Terminator is back

La saga de ciencia ficción, iniciada en 1984 por James Cameron, regresa a las salas cinematográficas con su sexta entrega, titulada "Terminator: Destino oscuro".

4
Terminator
Terminator: Destino oscuro está dirigida por Tim Miller

Terminator (la máquina con aspecto humano preparada para matar o para proteger, a la que pone rostro y musculatura en su versión T-800 Arnold Schwarzenegger, desde hace treinta y cinco años) se resiste a dar a torcer su brazo de metal. Mientras no cumpla con su objetivo, consistente en evitar la destrucción del planeta Tierra a manos de las dictaduras tecnológicas y robóticas, los cyborgs facturados Skynet (tanto los rebeldes como los sicarios) no clausurarán con éxito su misión en las salas cinematográficas.

Desde su estreno  en el circuito en 1984, llevado a cabo bajo los resortes de un sleeper con ganas de propagar su naturaleza de blockbuster, las gestas de esta serie de efectos especiales de sorprendente pirotecnia audiovisual han llevado a los personajes genuinos del filme de Cameron por caminos de los que no siempre han salido airosos, por lo menos no como anunciaban los correspondientes desembolsos dinerarios. Tanto es así que, según el propio James Cameron, la tesis argumental había perdido todo su sentido épico y su misterio apocalíptico, tras la finalización de Terminator 2: el juicio final (James Cameron, 1991).

Precisamente, esta es una de las razones principales por la que el responsable de Titanic y Avatar ha querido participar en Destino oscuro, aunque simplemente en calidad de supervisor y productor. Una decisión que pasaba por recuperar los roles de la incombustible Sarah Connor (encarnada por Linda Hamilton) y del revolucionario John Connor (papel para el que regresa Edward Furlong). A los que se suma el único que ha participado en las seis películas de la franquicia: Arnold “exGobernator” Schwarzenegger (quien suelda a su curtida piel, una vez más, los chips del mítico T-800 “Model 101″/ Carl).

Terminator
Terminator: Destino oscuro construye su trama a partir de lo sucedido en “Terminator 2: el juicio final”

El cineasta estadounidense Tim Miller (Deadpool) es el hombre en el que Cameron ha depositado sus esperanzas, para este renacimiento de Terminator, cuyo guion está firmado por David S. Goyer (El hombre de acero), Justin Rhodes y Billy Ray (El precio de la verdad).

Este imaginativo grupo ha pergeñado un relato de vertiginoso ritmo escénico, donde está en juego el futuro de la humanidad; y en el que toman parte activa la atlética Mackenzie Davis (Marte), el amenazante Gabriel Luna (Agentes de S.H.I.E.L.D.), la atemorizada Natalia Reyes (El elefante rojo) y la española Alicia Borrachero (Las crónicas de Narnia: Príncipe Caspian), entre otros.

TERMINATOR Y EL “SAYONARA, BABY” QUE NUNCA ES LITERAL

España, Gran Bretaña, Hungría y Estados Unidos son algunos de los países por los que ha transitado el populoso equipo técnico y artístico de Terminator: Destino oscuro. Un conjunto de lugares y escenarios, entre los que es posible localizar las extensiones de Almería, focalizadas en la Isleta del Moro.

Todo un compendio de decorados varios y estimulantes, que albergan la historia de la fugitiva Dani Ramos (Natalia Reyes), a la que desea aniquilar el cyborg T-1000/Rev-9 líquido (semejante al que se pudo ver en Terminator 2, con la faz de Robert Patrick); al que presta su físico Gabriel Luna. Pero la chica tiene su respectiva guardaespaldas en su carrera por la supervivencia: una cyborg humana con armas escondidas, a la que interpreta Mackenzie Davis.

Sin embargo, poco pueden hacer las dos damas sin la incorporación de la tercera guerrera en discordia: la peleona Sarah Connor; quien, pese a sobrepasar los sesenta años, es el mayor problema del renovado T-1000. Bueno, ella y el servicial T-800, al que presta su musculatura septuagenaria el célebre Arnold Schwarzenegger.

Terminator
Destino oscuro recupera las sensaciones dejadas por “Terminator 2”

Tim Martin juega con los elementos expuestos, para retrotraer el feeling colectivo al lejano 1991, cuando la ambiciosa serie de Terminator finalizó un ciclo para comenzar otro distinto en esencia, que se alejaba voluntariamente de la idea generadora y profética de la saga.

De esta manera, Destino oscuro borra de un plumazo cuestiones tan artificiales como la de las extrañas revelaciones sobre la evolución maligna de John Connor (propuesta en Terminator: Génesis), para pisar el terreno nostálgico de los dos primeros títulos del serial cinematográfico; con el fin de encontrar el sentido perdido de una distopía que ya no está tan alejada -en sus axiomas constitutivos- con respecto a la realidad que experimentan los humanos y las máquinas, en este desconcertante e imprevisible tercer milenio.

Nota.- Terminator: Destino oscuro tiene prevista su fecha de estreno para el próximo 1 de noviembre de 2019.

Teaser tráiler oficial de Terminator: Destino oscuro, por Paramount Pictures

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language