Nicolas Cage se reactiva

El famoso intérprete de "Desterrado" recupera la forma artística con "Mandy": una cinta de terror, que ha despertado el interés de los espectadores en los festivales donde ha sido proyectada.

6
Nicolas Cage
Nicolas Cage da vida en el filme a un hombre dedicido a desencadenar una violenta venganza

Nicolas Cage se dio un baño de multitudes hace una semana, cuando presentó Mandy en el pasado Festival de Cine Fantástico de Sitges (Cataluña); donde además recibió un premio honorífico por su extensa carrera delante de las cámaras.

Después de décadas en el mundo del show business, el espigado sobrino de Francis Ford Coppola se ha ganado a pulso ser uno de los actores más prolíficos de Hollywood; pero esta facilidad para encadenar proyectos no ha ido pareja a la popularidad de los papeles que le han tocado en suerte últimamente. Tras un cúmulo de trabajos algo tibios en cuanto a su repercusión taquillera, el californiano parece hallarse en el camino correcto para recuperar el feeling estelar de antaño, con producciones de bajo presupuesto y palpitante creatividad, como Mandy.

Cage se sintió realmente motivado profesionalmente, cuando el director Panos Cosmatos (Beyond the Black Rainbow) contactó con él para que se hiciera cargo de la parte del solitario e imprevisible Red Miller: un leñador exalcohólico, que encuentra la redención a través de su relación sentimental con la problemática Mandy Bloom.

Nicolas Cage
Nicolas Cage lleva su caracterización al límite

Tras su paso por el Festival de Sundance (donde obtuvo una acogida un tanto extraña) y el Festival de Sitges, la obra de Cosmatos apunta a convertirse en el tímido referente de lo que consiguió Déjame salir en la temporada pasada. Aunque todavía es pronto para aventurar que Mandy sea el filme de terror de este año, ya que la competencia con Hereditary por semejante distinción se antoja bastante dura.

NICOLAS CAGE SE DEJA LA PIEL

El histrionismo habitual con que el protagonista de La Roca afronta cada una de sus caracterizaciones le ha pasado una factura negativa en más de una ocasión, pero ese exceso de celo dramático casa a la perfección con los planes de Panos Cosmatos, a la hora de diseñar el personaje principal de Mandy.

El rol de Cage, el silencioso y gesticulante Red Miller, responde a la faz de un tipo al que le hierve la sangre; y al que la extravagancia dolorosa le sienta como un guante, embadurnado en sangre fresca y con ansias de convertirse en una máquina de matar.

Ese comportamiento letal que debe desatar Nicolas según evoluciona la historia es, a la postre, el que da notoriedad y significado a la movie; y aporta coherencia a la necesidad de Red por vengar el secuestro de su novia Mandy: acto llevado a cabo por una banda de motoristas infernales, enviados por el sádico líder de una secta, llamado Jeremiah Sand.

Nicolas Cage
Nicolas Cage explora la locura, en la piel del sufriente Red Miller

La estrella de Leaving Las Vegas focaliza la mayor parte de las escenas del filme, con una interpretación construida a base de extremos; donde NC se deja llevar por la locura que experimenta su papel, desatada a partir de que este pierde a su amada novia (en cierta forma, el esqueleto argumental guarda similitudes con la leyenda de Orfeo y Eurídice).

Al lado del actor estadounidense, los británicos Andrea Riseborough (Oblivion) y Linus Roache (Batman Begins) completan -entre otros- un elenco entregado al cien por cien a las ideas de Panos Cosmatos y del coguionista Aaron Stewart-Ahn.  Ambos creadores insertan al cuadro actoral en una pesadilla continua ambientada en 1983, y situada en los desangelados parajes de Shadow Mountains; donde retumba la increíble banda sonora compuesta por el tristemente fallecido Jóhann Jóhannsson.

Nota.- Mandy clausurará el Festival Nocturna de Madrid, el próximo 27 de octubre.

Más información en

https://www.image-entertainment.com

Tráiler oficial de Mandy, por RLJE Films

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language