Kafka en la era del Brexit

Ian McEwan recurre a "La metamorfosis", para configurar "La cucaracha" (Anagrama Editorial): un brillante y sarcástico cuento o pesadilla, sobre insectos transformados en políticos.

12
Kafka
Franz Kafka es el referente principal de la nueva obra del británico Ian McEwan

Kafka deslumbró al mundo literario, cuando en 1915 presentó su novela La metamorfosis: una inigualable tesis sobre la incongruencia humana, protagonizada por un individuo transformado en insecto.

Más de cien años después de la aparición de la citada obra maestra, el autor británico Ian McEwan aposenta su imaginación sobre el héroe confundido que fue Gregorio Samsa, para idear una historia llena de humor y sarcasmo; en la que el Reino Unido de la época del Brexit comparece retratado con la contundencia de los espejos de feria.

Aquella mañana, al despertar de un intranquilo sueño, Jim Sams, inteligente pero de ningún modo profundo, se vio convertido en una criatura gigantesca. Durante un rato largo permaneció de espaldas (no era su postura favorita) y miró con consternación sus lejanos pies y sus escasas extremidades. Solo cuatro, naturalmente, y del todo inmóviles. Las patitas morenas por las que sentía ya cierta nostalgia se habrían agitado alegres en el aire, aunque inútilmente. Seguía inmóvil, decidido a no caer en la histeria…“. Con tales frases de travestismo existencial comienza La cucaracha (Editorial Anagrama): libro basado en la recordada obra de Franz Kafka, con el que el responsable de Cáscara de nuez analiza la idiosincrasia parlamentaria del país dispuesto a abandonar la Unión Europea. el próximo 31 de enero de 2020.

Kafka
Ian McEwan construye una sátira contemporánea, sobre la clase política en el Reino Unido

Repleto de situaciones hilarantes, el texto del narrador nacido en Aldershot (GBR) se abre ante los ojos del lector como un mosaico de posicionamientos delirantes, donde la irracionalidad en los actos del protagonista y de su camarilla de seguidores demuestran la peligrosidad que reside en estar gobernados por una élite de insectos, devenidos en políticos.

KAFKA NO PIERDE FUELLE EN EL SIGLO XXI

Una ingenua e irreflexiva cucaracha descubre un buen día que su cuerpo se ha tornado en el algo misterioso y enorme; una masa de carne y huesos que no posee la destreza de antes, y que se contrae y expande por mecanismos extraños y sorprendentes.

Este Prometeo surgido del orden de los blatodeos adquiere el nombre de Jim Sams; y, entre sus numerosos accesorios, está el de detentar la cartera de Primer Ministro de la nación comandada por Isabel II.

Llegados a este punto, la pregunta es obvia: ¿qué hará una cucaracha en un lugar tan importante, dentro del concierto planetario?

McEwan descubre a golpe de página que los pasos seguidos por el insecto no van a ser muy diferentes a los emprendidos por sus alter ego nacidos humanos, los cuales copan las portadas de los periódicos y los informativos televisados.

Resulta inevitable que, en la mente de los que se acerquen a semejante trama, planeen Boris Johnson y su gabinete ministerial; aunque las referencias claras y directas no están presentes en esta inteligente y adictiva novela del creador de Sábado.

Kafka
Franz Kafka puso en primer plano la incongruencia del ser humano, en su novela “La metamorfosis”

A través de esta cucaracha con traje de los caros y corbata de seda, el personaje nominado Sams pone en jaque las normas del capitalismo, al promover la teoría económica bautizada con el término de reversionismo; cuya intención es cambiar radicalmente la dirección del flujo del dinero. De esta manera, los obreros deberán pagar por trabajar (fórmula no excesivamente desconocida, sobre todo si se echa un vistazo al actual sistema de contratación laboral vía másteres), y los compradores recibirán las cantidades que antes beneficiaban a los vendedores.

Tal compendio de despropósitos, aderezados con humor al estilo de Jonathan Swift, sirve a McEwan para tratar con desenfado el auge de los populismos, que han traído como consecuencia el alzamiento de una extrema derecha agresiva e iletrada.

Después de estos ingredientes argumentales, al final cabe preguntar si de verdad muchos de los políticos de los parlamentos del llamado primer mundo son en realidad insectos transformados en bustos hablantes, o seres alumbrados bajo un manto de humanidad incuestionable.

La respuesta quedará desvelada con el paso del tiempo, o tal vez no…

Más información en

https://www.anagrama-ed.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language