Leif Garrett, ídolo teen en los setenta

El intérprete y músico californiano levantó pasiones entre las adolescentes de hace más de cuatro décadas, con su pelambrera rubia y sus papeles juveniles en series como "Tres en la carretera" y "La Familia".

19
Leif Garrett
Leif Garrett (en la imagen) arrasó en los setenta, tanto en la televisión como en las carpetas de las escolares

Leif Garrett parecía estar en todas partes, en la época en que imperaban los pantalones campana y las melenas a lo guerreo vikingo.

Las jóvenes de esos añejos tiempos de contracultura y engrandecimiento del rock pusieron por un tiempo a este entonces teenager en el pedestal de los donjuanes con cara de niño y sensualidad candente; y fruto de semejante honor, el norteamericano alimentó un enloquecido fenómeno fan de naturaleza beatlemaníaca, que le situó por encima de muchos otros colegas de oficio, y le convirtió en el preferido entre los gritos enfervorecidos de las audiencias femeninas comprendidas de las doce y las dieciocho primaveras. Todo un handicap bajo el que Garrett desarrolló una irregular carrera interpretativa, conjuntada por papeles en series y películas de variado género y factura; faceta que el muchacho nacido en Hollywood alternó con grabaciones de discos, generados al albor de su éxito popular.

Leif era, por así decirlo, como el sucesor extraoficial de David Cassidy; algo que el angelino disfrutó al máximo, con adiciones a sustancias dopantes y excesos incluidos (abismos existenciales que Leif explicó en el programa Celebrity Rehab with Dr. Drew).

Independientemente de las experiencias más o menos truculentas del hermano de la también actriz Dawn Lyn, lo que sí se puede asegurar es que el actor fue un auténtico icono en los setenta. Un artista de escaso recorrido triunfalista, cuyo sendero estelar comenzó cuando este contaba sólo cinco años. Un alumbramiento prematuro, merced a su físico atrayente y a su frescura ante las cámaras, que le proporcionó su primera gran oportunidad a los siete tacos, en el filme Bob, Carol, Ted y Alice (Paul Mazursky, 1969).

Leif Garrett
Leif Garrett alcanzó su mayor popularidad en España con la serie “Tres en la carretera”

Tras este inicio, los productores se fijaron en el potencial de Leif; y pronto le llegaron colaboraciones en célebres seriales, como Mis adorables sobrinos (1970), Cannon (1971) y La ley del revólver (1972). Un deslumbrante escaparate de actuaciones infantiles, que apuntaló con su caracterización como el hijo del sherif Buford Pusser, en la película Pisando fuerte (Phil Karlson, 1973).

LEIF GARRETT QUEMÓ PRONTO SU MATRIMONIO CON EL ÉXITO

Dos temporadas después del estreno de Pisando fuerte, el que fuera pareja de la actriz Nicollette Sheridan fue fichado para uno de los títulos más relevantes en su currículo profesional: un serial viajero nominado Tres en la carretera (1975). La historia de este singular show se hacía eco de las aventuras por el asfalto made in USA del viudo Pete Karras (Alex Rocco), y de sus dos hijos: John (Vincent van Patten) y Endy (Leif Garrett). Los doce capítulos de esta producción del canal CBS cosecharon legiones de seguidoras, que eligieron a LG como el objeto de sus deseos más desenfrenados.

Tal fue el tirón del rubio intérprete de entonces catorce otoños, que -en 1976- Atlantic Records le proporcionó un suculento contrato en exclusiva, para que aprovechara su fama en el terreno musical. No se puede decir que las dotes artísticas de Leif como cantante fueran especialmente sobresalientes, pero sí obtuvo hits de cierta pegada discotequera, como Come Back When You Grow Up o The Wanderer.

Leif Garrett
Leif Garrett fue una estrella de la televisión durante menos de un lustro

Los buenos resultados de Tres en la carretera ayudaron a que el ídolo teen de la pelambrera cardada intentara prolongar la conexión con sus fans a través de otros seriales, del estilo de La Familia (1976-80). Un flirteo con la fama de tintes efectivos, que alcanzó el punto culminante con el breve papel de Leif en la generacional cinta titulada Rebeldes (Francis Ford Coppola, 1983).

A partir de esta excelente muestra del cine pandillero y outsider, la carrera de Garrett cayó en picado, salpicada por el rastro que las numerosas adicciones a sustancias prohibidas empezaban a dejar en su desangelado físico. Filmes de acción facilona y thrillers con guiones poco inspirados conformaron desde entonces el CV de la otrora estrella juvenil.

Un camino de supervivencia complicada, que tuvo un atisbo de luz con su colaboración en la reivindicativa cinta Dickie Roberts: Ex niño prodigio (Sam Weisman, 2003); donde LG se interpretó a sí mismo, en calidad de juguete roto por una industria que le dio todo casi sin esperar nada, para luego perderlo en un chispazo.

Actualmente, Leif Garrett sigue prolongando su trayectoria como actor y músico (entre lo más reciente está su unión con el artista del punk rock Craig Else); además de haber rendido cuentas con su yo pretérito en sus memorias, recopiladas en el volumen Idol Truth.

Leif Garrett
Portada de la biografía de Leif Garrett: “Idol Truth”

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language