Toruk, la leyenda de Avatar

Cirque du Soleil estrena en Madrid "Toruk. El primer vuelo": un sorprendente montaje de luz, color y sonido, inspirado en la película "Avatar".

103
Toruk es uno de los montajes más ambiciosos en la carrera de Cirque du Soleil
Toruk es uno de los montajes más ambiciosos en la carrera de Cirque du Soleil

Toruk es un pájaro de fuego, temido por todos los habitantes de Pandora.

Tal criatura posee en su ADN ovíparo las infernales trazas draconianas de un monstruo wagneriano, y los accesos escénicos de un personaje esotérico de La flauta mágica, de Mozart.

Ningún ser vivo se atreve a adentrarse en el territorio de la bestia, conocida como el gran Toruk. Nadie, salvo el miembro del clan Omaticaya llamado Ralu. Este na’vi azulado y sus amigos deberán vencer el miedo hacia el bicho emplumado, y aventurarse hacia su guarida; para que el adolescente pueda ser bendecido con el título de Toruk Makto (el único jinete válido, para cabalgar sobre la grupa del irreductible pájaro de fuego).

Con semejante trazas es como Cirque du Soleil postula el argumento de Toruk. El primer vuelo: el aparatoso montaje de luz, sonido y acrobacias que estará en el recinto madrileño del WinZink Center, del 30 de enero al 3 de febrero de 2019.

Toruk da pie a un despliegue de imaginación y de escenarios sorprendentes/ Foto: cirquedusoleil.com
Toruk da pie a un despliegue de imaginación y de escenarios sorprendentes/ Foto: cirquedusoleil.com

Michel Lemieux y Victor Pilon son los principales artífices de esta imaginativa recreación de los escenarios ideados por James Cameron, para su película Avatar.

El responsable de Titanic desarrolló con su oscarizado largometraje toda una leyenda épica sobre unos seres con la epidermis azulada llamados na’vi, capaces de soslayar los defectos físicos de los humanos.

Las líneas básicas del citado filme ( del que Cameron está preparando dos entregas más) han inspirado a Lemieux y a Pilon para reflejar cómo era Pandora antes del conflicto entre los habitantes del planeta Tierra y los misteriosos tipos tintados; y la pareja de escritores envuelve la propuesta iconográfica con los lazos estimulantes de una suerte de narración ancestral, sobre los usos tribales de unos individuos en eterna búsqueda de su propio lenguaje de expresión.

TORUK ELEVA EL SENTIDO DISCURSIVO DE CIRQUE DU SOLEIL

Cada una de las obras de Cirque du Soleil va un paso más allá, para sorprender a su público con montajes que mezclan con eficacia las piruetas circenses, la dramaturgia de origen mágico (muy en consonancia con los usos y costumbres de las artes teatrales asiáticas), e historias que revelan la conjunción de guiones ensamblados a través de números musicales y secuencias emotivas.

Dentro de ese esquema curricular, Toruk es sin duda la obra que mejor muestra el anhelo de la formación canadiense, por encaminarse hacia un estilo que equilibre con eficacia los diferentes ingredientes que conjuntan la totalidad del trabajo puesto en escena . Tal hecho queda demostrado desde el punto de vista de la construcción  narrativa, en este caso mucho más profunda y vertebrada que en trabajos anteriores del grupo fundado en Montreal.

La trama de El primer vuelo consta de personajes definidos, los cuales se mueven según los apetitos y necesidades que les otorga la historia. Una galería de atléticos tipos pintados de añil, a los que la música les dota de palabras; y a los que los gestos y contorsiones les regalan la naturaleza empática, que les hace distinguirse por encima de las piruetas que protagonizan.

Toruk expone un impactante trabajo escenográfico, a cargo de Neilson Vignola/ Foto: cirquedusoleil.com
Toruk expone un impactante trabajo escenográfico, a cargo de Neilson Vignola/ Foto: cirquedusoleil.com

La composición orquestal diseñada por Boe & Bill, el maquillaje y el vestuario de Kym Barrett, la iluminación de Alain Lortie y la escenografía de Neilson Vignola consiguen trasladar a los espectadores a las inciertas coordenadas de Pandora: ese extraño lugar de abundante vegetación, en el que James Cameron ambientó una lucha épica por la supervivencia de las especies.

Un sentido darwinista que sigue muy presente en el libreto de Toruk, como si se tratara de una redención de los apocalipsis programados. Allí, Ralu, Entu, Tsyal, los Anurai, el narrador, y el resto de las criaturas pensadas por Lemieux y Pilon se esfuerzan por evitar la aniquilación definitiva. Una destrucción casi irremediable, que ilustra con sones hipnóticos la potente voz de Priscilla le Foll.

Nota.- Toruk. El primer vuelo estará en el WinZink Center de Madrid, del 30 de enero al 3 de febrero.

Más información, entradas y horarios en

https://www.cirquedusoleil.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Choose your language