Olga Tokarczuk se multiplica

La ganadora del Premio Nobel de Literatura de 2018 presenta dos obras de diferente naturaleza, traducidas al español: "Sobre los huesos de los muertos" (Siruela) y "Los errantes" (Anagrama).

58
Olga Tokarczuk
Olga Tokarczuk ofrece un mosaico de temas, para contextualizar esta novela policíaca

Olga Tokarczuk es una escritora a la que mueve una irrefrenable necesidad de defender las causas sociales y medioambientales más diversas, avalada únicamente por un puñado de palabras y frases: compuestas en singular sincronía, con las paradojas existenciales de sus congéneres.

Ecologista militante y defensora a ultranza de los animales, la creadora polaca se alzó con el Nobel de Literatura de 2018, por “poseer una imaginación narrativa que, con pasión enciclopédica, representa el cruce de fronteras como forma de vida“. Valores que la autora despliega en cada una de sus obras, sin importar el género o el substrato artístico con las que se hallan ensambladas.

Este mes coinciden en los escaparates de las librerías dos de los trabajos de esta singular mujer, nacida en Sulechów. Por un lado esta la trama aparentemente de misterio, titulada Sobre los huesos de los muertos (Siruela); novela a la que se suma Los errantes (Anagrama): un peculiar cuaderno de viajes, que se torna en un compendio de relatos cargados de magia escénica, más allá de las identificaciones geográficas.

Pese a girar en torno a una serie de crímenes sin explicación, Sobre los huesos de los muertos no es un thriller en estado puro, sino un vehículo para conocer mejor la idiosincrasia de una región montañosa tan fascinante como Klotina Klodzka (situada al suroeste de Polonia).

Olga Tokarczuk
Olga Tokarczuk presenta la traducción al español de la obra con la que ganó el Man Booker Prize, en 2018

En ese idílico lugar, la ingeniera de caminos retirada Janina Duszejko se enfrenta a la resolución de unos extraños homicidios, cuyas víctimas son todas cazadores furtivos.

Apasionada de la astrología y del polifacético y visionario William Blake, Janina da rienda suelta a un programa de investigación, que trae a colación el compromiso de la protagonista con la protección de los animales.

El resultado ante semejantes coordenadas es el de un intrincado nudo de conexiones, con temas adyacentes como la psicología rural y el comportamiento agresivo del ser humano, que hacen de este relato mucho más que un simple rompecabezas de crímenes encubiertos. No en en vano, por sus implicaciones con el ecologismo y la protección de los espacios naturales, el proyecto de Sobre los huesos de los muertos goza de la protección financiera de la Comisión Europea.

OLGA TOKARCZUK Y SUS RECUERDOS

Mi energía es generada por el movimiento: el vaivén de los autobuses, el traqueteo de los trenes, el rugido de los motores de avión, el balanceo de los ferrys“. Estas sensaciones, contenidas en el cuerpo narrativo de Los errantes (Anagrama), explican a la perfección el compás activo por el que deambula este especial cuaderno de experiencias y memorias; con el que Tokarczuk obtuvo en Premio Man Booker, en 2018.

A modo de autorretrato difuminado y con constantes claroscuros, el texto vierte su savia rectora por los contornos de múltiples cuerpos y las ánimas de sus personajes, para aposentarse en el panorama irresoluble del conocimiento inconcluso.

Olga Tokarczuk
Olga Tokarczuk demuestra en “Los errantes” su formación como psicóloga

Un hombre que pierde a su esposa y sus hijos, y los recupera de manera misteriosa; un taxidermista que inicia una extraña relación con la viuda de uno de sus colegas; una mujer que quiere comprender la jerga en la que jura una mendiga del metro; el tránsito del corazón de Chopin a su Polonia natal; las cartas del anatomista Philip Verheyen a su pierna amputada y disecada; las misivas de Joséphine Soliman al emperador Francisco I de Austria, para que le devuelva el cuerpo de su padre fallecido… Tal conglomerado de historias, metidas en el baúl interminable de la imaginación de Tokarczuk, diseña los surcos de un libro nómada y sin boleto de destino, como marca su título.

Lo más molesto es la quietud; espesa, visible; el frío crepúsculo y la luz mortecina de las lámparas de vapor de sodio que se sumerge en la penumbra, apenas a un metro de su fuente“. Esta evocadora descripción de los anclajes peregrinos, detallada por Tokarczuk en el primer capítulo del volumen impreso, sirve como catalizador de un sinfín de recuerdos y fantasías, englobados bajo el epígrafe de Los errantes.

Más información en

https://www.siruela.com

https://www.anagrama-ed.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Choose your language