The Texas Wheelers

La serie que lanzó a la fama al actor Mark Hamill, tres años antes de ser escogido para protagonizar "La guerra de las galaxias", acredita cuarenta y cinco años de antigüedad desde la emisión del primer episodio, fechada el 13 de septiembre de 1974.

7
The Texas Wheelers
Mark Hamill (en la foto) contaba apenas 23 años, cuando protagonizó “The Texas Wheelers”

The Texas Wheelers no logró alcanzar el éxito en su época, pero el tiempo ha revalorizado esta alocada comedia de ocho episodios, producida por Chris Hayward; la cual estaba basada en una idea original del guionista Dale McRaven (responsable de seriales tan recordados como Mork & Mindy).

En el momento de emisión de Cosas de chicos (título que la obra televisiva adquirió en España), la cadena estadounidense ABC solo aguantó los cuatro primeros capítulos en antena, después de comprobar la imposibilidad de hacer sombra en la parrilla de programación a Los casos de Rockford.

El estilo desenfadado de The Texas Wheelers no convenció a las audiencias de 1974, mucho más interesadas en seguir las tramas policiales de persecuciones asfixiantes, y los westerns con aroma a muchos de los clásicos cinematográficos del género. Sin embargo, el estilo de la producción protagonizada por la familia Wheeler inspiró a futuros éxitos de la pequeña pantalla made in USA, como Los Duke de Hazzard.

Ese atractivo inherente a la historia fue esencial para que MTM Enterprises no dudara ni un momento en apoyar la elaboración de Cosas de chicos, máxime a partir de la confirmación del veterano Jack Elam, como el malhumorado y desastroso Zach (el patriarca del clan). Un rostro reconocible por los espectadores a través de películas como Hasta que llegó su hora (Sergio Leone, 1968) y Cuatro tíos de Texas (Robert Aldrich, 1963).

El sólido intérprete nacido en Miami, cuya mirada icónica estaba provocada por la ceguera accidental de su ojo izquierdo, fue el pilar necesario para potenciar el proyecto; al que pronto se unieron dos actores emergentes con suficientes armas para triunfar en mundo del espectáculo, que empezaban a despegar en la industria audiovisual: Gary Busey y Mark Hamill.

The Texas Wheelers
The Texas Weelers reunió un reparto de estrellas emergentes, desplegado en torno a la figura de Jack Elam

Gary Busey contaba treinta años, en el momento en que se incorporó al rodaje de Cosas de chicos. Sin embargo, pese a su juventud, la carrera del rubio agente del FBI de Depredador 2 ya gozaba de algunos títulos significativos en la televisión y el cine.

Por su parte, Mark Hamill estaba en pleno esfuerzo por mostrar sus dotes dramáticas en pequeños papeles, incluidos en conocidas series de finales de los sesenta y principios de los setenta (roles de cualquier naturaleza y condición). No obstante, el personaje del simpático universitario Doobie Wheeler le dio un importante impulso a sus aspiraciones profesionales.

THE TEXAS WHEELERS APUNTALÓ EL ASCENSO ESTELAR DE LUKE SKYWALKER

Los ocho episodios de los que consta Cosas de chicos empiezan con el regreso al hogar familiar de Zach Wheeler (Jack Elam): el patriarca del clan. Este padre un tanto irresponsable había abandonado a su prole hacía algunos lustros, y su vuelta está condicionada por el fallecimiento de la madre.

Al principio, sus descendientes parecen no querer saber nada de Zach, y el que se muestra menos entusiasmado con la noticia del reencuentro es Truckey (Gary Busey): el mayor de los hermanos. Mientras, el enérgico Doobie (Mark Hamill) y los pequeños Boo (Karen Obediear) y T.J. (Tony Becker) se quedan a la expectativa, siempre al lado de las decisiones tomadas por Truckey.

Las aventuras, peleas, líos y desavenencias mantenidas por los miembros de los Wheeler conforman los capítulos de esta serie, cuya emisión fue troceada por la ACB: cuatro episodios fueron visionados en 1974, y los otros cuatro en 1975.

The Texas Wheelers
The Texas Wheelers se ha revalorizado con el paso de las décadas

El transcurso de los años ha hecho que Cosas de chicos haya adquirido un aura de tintes peculiares y atrayentes, sobre todo para los seguidores de Mark Hamill, y de su posterior caracterización como Luke Skywalker. Sin duda alguna, los inicios del intérprete californiano en la pequeña pantalla -en series como esta y Con ocho basta– abrieron la posibilidad a que George Lucas confiara en el joven venteañero escasamente conocido a nivel internacional, para liderar uno de los largometrajes más determinantes de la ciencia ficción de las últimas cuatro décadas.

Gary Busey no llegó tan lejos como su estelar hermano mediano en The Texas Wheelers, pero su solidez y eficacia le han reportado un currículo más que brillante en calidad de secundario, que todavía alimenta con títulos de notable tirón comercial.

Menos suerte corrieron los pequeños de la familia: T. J. (Tony Becker) y Boo (Karen Obediear). Tony siguió con los clanes a seiscientas veinticinco líneas, con su participación en Los Walton, pero sus posteriores colaboraciones no han sido especialmente remarcables. No obstante, Karen fue la que tuvo peor suerte; ya que la actriz falleció en 2009, a la temprana edad de 46 años.

Nota: El tema central de The Texas Wheelers llevaba por título Illegal Smile, y corrió a cargo de country singer John Prine.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language