Eugène Ionesco pilota en el territorio de Lear

El National Theatre de Londres acoge las representaciones de "Exit the King": una especie de traducción surrealista de "King Lear", mediada por el teatro del absurdo.

11
Eugène Ionesco incluyó "Exit the King" en el llamado ciclo de Bérénger/ Foto: National Theatre
Eugène Ionesco incluyó “Exit the King” en el llamado ciclo de Bérengér/ Foto: National Theatre

Eugène Ionesco fue un experto en retratar la faz absurda y surrealista de la sociedad de su tiempo.

El dramaturgo nacido en Rumanía veía el mundo a través de unos prismáticos empañados en vaporosos estados de ánimo; y, embriagados por esas atmósferas de tonalidades grisáceas, sus personajes bucean por identidades surgidas de lo invisible, y por situaciones que parecen sacadas de los sueños de razones que reclaman sus monstruos tenebrosos.

Ionesco dibujó con precisión de exorcista circense a cada uno de los individuos/fantasmas que pueblan la totalidad de sus obras; y, a través de su trucada paleta de artista, los seres ideados por su pluma pierden el peso de la corporeidad, para sumarse al ejército de la levedad insoportable; soldados de la realidad inmaterial, a los que entronizó Milan Kundera en una de sus novelas más famosas.

Dentro de la producción escénica del responsable de La cantante calva, Exit the King (El rey ha muerto) conforma un singular acercamiento a la falsa eternidad de las monarquías que se resisten a perecer, incluso tras haber aspirado el aroma de la consumación.

Eugène Ionesco analizó el tema de la mornarquía y su preservación antinatural, en "Exit the King/ Foto: Simon Annand y National Theatre
Eugène Ionesco ironizó con el tema de la monarquía y su preservación antinatural, en “Exit the King/ Foto: Simon Annand y National Theatre

El Olivier Theatre (pieza clave del National Theatre de Londres) recupera el ambiente voluntariamente enmohecido de Exit the King, para conjurar un espectáculo emulsionado por sensaciones contrapuestas; y en el que el protagonismo corre a cargo de un monarca cercano a la muerte, después de haber gastado cuatrocientos años de excesos y dogmatismo dictatorial.

Rhys Ifans (Notting Hill) e Indira Varma (Juego de tronos) son los actores encargados de dar vida al rey Bérengér y la reina Marguerite, en esta nueva versión del mismo texto que otorgó un Tony Award a Geoffrey Rush, en 2010.

Ifans y Varma lideran la adaptación que preside la sala del Olivier Theatre, y que aparece vestida con los ropajes fantasiosos que le ha otorgado el fogueado director Patrick Marber (Hedda Gabler).

EUGÈNE IONESCO Y LO CÓMICO DE LAS DESPEDIDAS

Entre las estalactitas dialogadas de Exit the King es posible atisbar ciertos ecos de La vida es sueño, de Calderón de la Barca, y de El rey Lear, de William Shakespeare.

Con ciertas similitudes al mandatario senil creado por el bardo de Stratford-upon-Avon, el extravagante y hedonista Bérengér es exhibido como un anciano sin ganas de reconocer el fin de su ciclo vital, sin interés en aceptar el agotamiento de la propia existencia.

Los cuatro siglos que el monarca ha experimentado al máximo de los disfrutes irresponsables y dionisiacos se han vuelto contra él, aunque el gobernante se niega a marcar el paso hacia su desaparición, como si con su persona sucumbiera también un modelo de sociedad avocado al derrumbe y a la aniquilación.

Eugène Ionesco ha porporcionado a Patrick Marber un material único, con el que desarrollar la historia con completa libertad escenpgráfica/ Foto: Simon Annand y The National Theatre
Eugène Ionesco ha proporcionado a Patrick Marber un material único, con el que desarrollar la historia con completa libertad escenográfica/ Foto: Simon Annand y The National Theatre

Patrick Marber atrapa cada una de las emociones que Eugène Ionesco encerró en los actos y las escenas de Exit the King; y, con ellas, compone una adaptación que acepta los preceptos libertarios, con los que el autor rumano alumbró las entrañas sorpresivas de su trabajo.

Bajo tales tesis creativas, la caracterización de Rhys Ifans no renuncia al grado de locura que atesora su papel, y que arroja con determinación al patio de butacas, por medio de las palabras del rey Bérengér: un hombre con calzones y corona clásicos; aunque esmaltado con las teselas diseñadas en futurismos de incalculable valor, sobre todo para los absurdos y surrealistas paisajes humanos.

Nota.- Las representaciones de Exit the King tienen lugar en el Olivier Theatre de Londres desde el pasado 17 de julio de 2018, con fechas programadas hasta octubre del mismo año.

Más información, entradas y horarios en

https://www.nationaltheatre.org.uk

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language