Max von Sydow y su último rodaje

El legendario actor sueco de "El manantial de la doncella" trabajó en la película "Echoes of the Past", antes de su fallecimiento el pasado 8 de marzo.

7
Max von Sydow
Max von Sydow no dudó en colaborar con el cineasta Nicholas Dimitropoulos, en la trágica historia de “Echoes of the Past”

Max von Sydow acumulaba más de siete décadas de escenarios y personajes, cuando el actor nacido en Lund falleció el pasado 8 de marzo en su residencia parisina, y acompañado por sus familiares más directos.

En su legado artístico quedan para la eternidad sus insuperables colaboraciones con el cineasta Ingmar Bergman; sus sorprendentes caracterizaciones en El exorcista y Pelle el Conquistador; o sus incursiones en las obras de directores emergentes a los que triplicaba en edad, sin importar la nacionalidad o el presupuesto que estos artistas de nuevo cuño manejaban para hacer realidad su sueño transformado en imágenes. Creadores normalmente carentes de egocentrismos vacuos, a los que el intérprete nórdico escogía por la pasión que le inspiraban las empresas que le proponían.

Precisamente, la última aventura cinematográfica en la que se vio inmerso Carl Adolf von Sydow lleva el sello de uno de esos realizadores de juventud relativa, al que regaló su inmensa experiencia ante las cámaras; un filmmaker llamado Nicholas Dimitropoulos (Alter Ego). El largometraje resultante de tan intensa colaboración se titula Echoes of the Past; movie  de tintes bélicos, donde el mítico actor de El rostro encarna a un entristecido superviviente de la masacre de Kalávrita (también conocida como el holocausto de Kalávrita).

Max von Sydow
Max von Sydow (en la imagen) nunca perdió su aura de actor especialmente icónico

Dimitropoulos entrega el personaje del dolorido Nikolaos Andreu, en su etapa de hombre envejecido y aquejado de un cáncer mortal, a un Max von Sydow de miradas contundentes y elocuente lenguaje gestual.

Un papel moldeado a base de recuerdos, que relata su historia a modo de flashback, cuando fue testigo de la matanza de todos los hombres de su poblado (Kalávrita), a mano de los invasores nazis.

MAX VON SYDOW, ACTOR HASTA EL FINAL

La elevada y profunda figura de Max von Sydow sirve para personificar el terror colectivo que describe el guion de Dimitros Katsantonis. Una regresión hacia el horror, pautada a través de la grave voz de la estrella sueca, y que tiene su destino en la sanguinaria época de la Segunda Guerra Mundial, hundida los agrestes parajes de Grecia.

Los acontecimientos de los que se ocupa el filme tuvieron lugar el 13 de diciembre de 1943, cuando toda la población masculina de Kalávrita fue ejecutada por orden del comandante general Karl von Le Suire, como represalia por la muerte a manos de la resistencia helena de 78 soldados teutones.

El cuidado timbre de Von Sydow repasa en primera persona los espeluznantes hechos sucedidos en el masivo asesinato, perpetrado en la tierra de la Acrópolis. Unos crímenes que quedan enmarcados en un cuadro delirante de búsqueda de justicia, recuerdos necesarios, y un anhelo suplicante por hallar de una vez por todas la paz individual.

Max von Sydow
La masacre de Kalávrita es una de las matanzas de civiles más salvajes, perpetradas por las tropas nazis durante la ocupación de Grecia

La acción de Echoes of the Past arranca con la confesión de Nikolaos Andreu (Max von Sydow) a la letrada Carole Martin (Astrid Roos), sobre su testimonio respecto al llamado holocausto de Kalátriva.

Estas palabras dan pie para la recreación in situ del bestial programa de ejecuciones llevado a cabo por las tropas del Tercer Reich. Un ejercicio de inspiración memorística, en el colaboran actores tan conocidos como Richard Chamberlain (Shogun) y Alice Kridge (Carros de fuego).

Más información en

https://www.facebook.com/Echoes-Of-The-Past-The-Movie-271936290330930/

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language