Roberto Calasso entroniza al homo saecularis

El editor y narrador florentino presenta en España "La actualidad innombrable" (Editorial Anagrama): un lúcido ensayo, sobre el estado en zozobra de la sociedad contemporánea.

83
Roberto Calasso disecciona en el libro temas tan complicados de entender como el del terrorismo islámico
Roberto Calasso disecciona en el libro temas tan complicados de entender como el del terrorismo islámico

Roberto Calasso es un autor empeñado en exhibir la vacuidad del mundo del siglo XXI: universo alucinatorio de individuos carentes de peso específico, y adheridos a un desilusionante y falso apego a la tecnología y a la ciencia.

Sin quebrar su fortalecida pluma entintada en la experiencia intelectual, el presidente de la editorial Adelphi se adentra con precisión en los vicios y virtudes de los tipos que pueblan el planeta Tierra en el momento presente. Unos seres perdidos en la inconsistencia de los tiempos, que no pueden sustraerse a la herencia dejada por el destructivo período de la Segunda Guerra Mundial, y por el bestial legado de muerte y de horror propiciado por el Nazismo y el Tercer Reich.

Calasso recurre al lapso comprendido entre 1939 y 1945, para conferir sentido a lo que él denomina como sociedad secular: un nutrido grupo de hombres y mujeres que únicamente confían en la sociedad misma, y que practican una religión altruista y ausente de divinidades.

Tales ideas aparecen plasmadas dentro del libro La actualidad innombrable, que el experto en literatura inglesa acaba de editar en el mercado español, de la mano de Anagrama; dentro de la colección de Panorama de Narrativas, y con la traducción de Edgardo Dorby.

Roberto Calasso no se muestra muy optimista respecto al futuro de la sociedad actual/ Foto: Anagrama
Roberto Calasso no se muestra muy optimista respecto al futuro de la sociedad actual/ Foto: Anagrama

Dividida en dos partes bien diferenciadas, esta obra del escritor florentino consigue delimitar el espacio vital del homo saecularis, en contraposición con el homo sapiens. Y lo enlaza a la fisonomía difusa de un sujeto propio de la segunda mitad del siglo XX y del XXI, al que caracteriza un comportamiento uniformado en torno a la aceptación de las reglas, que no de los preceptos rectores; y cuyas apetencias se atienen a los procedimientos, sin venir estos acompañados de convicciones sólidas.

ROBERTO CALASSO Y LA FRUSTRACIÓN COLECTIVA

Ante el paisaje anímico descrito en La actualidad innombrable, ¿cómo es posible comprender los principios del terrorismo de índole islámica?

Esta misma pregunta se la hace Calasso a sí mismo, en la primera parte de su ensayo; y la respuesta que ofrece el autor transalpino viene dada por algo tan preocupante como la acumulación de rabia y frustración, muy latente entre los que se conocen como “lobos solitarios del yihadismo“.

Los mecanismos sociales de la secularización en declive, que dibuja el responsable de Los cuarenta y nueve escalones a lo largo de las páginas, carecen de un verdadero sentido de la trascendencia humana, y ni la ciencia ni la digitalización son capaces de aportar un mínimo de significado a muchos de los terrícolas que habitan el planeta. Esto provoca que el comportamiento sectario gane protagonismo entre los candidatos a convertirse en terroristas suicidas, siempre captados a través de movimientos transversales para conformar el atomizado pensamiento que caracteriza a estos asesinos programados para masacrar.

Roberto Calasso proclamó el fin de la modernidad, en el libro "La Folie de Baudelaire"
Roberto Calasso proclamó el fin de la modernidad, en el libro “La Folie de Baudelaire”

Esta “era de la inconsistencia“, como la denomina el presidente de Adelphi, genera una ansiedad sin mesura; y la supuesta entronización de las comunicaciones propia de la aldea global no es más que un mero espejismo, portador de un significado existencial que realmente nunca llega a materializarse.

Semejantes afirmaciones son refrendadas por Roberto Calasso en la segunda parte de La actualidad innombrable, con citas sumarias de personajes de profundo intelecto y contrapuesto análisis social; como Virginia Woolf, Ernst Jünger, Louis-Ferdinand Céline, Simone Weil y Walter Benjamin.

Un repaso a buena parte de los cerebros de la contemporaneidad en el que el ensayista italiano incluye a Goebbels, en calidad de representante de los “feroces cirujanos lobotomizadores”: genocidas confirmados, que pusieron las bases para la alienación colectiva y ciudadana.

Más información en

http://www.anagrama-ed.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language