Jeremy Bennett: “Es un placer trabajar en el National Theatre de Londres”

El actor británico cuenta su experiencia como intérprete suplente (understudy) en el montaje de "Exit the King", cuya dirección corre a cargo de Patrick Marber ("Hedda Gabler").

118
Jeremy Bennett desborda pasión y energía a través de su mirada, cuando habla de arte dramático/ Foto: National Theatre
Jeremy Bennett (en la imagen) desborda pasión y energía a través de su mirada, cuando habla de arte dramático/ Foto: National Theatre

Jeremy Bennett está de duelo.

El rey Bérenguer parece decidido a dar esquinazo a la muerte, mientras agoniza en las múltiples estancias cortesanas construidas para la ocasión en la sala del Olivier Theatre de Londres, perteneciente al histórico complejo capitalino denominado The National Theatre.

Así es como se presenta el argumento central de Exit the King: la obra que Patrick Marber (Hedda Glaber) dirige en el mencionado templo escénico, según el texto original de Eugène Ionesco, estrenado por primera vez en el lejano 1962.

Cada noche, el coliseo elevado en la urbe del Támesis vibra al compás de las interpretaciones del elenco liderado por Rhys Ifans (Notting Hill) e Indira Varma (Roma). Un cuadro dramático de rostros de sobra conocidos a nivel internacional, donde Jeremy Bennett forma parte del competente equipo de actores suplentes (understudies, en inglés).

La misión de Jeremy y del resto de sus compañeros es la de tener siempre a punto el genio escénico, a través de los personajes que tienen a su cargo; a la espera de que puedan subir a la tarima del National Theatre, obligados a ello cuando se produce cualquier indisposición de los actores titulares a los que cubren. Semejante trabajo implica un notable desgaste físico y mental, atenuado por el comprensible anhelo de sentir alguna vez en sus carnes el aplauso agradecido del público asistente a la representación.

El oficio que dignificó en Reino Unido un nutrido grupo de maestros de los estremecimientos hechizados -tales como Laurence Olivier, John Gielgud, Ralph Richardson, Leo McKern, Arthur Lowe, o Alec Guinness- es lo que lubrica la pasión diaria de Jeremy Bennett y de los otros understudies.

Un sentimiento que en el caso de Bennett llegó como un huracán de necesidades voluntarias. “Estaba interesado por las ciencias en la escuela, y colaboraba esporádicamente en obras de teatro por las noches. Recuerdo que, cuando llegó el momento de escoger una carrera al finalizar la escuela, y me preguntaron qué quería hacer, yo contesté que deseaba ser actor. Cuando lo dije en casa; mi padre estaba viendo la televisión, y no volvió a hablar conmigo durante tres meses. Al final, dos años después, en 1977, entré en la escuela de Arte Dramático; y, entonces, ya me perdonaron. Tenía 22 años“, comenta Jeremy, con su particular y cuidada dicción de sinuosidades perceptibles.

Unas dotes vocales que le han servido para encarnar personajes de todo tipo, a lo largo de sus cerca de cuatro décadas de carrera; y que equilibra con un singular engranaje de expresividad facial y corporal. Elementos que JB potencia nuevamente en los ensayos de Exit the King. En espera de su oportunidad…

The Living Culture Magazine: ¿Qué es lo que más te atrajo de esta versión de El rey se muere, tanto como para querer formar parte del montaje en calidad de suplente?

Jeremy Bennett: Para serte honesto, es un placer trabajar en el National Theatre. Esa fue la razón principal. Es una delicia formar parte de una obra cuyo montaje corre a cargo del National, que es uno de los grandes teatros que existen en el mundo. Y simplemente, con subirte a este escenario, te demuestra que es un gran lugar para actuar. Aparte de eso, encima se trataba de una obra muy interesante. La historia de Exit the King, y del rey Bérenguer y su relación con la muerte, resulta realmente apasionante al ser trasladada a la escena. Es una obra fantástica y maravillosa. Por lo tanto, fue un honor ser escogido como understudy para hacerme cargo de los papeles de The Doctor y The Guard. En concreto, el del doctor es un rol maravilloso; y, además, el actor que lo interpreta en cartel es el gran Adrian Scarborough. Es un auténtico lujo tener la oportunidad simplemente de verle en el escenario. En cuanto a la parte de The Guard, el actor que la hace también es estupendo. Se trata de Derek Griffiths… Cuando uno de ellos se pone enfermo, es cuando entramos en juego los understudy. Esa es la manera en la que estamos involucrados en el proyecto, aunque es realmente estimulante.

Jeremy Bennett: "Aquí estoy vestido como The Doctor, en "Exit the King", a la entrada de la sala de los understudy en el National Theatre/ Foto: Jeremy Bennett
Jeremy Bennett: “Aquí estoy vestido como The Doctor, en “Exit the King”, a la entrada de la sala de los understudy en el National Theatre”/ Foto: Jeremy Bennett

TLCM: Eugène Ionesco escribió la obra a principios de los años sesenta, pero no resulta anticuada. En tu opinión, ¿qué lo que hace que no pierda vigencia, a pesar del tiempo transcurrido desde su estreno original?

Jeremy Bennett: Pienso que es una obra que toca a la gente incluso de la época actual, porque trata sobre la manera de intentar burlar la muerte, y eso nunca cambia. Este tema resulta muy emotivo, y todo el mundo lo ha experimentado alguna vez; aunque no sea necesariamente a través del miedo a fallecer, o por experimentar la misma aprensión que siente el personaje principal del rey Bérenguer. En concreto, a mi me parece especialmente impactante el final del viaje que describe Ionesco. Una travesía en la que el rey Bérenguer tiene que verse obligado a aceptar su propia muerte. Como ves, se trata de algo que está muy presente en la actualidad también, y que nunca pasa de moda.

Jeremy Bennett: "En este imagen, estoy en la obra "ART", en el Merling Theatre de Budapest, en 1999"/ Foto: Jeremy Bennett
Jeremy Bennett: “En esta imagen, estoy en la obra “ART”, en el Merling Theatre de Budapest, en 1999″/ Foto: Jeremy Bennett

TLCM: Como actor suplente en Exit the King, los personajes que te han tocado son los de The Guard y The Doctor. ¿Qué nos puedes contar sobre ellos?

Jeremy Bennett: The Guard está interpretado por Derek Griffiths. Es un actor magnífico, es muy conocido principalmente por las series de televisión para niños de los años sesenta, y es muy popular entre el público. Es un hombre maravilloso… (Para unos segundos para pensar) Adrian es el encargado del papel del Doctor. Es un famoso intérprete muy carismático, y es capaz de transmitir muchos matices y diferentes sensaciones, en función del personaje que tiene entre manos.

TLCM: ¿Es difícil suplir la ausencia de un actor tan completo como Adrian Scarborough?

Jeremy Bennett: Sí, lo que pasa es que el trabajo de un understudy no es el de copiar a otro actor; y en el National este no es el caso tampoco. Tienes la oportunidad de hacer tu propia caracterización, en función de lo que quiera conseguir el director. Y, en este caso, ese es Patrick Marber. Patrick está presente en todos los ensayos, y está a nuestro lado. Él nos pone a todos en el mismo sitio en cuanto a las actuaciones, lo que resulta muy gratificante para mí. No se trata de copiar la actuación de nadie, sino de crear tu propia interpretación. Te puedo confesar que esta del National ha sido una gran experiencia para mí como understudy. Sin embargo, no te voy a negar que el trabajo de un actor suplente es bastante difícil, porque debes practicar en el escenario, pero no puedes hacerlo cada noche en las representaciones y ante el público, porque debes esperar para entrar hasta que alguno de los actores tiene que ser sustituido en una función por enfermedad, o por algún compromiso familiar o de trabajo. Esto hace que tengas que estar constantemente preparado. Y esta espera dura semanas y semanas, y tú debes seguir adelante, a pesar de que nunca vas a estar seguro de que alguna vez te toque a ti hacerte cargo del personaje. Es una tarea muy complicada…

Jeremy Bennett: "Aquí me véis como portavoz de la BBC, en el montaje de "El discurso del rey"l del Birmingham Rep. (2015)/ Foto: Jeremy Bennett
Jeremy Bennett: “Aquí me veis como portavoz de la BBC, en el montaje de “El discurso del rey”, del Birmingham Rep. (2015)”/ Foto: Jeremy Bennett

TLCM: ¿Qué partes de los dos personajes que debes controlar te han resultado más complicadas de escenificar?

Jeremy Bennett: Puessss (La cadencia le permite calibrar la respuesta). Diría que la dificultad, más que en los personajes, está en el lenguaje en el que está escrita la obra; ya que es bastante difícil para modelarlo y memorizarlo. No obstante, el papel que más me divierte es el del doctor, porque es un rol mucho más extenso que el del guardia. Se trata de un personaje que goza de una creación más integral que la del guardia. Por eso, aunque sea como understudy, la del doctor es la parte que más he trabajado.

TLCM: Exit the King cuenta con un director realmente valorado en el teatro británico, como es Patrick Marber. ¿Cuál está siendo tu experiencia al trabajar con él?

Jeremy Bennett: Patrick es un director realmente interesante. Tiene unas ideas muy claras y específicas sobre todo. Es un hombre muy generoso y muy abierto a lo que los demás pueden aportar; y, con los actores, es especialmente estimulante. Con los understudies, él siempre prepara los personajes con nosotros, y nos permite aportar ideas sobre ellos. Eso, te puedo confesar, no es muy frecuente que lo hagan los directores con el equipo de suplentes. Es un profesional muy generoso y amable, y un magnífico director de teatro.

Jeremy Bennett: "Este soy yo en una película de hace mucho tiempo, titulada "Cuba Libre"/ Foto: Jeremy Bennett
Jeremy Bennett: “Este soy yo en una película de hace mucho tiempo, titulada Cuba Libre”/ Foto: Jeremy Bennett

TLCM: ¿Qué aspectos diferencian este montaje que se puede ver en el National Theatre de otros anteriores?

Jeremy Bennett: Básicamente, lo que puedo destacar es que esta versión del texto es muy inglesa, porque otras versiones se han fijado más en el sentido de la obra original. Eso lo notas en la manera en la que esta adaptación utiliza el idioma inglés. Patrick ha explotado el sentido cómico, pero lo ha hecho en una línea muy marcada del humor británico. Te aseguro que esta versión es muy diferente de las demás adaptaciones, realmente.

JEREMY BENNETT: “LA MISIÓN DE UN ACTOR SUPLENTE ES MUY COMPLICADA”

TLCM: Algunos medios de comunicación, como el periódico The Independent, han puntualizado que el público puede perderse un poco con el uso del lenguaje ideado por Marber, sobre todo por la velocidad en los diálogos. ¿Qué piensas tú al respecto?

Jeremy Bennett: Cuando actúas, tienes que interpretar simplemente; y no pensar mucho en el público. Si no lo haces así, puedes perder la intensidad, sobre todo si estás preocupado de si los que te están viendo han cogido o no lo que estás haciendo. El dinamismo de la obra está muy trabajado en este sentido. No obstante, hay momentos en las representaciones en los que el público se puede relajar, y reflexionar sobre lo que están viendo. Esto lo favorece el hecho de que la obra y el elenco de actores están a lo largo de la historia preparando la ceremonia de la muerte del rey Berenguer, y los diálogos no están en todo momento siendo lanzados a la audiencia.

TLCM: Ionesco diseñó Exit the King con elementos muy variados, que convierten la historia en comedia, drama… ¿Cuál dirías que es la esencia del argumento?

Jeremy Bennett: Yo diría que la obra va sobre la necesidad de aceptar lo que resulta inevitable en la vida, como es la muerte. Y, en ese viaje hasta esa aceptación, hay incluso momentos en los que se expresa el miedo hacia fallecer. Y realmente, si lo piensas, esa imposibilidad de aceptar lo inevitable es lo que nos mueve a agarrarnos a la esperanza proporcionada por las religiones, o a cualquier otra manera de burlar ese miedo. Sin embargo, al final, es un viaje que todos debemos hacer, y no es muy razonable no aceptarlo. En ese sentido, la obra va sobre esa negación del rey Bérenguer de aceptar lo inevitable.

Jeremy Bennett: "Aquí estoy en el camerino, vestido como mi personaje en el montaje de "Amadeus" (2014)/ Foto: Jeremy Bennett
Jeremy Bennett: “Aquí estoy en el camerino, vestido para el montaje de “Amadeus” (2014)”/ Foto: Jeremy Bennett

TLCM: El Teatro del Absurdo da una gran libertad a los actores, a la hora de enfrentarse a los textos. ¿Os ha permitido Marber improvisar de alguna manera?

Jeremy Bennett: Pienso que Patrick, como te he dicho antes, es alguien muy abierto a que los actores cambien cosas o hagan cosas diferentes. Pero eso no está relacionado con el tema de la improvisación con el libreto. Además, no sería muy bueno; ya que todos tenemos que trabajar con el mismo texto.

TLCM: En tu cuenta de Twitter, hay un mensaje que dice que un día recibiste tres e-mails seguidos, relativos a envejecimiento; disfunción eréctil; y cobertura de entierro. Parece una especie de señal premonitoria sobre el devenir del rey Bérenguer, ¿no?

Jeremy Bennett: (Ríe abiertamente) Sí… Claro que podría estar relacionado con el rey Bérenguer, absolutamente. (Cambia de tercio, sin perder el tono humorístico) Siempre intento poner un poco de comedia en mis tuits. Si te digo la verdad, suelo escribir muchos cuando estoy en el transporte público. Me temo que he publicado muchas tonterías en mi cuenta de Twitter… (Suelta una carcajada).

TLCM: Tras mirar tu currículum, dos obras parecen especiales en tu pasado profesional más reciente, como son Apologia y El discurso del rey. ¿Qué nos puedes contar de ellas?

Jeremy Bennett: Apologia la hice en el West End, como understudy para el papel de Hugh. Y en El discurso del rey… la obra original la hice en el West End; pero he participado en diferentes producciones de esta obra. Incluso formé parte del tour, donde interpreté diferentes personajes. También recuerdo con especial buen sabor de boca Amadeus

TLCM: Entre tus trabajos para el cine, hay uno en la película Booked Out, de Bryan O’Neill, en la que interpretas a un hombre desnudo, sin mayor distinción que esa…

Jeremy Bennett: Era un trabajo realmente muy alocado. De hecho, he trabajado en algunas películas bastante alocadas, como Bikini-Blitzkrieg. Eran películas en las que me tocaban personajes algo desquiciados. Te aseguro que mi carrera fílmica es bastante extraña. Recuerdo mi actuación en Sex Doll, de Silvie Verheyde, donde interpretaba a un tipo en una casa de prostitutas llamada Amoureux Solitaires, y estaba obsesionado con sexo todo el tiempo. Pero, afortunadamente, fue un papel corto (Sonríe).

TLCM: ¿Has tenido que quitarte la ropa más veces por motivos profesionales, aparte de estos títulos que comentas?

Jeremy Bennett: No, no he tenido que volver a interpretar ningún desnudo más… (Suelta una carcajada).

TLCM: ¿Sientes que ha cambiado mucho el oficio de actor, desde que tu empezaste en esto?

Jeremy Bennett: Pienso que dedicarse a esto siempre ha sido difícil. Y lo es desde la perspectiva de conseguir tener una carrera y hacer cosas buenas para poder decir que eres un actor. Hay más momentos amargos que gratificantes en ese camino. En esta profesión cuenta mucho la suerte, y estar en el lugar exacto en el momento exacto. Creo que siempre ha sido así, y siempre lo será. Supongo que la gente dice que ahora es más difícil porque hay más personas metidas en esto. Sin embargo, ahora también hay más oportunidades en televisión, por ejemplo; porque hay muchos programas y mayor número de cadenas. Y luego, Internet y la tecnología han favorecido a aumentar las posibilidades de trabajar en diferentes formatos…

Jeremy Bennett: "Esta fue mi primera actuación como actor profesional, haciendo de Aladdin en una pantomima. Me acompaña en la foto el maravilloso Dudley Sutton"/ Foto: Jeremy Bennett
Jeremy Bennett: “Esta fue mi primera actuación como actor profesional, haciendo de Aladdin en una pantomima. Me acompaña en la foto el maravilloso Dudley Sutton”/ Foto: Jeremy Bennett

TLCM: Creo que en tus ratos libres te dedicas a escribir…

Jeremy Bennett: Sí; de hecho, estoy preparando una obra; pero aún no está terminada. Llevo con ella desde hace un tiempo, y va sobre políticos; y se mueve en escenarios como Westminster. Es una comedia que tiene relación con las que se hacían en los setenta. Espero terminarla el próximo año…

TLCM: ¿Te reservarías el personaje principal si algún día se pusiera en escena?

Jeremy Bennett: No, no lo haría porque se trata de un personaje muy físico. Creo que soy un poco viejo para eso. Quizá algún día pueda rejuvenecer…(No puede evitar soltar una sonrisa).

TLCM: ¿Tienes algún proyecto en mente, una vez termines con las representaciones de Exit the King?

Jeremy Bennett: No. (Piensa un instante para continuar) No sé realmente lo que va a suceder. No hay nada en el horizonte por el momento. Lo que sí te puedo decir es que no siento preocupación o pánico por ello, ya que al final siempre surge algo. Y, hasta que salga, siempre puedo seguir intentando escribir algo propio…

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language