida a la de John Houseman, en Vida de estudiante, aunque el ilustre Charles W. Kingsfield, Jr. intimidaba bastante más que Tanner.

En el capítulo piloto, los espectadores se enfrentaban con el drama personal de LT; alguien que en el pasado fue un famoso deportista y comentarista televisivo, que naufragó emocionalmente al perder a su esposa. Sin ánimos para seguir en el mundo mediático, el hombre acepta un puesto como consejero educativo y profesor de inglés. Y lo hace en una escuela secundaria de la América profunda, a la que pocos de sus colegas quieren ir; conformada por una población menor de 18 años dada a la delincuencia y al fracaso académico.

Lucas Tanner
Lucas Tanner desarrollaba una simpática amistad con su pequeño vecino

Robos, extorsiones, drogas, peleas… Los diversos problemas a los que se enfrentaba Mr. Tanner tuvieron a los espectadores en vilo a lo largo de los 23 capítulos de los que constaba el serial. Sin embargo, las cifras de audiencia no lograron igualar los sorprendentes números de su predecesora en la misma franja horaria, La casa de la pradera; por lo que al final la producción fue cancelada.

David Hartman estaba tan implicado en el proyecto, que abandonó su carrera como actor, para dedicarse a su faceta como periodista televisivo, en el magazine Good Morning America. Ahora, los aficionados a los documentales pueden contemplar su labor, en algunos de los programas del canal Historia.

Nota: A raíz de la serie, el escritor Richard Posner elaboró la novela Lucas Tanner: A Question of Guilt.

Lucas Tanner fue estrenada en España en 1979.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language