Barry Jenkins entona su blues

El cineasta de "Moonlight" presenta la romántica historia de "El blues de Beale Street": un drama sobre dos jóvenes enamorados, que se ven separados por los prejuicios raciales y la detención de uno de ellos. El filme tiene prevista su fecha de estreno en España para el próximo 25 de enero.

11
Barry Jenkins
Barry Jenkins ha trasladado a imágenes en movimiento la homónima novela de James Baldwin

Barry Jenkins ha esculpido una manera propia de rodar, con apenas media decena de títulos en su aún escasa carrera como director.

El cineasta nacido en Florida es de los que dejan el objetivo de la cámara en reposo, como si estuviera en continua espera de que las cosas sucedan con su cadencia natural, sin forzar la velocidad y sin ganas de alimentar los fotogramas con alguna sustancia que acelere el ritmo de manera artificial.

Tal elección voluntaria para afrontar las historias que caen entre sus manos entronca ampliamente con la filosofía del blues: el movimiento musical estadounidense, caracterizado por exteriorizar la armonía de las almas danzantes, siempre fortalecido por desencantadas letras, sustentadas por coros pesarosos y humanos hasta en sus ecos de asfixia existencial.

Así se percibe en la tonada que da nombre a la última película de Jenkins: el célebre tema Beale Street Blues, de W. C. Handy; con el que el responsable de Moonlight aprovecha para bautizar su filme, El blues de Beale Street. Aunque, sería más justo puntualizar que las referencias descritas vienen dadas también a partir de la homónima novela de James Baldwin, en la que se basa la movie.

Barry Jenkins ha puesto el foco de atención en las injusticias raciales que se producían en USA a comienzos de los años setenta
Barry Jenkins ha puesto el foco de atención en las injusticias raciales, que se producían en USA a comienzos de los años setenta

Stephan James (El héroe de Berlín) y la casi debutante Kiki Layne son los actores encargados de dotar de físico a Alonzo “Fonny” Hunt y a Tish Rivers, los chicos que se enamoran en el Harlem de los años setenta; y que ven truncada su historia de amor por la falsas acusaciones de violación a las que tiene que hacer frente Alonzo.

Los conocidos Regina King (Los chicos del barrio), Diego Luna (Y tu mamá también), Dave Franco (Malditos vecinos) y Ed Skrein (Juego de tronos) acompañan a los veinteañeros protagonistas, en este drama sobre la lucha para conseguir la igualdad a todos los niveles.

BARRY JENKINS SE PONE AL LADO DE LOS MARGINADOS

Cuando la novela El blues de Beale Street salió a la calle en 1974, la segregación racial en USA todavía era una triste realidad, silenciada internacionalmente por las supuestas leyes de protección de cualquier individuo, con independencia del color de su piel. Sin embargo, la falta de un mismo baremo de oportunidades para subsistir hacía que la población afroamericana tuviera que residir en las zonas suburbiales, siempre al acecho de policías que solían asociar la delincuencia con las epidermis oscuras.

El escritor James Baldwin era un buen conocedor del tema, tras su activa participación en las marchas en favor de las libertades ciudadanas, y por sus trabajos literarios para lograr el reconocimiento de los derechos de la comunidad afroamericana y de los homosexuales. Unas experiencias de pancartas y carreras apresuradas que nutrieron la historia de El blues de Beale Street con un poso de desencanto esperanzador, aunque nunca tan agresivo e incendiario como el desplegado por Boris Vian, en Escupiré sobre vuestra tumba.

Barry Jenkins basa gran parte de la verosimilitud de su película en la pareja protagonista
Barry Jenkins basa gran parte de la verosimilitud de su película en la pareja protagonista

El Harlem de los años setenta sirve de enorme escenario al cineasta Barry Jenkins para recrear esta especie de versión de Romeo y Julieta mediada por los tribunales, y que descubre un pasado no tan lejano en la nación de las barras y estrellas, de marginación hacia las minorías raciales y los habitantes menos afortunados en el reparto del capital.

En el momento en que Alonzo (el escultor de 22 años que se enamora de Tish) es detenido por la supuesta violación de la puertorriqueña Victoria Rogers, el futuro de este muchacho y de su amada se ve sacudido por el peso de los prejuicios sociales, y por el mazo de una justicia que no ampara a los que no pueden pagarse una defensa de altura.

Jenkins retrata la odisea de esta pareja con un mimo reverencial hacia los detalles, y con ello prolonga las excelentes sensaciones dejadas tras el paso por las salas de la premiada Moonlight.

Nota.- El blues de Beale Street tiene previsto su estreno en España para el próximo 25 de enero.

Tráiler oficial de El blues de Beale Street, por Annapurna Pictures

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language