Simone Leigh moldea su feminismo

La artista estadounidense acude al Museo Guggenheim de Nueva York para exhibir sus figuras cargadas de contenido social, con las que ha ganado el último Premio Hugo Boss.

13
Simone Leigh
Simone Leigh reúne sus últimas creaciones en el Museo Guggenheim de Nueva York/ Foto: Solomon R. Guggenheim Museum y Simone Leigh

Simone Leigh es una exploradora contumaz de raíces profundas, con las que construye sus paisajes humanos y sensitivos.

De padres jamaicanos, aunque nacida en Chicago, esta artista multimedia es la última damnificada con los 100.000 dólares (unos 89.574 euros) con los que está dotado el prestigioso Hugo Boss Prize, tras tomar el testigo de la conceptualista surcoreana Anicka Yi. Un galardón que lleva implícita la posibilidad de exhibir la obra del ganador/a, en el interior del neoyorquino Solomon R. Guggenheim Museum.

Tal es el motivo principal -aunque no el único- por el que Leigh ha podido desarrollar un recorrido sinuoso y enriquecedor en las tripas del citado templo expositivo, acorde con el leitmotiv del premio; y que la autora ha titulado intencionadamente Loophole of Retreat (Escapatoria de la retirada). Un jardín de esencias virulentas y seductoras, donde circula la savia de un discurso sumamente humano y descubridor de voces quemadas por el paso de las centurias.

Simone Leigh
Simone Leigh (en la imagen) está comprometida con el papel de la mujer negra en la sociedad/ Foto: Museo Solomon R. Guggenheim

Las esculturas y las instalaciones de esta narradora de relatos anónimos hablan de las preocupaciones y mutaciones que han protagonizado las mujeres de raza negra a lo largo de la historia. Unas tesis de resiliencia batalladora, donde toman un peso determinante numerosas pieles de elasticidad irrompible, con las que la estadounidense compone el mosaico femenino desplegado a ras del suelo, o sobre artificiosos pedestales.

Paisaje doloroso, al que se incorpora una gran variedad de objetos cotidianos, que coronan la existencia figurada de las damas que monopolizan la casi totalidad de las secuencias expuestas.

SIMONE LEIGH HABLA DE FEMINISMO SIN FISURAS

La justicia social es un tema recurrente en el trabajo de la ganadora del Hugo Boss Prize, y así lo demuestra la inclusión en el recorrido de las palabras de la escritora abolicionisma Harriet Jacobs: afirmaciones necesarias, que la pensadora hizo públicas en el lejano 1861 (año en que comenzó la Guerra de Secesión americana).

Semejante admiración hacia la autora del impactante manual sobre la dignidad Incidents in the Life of a Slave Girl (Incidentes en la vida de una chica esclava) ha inspirado muchas de las piezas de Leigh, hasta el extremo de potenciar su universo sin miradas desafiantes: ciego por el sufrimiento contenido y prolongado después de décadas de colonialismo lacerante, pero imperecedero en su enfrentamiento contra la segregación y la invisibilidad.

El catálogo secuencial proyectado sobre el interior del Solomon R. Guggenheim Museum neoyorquino recoge las obsesiones de SL por acceder al pasado, presente y futuro de las féminas que llenan su inmenso plinto; las cuales piden en sosiego un poco de reconocimiento, para no pasar de puntillas por el decorado de la historia.

Simone Leigh
Simone Leigh utiliza numerosas influencias, para enfocar el mensaje que transmiten sus piezas/ Foto: Museo Solomon R. Guggenheim

De Diego Velázquez a la diáspora africana, las conexiones que visten las figuras de la creadora norteamericana son variadas y acumulativas. Tales elementos sirven a Leigh para diseñar contextos en los que los cuerpos quedan suspendidos en el tiempo, sujetos por precisos hilos de folclores multicolores y reivindicaciones de carácter revelador.

A tal efecto, y debido a la naturaleza militante del arte de Simone, el Solomon R. Guggenheim Museum acompaña Loophole of Retreat con un programa fílmico de indudable calado humanista, seleccionado por la cineasta Madeleine Hunt-Ehrlich; y cuyas películas versan sobre los temas que sugieren algunos de los trabajos de la artista nacida en Chicago.

Colaboraciones ilustres, que también cuentan con la presencia de un especial folleto diseñado por Nontsikelelo Mutiti, titulado Notes for the Riot (Notas para la marcha); donde la creadora habla sobre la trascendencia e importancia de los poetas africanos.

Nota.- The Hugo Boss Prize 2018: Simone Leigh, Loophole of Retrat estará en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York, hasta el próximo 26 de octubre de 2019.

Más información, entradas y horarios en

https://www.guggenheim.org/exhibition/hugo-boss-prize-2018

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language