Lily James sueña con Manderley

La protagonista de "Yesterday" y "Cenicienta" rueda "Rebecca": una nueva versión cinematográfica a cargo de Netflix, sobre la célebre novela de Daphne du Maurier.

16
Lily James
Lily James se convierte en la tímida Sra. de Winter, en la nueva versión de “Rebeca”

Lily James pasea con temor por las interminables galerías de Hatfield House, en Hertfordshire (Inglaterra): vetusta mansión que metamorfosea sus nobiliarias paredes en las de la trágica Manderley, dentro la adaptación de Rebecca, que prepara el británico Ben Wheatley (High-Rise).

Los amplios jardines que bordean la propiedad meten al equipo del filme rápidamente en materia, y despliegan las alas de una historia de misterio y romanticismo, que algunos críticos compararon en su día con Jane Eyre, de Charlotte Brontë.

Cuando Daphne du Maurier presentó Rebeca en el lejano 1938 -para salvar las distancias con respecto a la obra de la hermana mayor de Emily y Anne-, la autora de La posada de Jamaica afirmó que la inspiración la había obtenido de sus viajes por las mansiones cercanas a su residencia, y de algunos apuntes de la vida privada de su entonces esposo. Explicaciones que ayudaron a elevar el aspecto novedoso de una historia hipnótica de principio a fin, la cual se convirtió en un éxito de ventas, nada más ponerse en los escaparates de las librerías de todo el mundo.

Tal fue el influjo subyugante del texto, que Alfred Hitchcock no tardó más que dos años desde su publicación en estrenar la primera versión cinematográfica del libro, con una pareja de actores tan recordada como insuperable, en sus respectivos papeles. Un dúo romántico y sobresaliente que conformaron Laurence Olivier y Joan Fontaine. Enamorados a los que se unió la presencia diabólica de la aterradora Sra. Danvers (a la que encarnó magistralmente Judith Anderson).

La película de Hitchcock fue perfecta en cada uno de sus planos y secuencias, y en el brillante guion elaborado por Robert E. Sherwood. Datos que han hecho palidecer en logros la mayoría de adaptaciones posteriores, realizadas en distintos formatos audiovisuales.

Lily James
Lily James tiene al norteamericano Armie Hammer (en la foto) como a su Maxim de Winter

El inglés Ben Wheatley (quien se hizo famoso con la imaginativa aventura destroyer titulada Turistas) no parece estar acomplejado a la hora de enfrentarse a la misma trama que alcanzó tan altas cotas dramáticas en 1940, en las manos del genio de La ventana indiscreta; es más, semejante realidad ha estimulado especialmente el sentido de la creatividad sin barreras, del que habitualmente hace gala el director isleño.

Para ello, el responsable de High-Rise ha encargado el libreto de la cinta a Jane Goldman: una escritora cinematográfica que ya sabe lo que es triunfar con versiones de destacadas novelas, como Stardust y La dama de negro. Precisamente, este último título ha servido a la guionista para construir la atmósfera gótica del texto de Du Maurier, muy evidente a lo largo de la trama de Rebeca.

LILY JAMES ESCONDE SU VALOR

Cuando la obra de Daphne du Maurier llegó a los lectores, la primera sorpresa que estos se encontraron estribaba en el narrador del argumento. La voz escogida por la literata de Los pájaros se correspondía con la de una protagonista carente de nombre: una joven sin carácter, a la que solo se podía identificar con el calificativo de la nueva Sra. De Winter.

Vista como un personaje voluntariamente insignificante de cara a los demás, siempre opuesta a la extravagante belleza y omnipresencia de Rebeca, la ilusionada esposa del dueño de Manderley busca poco a poco alcanzar su propio ser; hundida en medio de un ambiente hostil, y cargado con el ponzoñoso recuerdo de una antigua ama asfixiante y brutal.

Pero el aspecto brumoso del texto no solo se circunscribía al ámbito del personaje principal, sino que también estaba evocado a través del escenario en el que sucede la acción: una mansión maldita y surcada por fantasmas y locuras intestinas, que lleva el nombre de Manderley.

Lily James
Lily James tiene la difícil papeleta de intentar acercarse a la soberbia encarnación que hizo Joan Fontaine (en la foto), en la versión de 1940

Ben Wheatley se apoya ampliamente en el carácter casi freudiano que inunda la acción de Rebeca, subido a la grupa de un amor irresistible y secreto, surgido del desconocimiento y de los malentendidos asumidos. A partir de las constantes revelaciones y giros argumentales, el rol que interpreta Lily James encuentra la fuerza necesaria, para anular las diabólicas artes que emana el espectro de Rebeca.

James tiene la complicada misión de aportar nuevos resortes emotivos, respecto a un papel que Joan Fontaine marcó con su impecable sello de sencillez y humildad gestual.

En similar órbita profesional, no lo tienen más fácil Armie Hammer y Kristin Scott Thomas, ya que ambos deberán salir indemnes en sus respectivas caracterizaciones, como Maxim de Winter (a quien interpretó, en 1940, el elegante y taciturno Laurence Olivier) y la Sra. Danvers (las palabras sobran, para referirse al retrato efectuado por la electrizante Judith Anderson).

Más información en

https://www.netflix.com/in/title/895272

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language