Marc Augé cree en la felicidad

El famoso antropólogo y etnólogo francés publica en español su ensayo "Las pequeñas alegrías. La felicidad del instante" (Ático de los Libros): un manual para hallar la satisfacción personal a través de la rutina.

20
Marc Augé parece echar cuentas experienciales en "Las pequeñas alegrías"
Marc Augé parece saldar cuentas experienciales en “Las pequeñas alegrías”

Marc Augé atesora en su currículo miles de horas de estudio del ser humano y de la sociedad contemporánea, normalmente diversificado a través de diferentes contextos, países y realidades.

Los años que el pensador nacido en Poitiers pasó en África supusieron un campo analítico especialmente válido, sobre todo para tomar nota de las motivaciones y comportamientos de los habitantes de un continente donde  la supervivencia al límite había teñido de infelicidad colectiva a muchos de los lugares por los que transitó el experto en antropología social.

Tales experiencias, sumadas a los angustiosos laberintos de la modernidad vacua y al abuso tecnológico, dieron como resultado un legado académico vasto y ejemplar, en el que Augé acuñó términos como el de no-lugares: espacios donde los humanos invisibilizan su singularidad, para uniformarse con un conjunto carente de rasgos y de emociones distinguibles. Unos sitios que el autor identificaba con los aeropuertos, las redes sociales o el interior de los edificios institucionales.

El tiempo ha hecho que los no-lugares hayan conquistado la práctica totalidad del escenario habitual por el que se mueven las mujeres y los hombres del siglo XXI, y lo único que puede otorgar una mínima escapada de la desintegración general es el acceso a los momentos aparentemente intrascendentes a los que suele recurrir la mente; los cuales se tornan especialmente necesarios, cuando los abismos existenciales asfixian a los incautos descendientes de Adán y Eva.

Con ese espíritu, consistente en reclamar el protagonismo de la rutina y de los logros ligeros, es con el que Marc Augé ha edificado su ensayo Las pequeñas alegrías. La felicidad del instante (Editorial Ático de los Libros): un texto sencillo y plagado de citas, en el que el antiguo director de investigaciones del Centre National de la Recherche Scientifique procura lanzar el foco de atención sobre la cotidianeidad, como enlace indispensable para rozar la satisfacción vital.

Marc Augé (en la imagen) ha ilustrado su ensayo con vivencias de su infancia, durante la ocupación nazi de Francia
Marc Augé (en la imagen) ha ilustrado el ensayo con vivencias de su infancia, ocurridas durante la ocupación nazi de Francia

Los ochenta y tres años de MA han procurado multitud de los citados momentos en el curso existencial del etnólogo, y estos han dejado huellas imborrables en la memoria del científico de Poitiers: secuencias reflejadas en las tesis de su libro, en forma de recuerdos familiares llenos de supuesta trivialidad.

Unas situaciones aparente banales, pero a las que el autor regresa una y otra vez, como si en la fugacidad de unos simples minutos de canciones infantiles -o de unos segundos de actos rutinarios- estuvieran escondidos los códigos para descubrir el secreto de la felicidad.

MARC AUGÉ DESENMASCARA LA FELICIDAD

¿Es posible hablar de la alegría o de la felicidad en términos absolutos? ¿Qué es lo que provoca la tristeza y las frustraciones insalvables en los seres humanos? ¿El consumismo y la asunción de la competitividad laboral para obtener el éxito social se han convertido en los mayores lastres para evitar el disfrute de lo que puede hacernos felices?

El filósofo Bertrand Russell ya se ocupó de cuestiones semejantes en su obra La conquista de la felicidad (1930), donde definió -entre otros temas de notable enriquecimiento personal- el sentimiento de infelicidad byroniana, que atenaza a los terrícolas de manera determinante y efectiva. Una zozobra sin chalecos salvavidas, alimentada por el hastío y el aburrimiento, y por la incapacidad de alcanzar los niveles de triunfo que requieren las comparaciones con los demás.

Marc Augé no cree en la concepción ideológica de la felicidad
Marc Augé no cree en la concepción ideológica de la felicidad

Marc Augé no va tan al fondo de las entrañas del problema como lo hizo el pensador británico, pero dirige su discurso acertadamente hacia la necesidad de individualizar las emociones. Sin embargo, las constantes pantallas y mensajes que inundan el universo contemporáneo han hecho que los ciudadanos del tercer milenio estén perdidos a la hora de identificar sus propios instantes de alegría real.

El reputado antropólogo propone sumar todos aquellos fogonazos de felicidad pretérita o presente, y vestir con ellos un horizonte de mayor concordia con uno mismo. Estado que el etnólogo cree posible, solo si el objeto de estudio se aísla convenientemente del entorno y del bombardeo de las tesis universalistas.

Más información en

https://www.aticodeloslibros.com

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language