Polanski cumple su sueño

El cineasta Roman Polanski rueda al fin su versión del caso Dreyfus: una película titulada "J'accuse", basada en un texto del novelista británico Robert Harris (quien firma también el guion del filme).

9
Roman Polanski inspiró a Robert Harris para escribir "An Officer and a Spy": relato basado en el caso Dreyfus, que firmó Robert Harris
Roman Polanski inspiró a Robert Harris para escribir “An Officer and a Spy”: relato basado en el caso Dreyfus, que ha sido el germen de “J’accuse”

Polanski nunca ha ocultado su especial apego a la historia del denostado capitán alsaciano Alfred Dreyfus.

El injusto proceso por espionaje contra este joven militar de ascendencia judía tambaleó los andamios falsamente libertarios de la Tercera República francesa, y puso en primer plano el ambiente antisemita que reinaba en muchos de los países europeos, a finales del siglo XIX. Una labor de denuncia de la justicia mediada por el odio a los judíos, a la que contribuyó sobremanera el inteligente y emocionante escrito publicado por Émile Zola en 1899, bajo el epígrafe de Yo acuso. Una encendida carta en la que desvelaba las constantes pruebas falsas orquestadas para deportar al reo a la temida Isla del Diablo.

El veterano cineasta de Un cuchillo en el agua llevaba más de un lustro detrás de obtener la luz verde financiera para traducir a imágenes en movimiento este impactante caso, de delaciones interesadas e inocencias vulneradas; pero quería hacerlo desde una perspectiva innovadora, y no centrarse únicamente en las fuentes aportadas por los datos históricos y la redacción de Zola. Por tal motivo, el creador de Piratas contó este anhelo profesional a su amigo Robert Harris, al que animó a diseñar una novela con semejante temática.

La propuesta fructificó favorablemente, y el autor británico editó en 2013 An Officer and a Spy: un sorprendente volumen de aventuras en los estrados e investigaciones peligrosas, con el que ganó el Premio Walter Scott.

Tal argumento dio alas a Polanski, y con la visión vertiginosa aportada por la obra de Harris, el director consiguió preparar un absorbente guion (firmado a medias con el responsable del libro), que sedujo a Gaumont y al productor Alain Goldman. Así se procedió al alumbramiento de J’accuse: el título de la esperada nueva movie del autor de Repulsión.

Roman Polanski ha esogido a Jean Dujardin (en la foto) para interpretar al enérgico Georges Picquart
Roman Polanski ha escogido a Jean Dujardin (en la foto) para interpretar al enérgico Georges Picquart

El conocido Jean Dujardin (The Artist) es el encargado de protagonizar este apasionante y aguerrido relato, en la piel del íntegro coronel Georges Picquart.

La tenacidad de este hombre de uniforme sirvió para impedir que un inocente se pudriera en el penal de la Isla del Diablo, y consiguió exponer a su gobierno las grietas de un sistema judicial empeñado en vulnerar el principio de inocencia, a través de pruebas falsas y sentencias carentes de fundamento legal.

POLANSKI SIGUE EL CAMINO DE KEN RUSSELL

Las palabras de Émile Zola sentaron la base de las férreas barricadas contra la sinrazón de las acusaciones mediadas por la conveniencia, y no por los hechos probados. Según la trama de J’accuse, Alfred Dreyfus fue el perfecto chivo expiatorio de unas supuestas filtraciones de secretos oficiales con destino a la embajada de Alemania, mientras la opinión pública condenaba al capitán alsaciano simplemente por sus ancestros judíos.

La fuerza que acompañó al proceso de doce años, hasta la definitiva puesta en libertad del militar y su restitución en la vida castrense, marca los tiempos de una película en la que tiene una importancia vital el apoyo del coronel Georges Picquart: jefe del contraespionaje de la Tercera República, que descubrió en 1896 la verdadera identidad del traidor, en la persona del comandante Ferdinand Walsin Esterhazy. Sin embargo, el Estado Mayor no hizo caso de las revelaciones del oficial, y destinó a Picquart al norte de África para acallar su voz.

Polanski recalca el empeño de este coronel para aportar luz a las sombras de una conspiración de índole nacionalista y xenófoba, y lo hace con un libreto supuestamente fiel a la naturaleza de thriller político que destila la novela de Robert Harris,

Roman Polanski toma un punto de vista parecido al de la película "Prisioneros del honor", de Ken Russell
Roman Polanski toma un punto de vista parecido al de la película “Prisioneros del honor”, de Ken Russell

No obstante, el recurso de centrar la narración en la figura de Georges Picquart no es exclusivo de la obra de Polanski y Harris; ya que el británico Ken Russell tomó la misma opción en 1991, cuando rodó Prisioneros del honor. Mucho más ligada a la carta de Zola y al proceso real, la cinta del responsable de Mujeres enamoradas presentó a Picquart como un señor de férreos principios, caracterizado por el actor norteamericano Richard Dreyfuss.

Jean Dujardin somete al papel del experto en contraespionaje a un recubrimiento francés, mediado por las palabras de la novela original. Un ejercicio de heroísmo militante, para el que el actor de The Monuments Men recibe la inestimable ayuda del extenso reparto, en el que destaca la presencia de Louis Garrel (el protagonista de Soñadores hace la parte del ingenuo Alfred Dreyfus), Emmanuelle Seigner (Frenético), Mathieu Almaric (La venus de las pieles) y Vincent Grass (Las crónicas de Narnia), entre otros.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language