Sasha Luss, la respuesta a Nikita

La modelo y actriz rusa es la protagonista de "Anna": un filme con el que Luc Besson regresa al universo de las mujeres letales.

7
Sasha Luss
Sasha Luss (en la imagen) encarna su primer papel protagonista, en “Anna”

Sasha Luss clava con firmeza sus stiletto de infarto, en el universo de las existencias mediáticas; y eso a pesar de tener una filmografía con solamente dos títulos en su haber.

La experiencia de esta mujer de medidas esculturales en el mundillo del famoseo, nacida en Rusia hace veintisiete primaveras, viene determinada por su par de lustros largos como top model; desde donde llamó la atención del cazatalentos Luc Besson. Precisamente, el cineasta de El quinto elemento ofreció a Sasha su primera oportunidad en la pantalla grande, a través de un papel secundario en la colorista movie Valerian y la ciudad de los mil planetas (2017).

Dos años después de la citada experiencia delante de las cámaras, la cotizada maniquí de marcas como Lanvin y Chanel abandona momentáneamente las pasarelas, para protagonizar un filme de acción, a las órdenes de su mentor parisino: una producción al más puro estilo de El gorrión rojo, que lleva por título Anna.

Este paso podría confirmar las posibilidades de Luss para lanzarse a la consecución de una carrera en el séptimo arte, y eso que su abuela estuvo a punto de dar al traste con sus inicios como modelo de alta costura, cuando una prestigiosa agencia moscovita la fichó a la temprana edad de 13 tacos.

El tiempo ha transcurrido, y SL ya decide por sí misma qué es lo más conveniente para su futuro, y parece que el cine no desagrada a esta dama de mirada fría y movimientos controlados; la cual cumple a la perfección con los parámetros que Luc Besson buscaba, esenciales para hallar a la actriz ideal que diera vida a la escurridiza Anna Poliatova.

Sasha Luss
Sasha Luss tiene un aspecto gélido, que le va como un guante al personaje de Anna Poliatova

Helen Mirren (La reina), Luke Evans (El enigma del cuervo) y Cillian Murphy (Peaky Blinders) son algunos de los intérpretes que comparten secuencias con Sasha. Escenas grabadas con multitud de objetivos visuales, que completan una obra que viaja de Rusia a Francia, y en la que la atmósfera del espionaje a dos y tres bandos contribuye a alimentar la emoción de un guion con pocos momentos de calma.

SASHA LUSS Y SU ARTE PARA DISPARAR Y GOLPEAR

Luc Besson se ha convertido película a película en un especialista en idear papeles femeninos tocados con la varita de la singularidad. La extraña Leloo, de El quinto elemento; la todopoderosa Lucy, en el filme del mismo título; o la acelerada Héléna, de Subway, son solo algunos de los ejemplos de las señoras aceradas y aguerridas, que nutren el extenso currículo del director, productor y guionista francés.

Sin embargo, de entre la heterogénea galería de ladies con malas pulgas diseñadas por LB, Nikita es quizá la más recordada por el público. No en vano, los numerosos remakes (tanto cinematográficos, como televisivos) llevados a cabo de esta película, rodada por Besson en 1990, no hacen más que ratificar un hecho: que la maleante convertida en killer que interpretó la inolvidable Anne Parillaud, aún sigue coleando por la mente del responsable de El gran azul.

Tanto es así, que la atlética Anna Poliatova guarda más de un paralelismo con la famosa asesina que engrosaba las filas de la oscura organización conocida como Sección Uno.

Sasha Luss
Sasha Luss tiene muchos tics que recuerdan a la agresiva caracterización de Anne Parillaud, en “Nikita”

El argumento de Anna comienza con una joven que padece las consecuencias de la violencia machista, en el hogar que comparte con su pareja en la antigua U.R.S.S. La protagonista se encuentra perdida dentro de una espiral de golpes a traición y de humillaciones continuas, hasta que un día recibe una extraña oferta: un oficial del KGB, al que conoce simplemente por el nombre de Alex (Luke Evans), le propone trabajar para la mencionada organización del espionaje soviético.

Anna no se lo piensa dos veces, y acepta el encargo para escapar de su maltratador. Cinco años más tarde, la chica se ha convertido en una asesina implacable y efectiva. Sin embargo, mientras intenta dejar su actividad criminal, la agente eslava descubre que nunca iba a poder huir del KGB; por lo que se marcha a París, bajo una identidad falsa.

En la Cuidad de la Luz, Anna ejerce como modelo; hasta que es interceptada por la CIA, que le propone matar a su antiguo jefe en el KGB (Vassiliev, al que encarna el veterano Eric Godon). La killer duda en aceptar, pero se decide cuando se entera de que su otrora preparadora (Olga/ Helen Mirren) apoya la misión de acabar con Vassiliev.

Giros constantes en la trama, persecuciones a velocidades increíbles, peleas acrobáticas y mucha pirotecnia conforman los ingredientes de este bautismo profesional de Sasha Luss. Una ceremonia de fuego y fotogramas, orquestada por el mediático autor de la saga de Taxi: un tipo que antes que a ella apadrinó las carreras de Anne Parillaud y Milla Jovovich.

Nota.- Anna tiene previsto su estreno en las salas de USA, para el próximo 12 de julio de 2019.

Tráiler oficial de Anna, por Europacorp

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language