Nairy Baghramian siembra el Palacio de Cristal con sus esculturas frágiles y vaporosas

La artista iraní muestra algunos de sus últimos trabajos, en la primera exhibición individual que se le dedica en España.

189
Nairy Baghramian da un toque sorprendente a la atmósfera del Palacio de Cristal de Madrid/ Foto: Museo Reina Sofía
Nairy Baghramian da un toque sorprendente a la atmósfera del Palacio de Cristal de Madrid/ Foto: Museo Reina Sofía

Nairy Baghramian acumula sueños de colapsos continuos, protagonizados por figuras en eterna traslación hacia abismos desintegradores y posiblemente destructivos.

El trabajo de esta artista iraní bien podría definirse como un viaje sin retorno con destino a la desmembración evolutiva de las formas, las cuales protagonizan las escenas pergeñadas en su peculiar plinto.

Un decorado de seres aparentemente humanos, que metamorfosean su anatomía a través de tubos de plástico, pieles encueradas o placas de acero remachado.

Participante en numerosas exposiciones colectivas, Baghramian acude al inspirador Palacio de Cristal, en el  Parque del Retiro madrileño, para vestir la desnudez del inmueble con sus materiales leves y poéticos: ingredientes abiertamente comprometidos con la fisiología de las mujeres y de los hombres, desde el inicio de los tiempos a la actualidad.

Bajo el citado guion, lo que se puede contemplar en el “palacio” perteneciente al Museo Reina Sofía es una figurada duna desértica, en la que los añorados oasis surgen de una concepción orgánica del arte del modelado, como hijo de una divinidad arenosa en la que los destellos de emoción los provoca la sensibilidad calórica de su naturaleza mutable.

Nairy Baghramian sugiere un mundo de formas que remiten a un singular apego minimalista y surrealista
Nairy Baghramian sugiere un mundo de formas, que remite a un singular apego minimalista y surrealista

El desconcertante pulso de la creadora nacida en Isfahán define el discurso oculto de cada una de las esculturas que componen su primera muestra individual en España, y lo que resulta es un enriquecedor juego de intenciones y mensajes.

Un profundo y evocador diálogo con los espectadores, donde el elemento femenino goza de un protagonismo sincero y vertebrador.

NAIRY BAGHRAMIAN Y SU GUSTO POR LOS MATERIALES

En cada una de las obras manufacturadas por Baghramian hay un esfuerzo desatado por equilibrar los distintos elementos que componen el objeto en cuestión; fórmula activa que confluye en un todo de completitud casi circular, que da a la figura una personalidad distinguible por sí misma.

Tal cúmulo de experiencias han llevado a la artista y a los responsables de la exposición del Palacio de Cristal a bautizar la exhibición con el título de Breathing Spell (Un respiro); en alegoría al verdadero sentido del recorrido planteado, donde lo importante es llenar los pulmones con el aire de las debilidades aparentes y épicas.

Nairy Baghramian (en la imagen) ha participado en importantes certámenes en todo el mundo
Nairy Baghramian (en la imagen) ha participado en importantes certámenes en todo el mundo

Las piezas de Baghramian ofrecen un paisaje de delicadezas habitualmente ignoradas por las grandilocuencias escultóricas más mediáticas; pero, con su fisonomía de quejumbrosa prestancia, revelan la pasión de esta mujer de fragilidades voluntarias, identificada con su deseo por alcanzar el espacio de la levedad orgánica.

En esos lugares de sutiles líneas es donde reside la fuerza de NB: decorados de primitivismo esquemático, en los que es posible hallar el rastro de las vulnerabilidades inherentes al ADN de las herederas y herederos del homo sapiens.

Nota.- Breathing Spell (Un respiro) estará en el Palacio de Cristal de Madrid hasta el próximo 14 de octubre de 2018.

Más información, entrada y horarios en

http://www.museoreinasofia.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language