Donna Summer enciende las pistas de baile

La reina de la música disco de los setenta y ochenta vuelve a la actualidad con el colorista espectáculo "Summer: The Donna Summer Musical", que se representa en el Lunt-Fontanne Theatre de Nueva York.

10
Donna Summer es interpretada en el musical por LaChanze, Ariana DeBose y Storm Lever
Donna Summer es interpretada en el musical por LaChanze, Ariana DeBose y Storm Lever

Donna Summer dominó las discotecas de todo el planeta durante cerca de dos décadas con sus impactantes registros vocales, y sus dotes innegables para hacer pegadizo cualquier estribillo, sin importar que muchos de ellos fueran demasiado simples y repetitivos.

La chica del góspel nacida en Boston consiguió con su determinación y energía, aparte de la ayuda que obtuvo en su camino de gente tan competente en el negocio de las ondas como Giorgio Moroder y Pete Bellote, desbancar en las listas de éxitos a señoras del tronío y la pegada rítmica del pelaje de Gloria Gaynor. Su fórmula se centró en el trabajo duro, y en enfocar el protagonismo hacia su privilegia garganta.

LaDonna Adrian Gaines (más conocida como Donna Summer) falleció en 2012 a los sesenta y tres años, víctima de un cáncer de pulmón que no causó adicción alguna al tabaco; pero su legado en forma de hits sigue muy vivo, y eso es lo que ha motivado la creación de Summer: The Donna Summer Musical: obra de tintes nostálgicos a lo ópera pop setentera, que triunfa durante estos meses en el interior del Lunt-Fontanne Theatre (edificio construido en 1910, y situado en la 205 West 46th Street, en Nueva York).

Donna Summer narró su existencia más mediática en cada una de las canciones que interpretó/ Foto: Lunt-Fontanne Theatre
Donna Summer narró su existencia más mediática en cada una de las canciones que interpretó/ Foto: Lunt-Fontanne Theatre

Des McAnuff (The Tempest) es el encargado de poner en escena la azarosa vida de la responsable del inolvidable Last Dance.

Junto al coreógrafo colombiano Sergio Trujillo (Chicago) y el emotivo libreto diseñado por Colman Domingo, Robert Cary y el propio McAnuff; el nutrido equipo técnico y artístico pone cada noche sobre el sugerente decorado (el cual está en constante cambio, conforme se alternan los números en la partitura) las experiencias de la genial Mrs. Summer, vistas y entonadas a través de la caracterización compartida entre LaChanze (El color púrpura), Ariana DeBose (Hamilton) y la casi adolescente Storm Lever.

DONNA SUMMER, TRES MUJERES EN UNA

La diva Donna (LaChanze), la discotequera Donna (Ariana DeBose) y la principiante Donna (Storm Lever) son las tres caras de Eva que dan cuerpo al rompecabezas humano planteado por McAnuff; el cual va moldeando sus múltiples piezas por medio de los efectivos bailes, ambientados por la dirección musical de Victoria Theodore, y alineados por la brillante orquestación de Bill Bendle.

Una selección de temas de sobra conocidos por el público asistente, en la que los responsables del montaje dejan claro que repasar la banda sonora que alimentó el currículo de Donna Summer supone viajar a los tiempos del omnipresente Studio 54 neoyorquino, con sus noches de sudor enfervorizado bajo bolas de metal, e iluminado por luces de neón. En definitiva, una época a lo Tony Manero; donde la reina heredera del sonido Motown triunfó con su propio sello, distinguible y deslumbrante.

Donna Summer supo adaptar su estilo al tiempo en que vivió
Donna Summer supo adaptar su estilo al tiempo en que vivió

Desde la apertura del telón, cuando empieza a retumbar el eléctrico tema The Queen Is Back, hasta el alegórico y concluyente Last Dance (canción con la que DS ganó un Oscar de Hollywood, en 1978); Summer consigue que la emoción a golpe de notas no decaiga lo más mínimo. Misión posible, que cumplen a la perfección LaChanze, DeBose y Lever; compartiendo escenario, o luciendo sus dotes como solistas subidas a lomos de letras hipnóticas.

Entre las diferentes escenificaciones y evocaciones sinfónicas de las tres cantantes, hay momentos de erotismo candente (coincidentes con la aparición de cortes como el emulsivo Love To Love You Baby); de reflexión existencial (On My Honor y Pandora’s Box); de verdadera inspiración artística (MacArthur’s Park y Heaven Knows), y de desenfreno colectivo (Enough Is Enough/ No More Tears).

Tan adictiva gramola de los años pretéritos adquiere atmósferas imantadas en el conjunto de The Donna Summer Musical; y el resultado de semejante fórmula es un espectáculo (avalado por varias nominaciones en los Tony Awards) que habría hecho las delicias de la mujer que puso a todo el planeta a mover las caderas.

Más información, entradas y horarios en

https://www.ticketmaster.com/LuntFontanne-Theatre-tickets-New-York/venue/24583

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language