Zac Efron encarna a Ted Bundy

El actor de "High School Musical" y "El gran showman" afronta el personaje más oscuro de su carrera, en el filme "Extremly Wicked, Shockingly Evil and Vile".

28
Zac Efron (a la izquierda) ha modificado notablemente su aspecto, para parecerse a Ted Bundy
Zac Efron (a la izquierda) ha modificado notablemente su aspecto físico, para parecerse a Ted Bundy

Zac Efron ya no es el chaval con el ritmo en el cuerpo, que se hizo famoso con los chispeantes bailes y las pegadizas canciones incluidos en High School Musical.

Poco antes de superar la treintena, el intérprete nacido en California empezó a buscar proyectos cinematográficos con los que experimentar sensaciones nuevas y desconocidas a nivel dramático: un objetivo que el otrora enérgico Troy Bolton ha visto recompensado con su arriesgado trabajo en Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile.

A las órdenes de Joe Berlinger (el documentalista que grabó la serie Conversations with a Killer: The Ted Bundy Tapes), el protagonista de Parkland ha podido meterse en la piel del peligroso y oscuro Theodore “Ted” Robert Cowell Bundy: el criminal ajusticiado en la silla eléctrica el 24 de enero de 1989, acusado de asesinar a 36 mujeres.

Zac Efron ha trabajado milimtétricamente los gestos y rasgos de Bundy
Zac Efron ha trabajado milimtétricamente los gestos y rasgos de Bundy

Junto a la estrella del reboot de Los vigilantes de la playa, la británica Lily Collins (Blancanieves) es quien encarna a la narradora principal de la historia; en el cuerpo de la que fuera pareja del serial killer, durante cinco largos años: una madre soltera sumida en el desconocimiento hacia la violenta existencia de su amante, que porta el nombre de Elizabeth Kloepfer (también identificada en las fichas policiales como Meg Anders).

ZAC EFRON Y SU CARACTERIZACIÓN MÁS TURBIA

En el desenlace de El héroe anda suelto (Peter Bogdanovich, 1968), un compungido y anciano Boris Karloff confesaba que los verdaderos monstruos no eran los seres espectrales de las películas del género de terror; sino los depredadores que acechan en el mundo real, para sembrar el caos y la destrucción.

Entre esos individuos a los que enciende la sangre y la tortura de víctimas vulnerables, Ted Bundy ocupa un lugar especialmente macabro, dentro de la historia delictiva y criminal de Estados Unidos.

Los asesinatos perpetrados por el conductor del mediático Volkswagen (modelo escarabajo) se sucedieron a lo largo de casi dos décadas, y revelaron la escalofriante verdad de que la maldad podía estar enmascarada incluso en la faz de un hombre normal (atractivo para muchas mujeres).

Bundy se convirtió para los lectores de prensa y los espectadores de televisión en la auténtica encarnación de la bestialidad, con su semblante de estudiante aplicado y unos usos y costumbres que no desentonarían en los barrios residenciales de la nación de las barras y estrellas. Una dualidad psicótica que pilló desprevenida a la joven Elizabeth Kloepfer, cuando tuvo que afrontar el hecho de que el tipo al que había querido durante un lustro era una auténtica máquina de matar.

Zac Efron aume el rol de Bundy con la vitola de un serial killer sin aspecto amenazante
Zac Efron asume el rol de Bundy con la vitola de un serial killer sin aspecto amenazante

Joe Berlinger traslada a imágenes en movimiento el versado y ampliamente documentado guion de Michael Werwie; el cual adquiere su absoluta hondura a través de la reflexión colectiva, enfocada sobre la extraña admiración que despiertan los asesinos en serie entre las audiencias de cualquier nacionalidad, género y condición. Una posibilidad de meter el bisturí analítico de la cámara en los calificados como psicópatas, que también ha aprovechado recientemente Lars von Trier, en su ultraviolenta obra titulada La casa de Jack.

Zac Efron ha estudiado a conciencia la demoledora normalidad con la que Ted Bundy asumió su personalidad criminal; y, con esas sensaciones malsanas, el actor de Malditos vecinos ha confeccionado una caracterización del murderer  seguidor del Partido Republicano que, antes que él, ya efectuaron de manera brillante Michael Reilly Burke (Ted Bundy, Matthew Bright, 2002) y Mark Harmon (The Deliberate Stranger, Marvin J. Chomsky, 1986).

Nota.- Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile tiene prevista su presentación mundial para el próximo 26 de enero, dentro de la programación del Festival de Cine de Sundance.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language