Billie Eilish peina su pop gótico

La cantante angelina actuará en Madrid y Barcelona a principios de septiembre, para presentar su primer álbum: "When We Fall Asleep, Where Do We Go? (Interscope/ Universal).

22
Billie Eilish
Billie Eillish despliega una variante de pop electrónico , teñida con accesos de música despreocupada

Billie Eilish aún es menor de edad, cumplirá los dieciocho inviernos el próximo mes de diciembre; pero su temple y desparpajo gótico bien la podrían situar como un elegante latigazo intemporal, prendido de un cierto romanticismo de ultratumba; similar al que auspiciaron hace unas cuantas décadas artistas tan determinantes como Robert Smith (el vocalista de The Cure) o el excesivo Marilyn Manson.

La hermana pequeña de Finneas O’Connell (músico realmente brillante) ha asaltado la industria discográfica con el desapego autoral de las poetas que pelean contra la indefinición generacional (millennial, en el caso de la cantante californiana); que observa con agudeza el panorama lírico estadounidense desde su cripta de ecos mortecinos,  y protegida por un sello pop de voluntaria dejadez medioambiental.

Los susurros de Billie Eilish son como estribillos exultantes de energía progresiva, que amortiguan las débiles notas que conforman el curso melódico de When We All Fall Asleep, Where Do We Go? (Interscope/ Universal): la obra de debut de esta baladista con disfraz de guerrera contumaz, a la que le gusta bromear con sus letras inspiradas y emulsivas.

Billie Eilish
Billie Eilish cuida mucho la estética en sus actuaciones y en sus vídeos de promoción

Pese a su innegable juventud, existe una pose que revela la metamorfosis actual que experimenta Billie Eilish Pirate Baird O’Connell, y que la lleva progresivamente hacia un universo en el que existe el peligro de desequilibrar la parte profesional y creativa, con la deformada dictadura de la estética y las modas pasajeras.

A tal efecto, la responsable del notable EP Don’t Smile At Me (2017) parece apostar en serio por construirse un sólido currículo en el universo de las ondas; aunque tampoco cierra la puerta a la faceta del necesario merchandising, habitual, y promovido a través de una imagen diferente y atrayente (tal cual ejercitaron antes que ella, divas del calado de Lady GagaLana del Rey).

BILLIE EILISH DISPERSA SUS INFLUENCIAS

En unas recientes declaraciones, la joven norteamericana (musa inspiradora del cineasta Jim Jarmusch, según él mismo ha confesado últimamente) reconoció que sus referentes más cercanos en cuestiones artísticas son Avril Lavigne y Lana del Rey: dos modelos de altura mediática y popular, que han otorgado a Eilish parte de su tono melancólico y de su naturaleza inquietante.

Junto a las citadas influencias, las composiciones de BE reflejan una extraña conexión entre el pop desencantado de una muchacha de nocturnidades asumidas, y la alegría meditada de alguien que desea encajar sus mensajes en los gustos de una gran variedad de seguidores. Esto convierte las atmosféricas trovas de la otrora participante en el coro de niños de Los Ángeles en cartas abiertas y delicadas, destinadas a una masa heterogénea de presuntos fans sin herrajes sonoros demasiado férreos.

Billie Eilish
Billie Eilish no esconde su espíritu tendente a las depresiones sentimentales

Al igual que muchos de sus compañeros de generación, Eilish alcanzó cierta notoriedad a través de las redes sociales y de las plataformas en streaming, antes de ser captada por un sello discográfico; unos comienzos que la estadounidense ha traducido a un lenguaje que abarca muchas sensibilidades, sin obsesionarse en exceso con el nervio interno de letras oscuras o excesivamente compactas.

When We All Asleep, Where Do We Go? es el resultado de esas elucubraciones creativas, pergeñadas durante intensas noches de insomnio; en las que Billie imaginó desde su habitación hogareña escenarios surgidos de una mente comprometida con los pentagramas. Una figurada torre de cristal, desde donde concretó sus pensamientos, mediados por estrofas somnolientas.

Precisamente, en esa capacidad para viajar entre la realidad y la ficción es donde reside el mayor potencial de los catorce cortes que conforman este vaporoso álbum de debut, con el que la cantautora angelina reclama una oportunidad para crecer en el complicado planeta de las melodías del siglo XXI.

Nota.- Billie Eilish actuará con su banda en el Palau Sant Jordi, de Barcelona (2 de septiembre de 2019), y en el Winzink Center, de Madrid (3 de septiembre de 2019).

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language