Kylie Minogue experimenta el nuevo sonido pop-dance-nashville

La cantante australiana da aires de country multitudinario a sus ritmos discotequeros, en el contagioso álbum titulado "Golden"

43
Kylie Minogue
Kylie Minogue estrena en “Golden” su colaboración con BMG

Kylie Minogue suele ser sinónimo de fiesta sonora. Una asunción efectiva y subliminal, que la diva oceánica ha preservado con una fórmula activa poco dada a los efectos monocromáticos, y totalmente afectuosa cuando se trata de animar al personal a través de melodías adictivas y letras pegadizas.

Con el simple objetivo de estimular paisajes auditivos enfebrecidos y complacientes, la otrora chica de I Should Be So Lucky se ha mantenido en lo más alto de las listas dance durante varias décadas, sin batacazos espectaculares ni pérdida de interés por parte del público.

Sin embargo, la estrella nacida en Melborune (donde tiene hasta su propia estatua) nunca se ha quedado estancada en un estilo determinado; sino que ha ido cambiando progresivamente, aunque sin abandonar su ADN como artista.

Precisamente, esa necesidad de encontrar ingredientes novedosos para enriquecer su propuesta voluntariamente pop es la que ha llevado a Kylie a recurrir al country de atmósferas multicolores. Y con sus destellos a lo Taylor Swift, la oceánica ha confeccionado buena parte de los 16 cortes que conforman su decimocuarto trabajo de estudio: un CD bautizado con el nombre de Golden (BMG Rights Management).

Kylie Minogue
Kylie Minogue lanzó el efusivo “Dancing”, como primer single de “Golden”

Baladas románticas (como la que interpreta con Jack Savoretti, en el tema Music’s Too Sad Without You), números de pista a lo Billy Ray Cyrus (Dancing), ironías de salón (Stop Me From Falling) o himnos de disfraz teenager (Raining Glitter) forman el variado mosaico de sensaciones, que transmite Golden.

KYLIE MINOGUE NO SE QUEDA ESTANCADA

Desde la finalización de Kylie Christmas: Snow Queen Edition, en 2016; la responsable del recordado Fever estaba embarcada en una operación afanosa y profunda, destinada a dar aire fresco a su repertorio. Un lifting lírico, que obligó a la compatriota de Peter Weir a localizar inspiraciones distintas a las habituales, enraizadas en los aspectos sensibles de la música.

Por ese motivo, la cantante de Melborune viajó a Nashville (Tennessee), donde se encerró en el estudio de grabación para unir su pop extravagante y algo vintage (mediatizado en los últimos tiempos por la variante electrónica) que dominaba en sus discos anteriores, con el country de estelares contorsiones.

En esta meta de búsqueda infructuosa, productores como Mark Taylor y Alex Smith ayudaron a KM a abanderar una especie de synth-pop dance teñido de banjos y guitarras en acústico, para asimilar la fisonomía sinfónica de damas del pelaje de Dolly Parton.

Kylie Minogue
Kylie Minogue ha arropado muchos de los cortes con banjos y guitarras en acústico

El resultado de tales exploraciones ha dado origen a un CD que transmite alegría, en una simbiosis efectiva que recuerda a Olivia Newton-John, Taylor Swift y Katy Perry; pero concitadas mediante el inconfundible timbre grave de la inagotable Kylie Ann Minogue.

No obstante, y a pesar de los tiempos acelerados y transoceánicos que triunfan en Golden, el álbum también ofrece momentos más tranquilos y casi confesionales, como los interpretados en Radio On y A Lifetime to Repair.

Sin duda, la operación de renovación melódica orquestada por Kylie ha dado sus frutos; y han florecido en una obra que mantendrá a la enérgica australiana muy alto, entre las preferencias de los asistentes a las parties más señeras del planeta.

Nota.- Kylie Minogue actuará el próximo 21 de abril en The Queen’s Birthday Party 2018, que se celebrará en Londres.

Vídeo oficial de Dancing, por KylieMinogueOnVEVO

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language