Hugh Grant, con él llegó el escándalo a Westminster

El protagonista de "Cuatro bodas y un funeral" recuerda el turbio affaire Thorpe, en la miniserie "A Very English Scandal".

55
Hugh Grant (a la izquierda) ha modificado parte de su físico para caracterizar a Jeremy Thorpe/ Foto: BBC One
Hugh Grant (a la izquierda) ha modificado parte de su físico para caracterizar a Jeremy Thorpe/ Foto: BBC One

Hugh Grant ha pasado de ser un consumado sex symbol con marca de fábrica británica, a transformarse en un actor de socarronería envolvente, siempre acompañado de un conjunto de tics gestuales que refuerzan sus caracterizaciones con un toque de histrionismo medido.

Pese a que el cine norteamericano encasilló a la estrella de Notting Hill en una variante de personajes cómicos, avalados por el despiste típico de los seductores con aire de intelectual; el que fuera pareja de la modelo y actriz Elizabeth Hurley procuró también hacer valer su preparación para acometer roles más complicados. De esta manera, la carrera del súbdito de Isabel II pudo intercalar producciones más estimables desde el punto de vista artístico que las demandadas por sus fans en Hollywood, tales como Remando al viento y Maurice.

Transcurridas las décadas, los cerca de sesenta años que acredita el carné de la estrella inglesa le han abierto las puertas a un conjunto de personajes alejados de los habituales donjuanes del tipo al que el europeo caracterizó en Cuatro bodas y un funeral.

Uno de estos trabajos de madurez anhelada, en el que la calidad escénica promete desequilibrar la balanza de lo simplemente correcto, es el que Hugh Grant ejecuta en A Very English Scandal.

Hugh Grant ha contado con el libro de John Preston y el guion de Russell T. Davies, para imaginar la faz de Thorpe
Hugh Grant ha contado con el libro de John Preston y el guion de Russell T. Davies, para imaginar la faz de Thorpe

Para lograr los resultados requeridos por el cineasta Stephen Frears (responsable de los tres episodios de los que consta esta producción de Blueprint Television, para el canal BBC One), el actor de Lo que queda del día ha contado con la más que estimable composición humana y psicológica que hace el guionista Russell T. Davies, sobre la denostada y polivalente figura del político liberal Jeremy Thorpe.

HUGH GRANT SE PONE LENTILLAS DE COLOR OSCURO

Los hechos que narra A Very English Scandal tienen que ver con el mediático juicio en el que se vio involucrado el entonces líder del Partido Liberal del Reino Unido, quien fue encausado por conspirar en la muerte de su antiguo amante: el ex modelo Norman Scott.

La acción de la miniserie recoge los años en los que ambos se conocieron, en una Inglaterra que perseguía a los homosexuales, y les impedía hacer cualquier tipo de carrera en escenarios como el del Parlamento de Westminster.

Thorpe se topó con Scott por primera vez en 1961, y la llama de la pasión surgió entre ellos; pero el mundo de entonces les obligó a mantener sus sentimientos alejados de la opinión pública. Por causas de esa moral estigmatizadora de la homosexualidad, la pareja tuvo que separarse; coincidiendo con el ascenso en la carrera de Thorpe al frente del Partido Liberal.

Sin embargo, el modelo veinteañero no se tomó muy bien la ruptura, y no desistió en sus constantes intentos por acercarse nuevamente al flamante político (asunto que se convirtió en particularmente espinoso cuando Thorpe estuvo a punto de compartir gobierno con el conservador Edward Heath, en 1974).

Ben Whishaw (en la foto) encarna a Norman Scott, el amante de Hugh Grant en la ficción
Ben Whishaw (en la foto) encarna a Norman Scott, el amante de Hugh Grant en la ficción

Los prolongados intentos de Scott por encender el interés de su antiguo enamorado acabaron con la extraña muerte de este, y el posterior y demoledor juicio, que sentó en el banquillo a Jeremy Thorpe en 1979.

Después de intensas jornadas de testimonios y de historias morbosas publicadas por los rotativos de los más diversos signos, el político fue absuelto del cargo de conspiración; pero el proceso acabó con su carrera.

Aquejado de una enfermedad crónica, el que fuera uno de los dirigentes más carismáticos del Partido Liberal británico falleció en su casa, entre recuerdos de un pasado secuestrado, en 2014.

A Very English Scandal escarba en la época en la que los sentimientos de Thorpe y Scott se vieron irremisiblemente pisoteados, por un mundo que no aceptaba las relaciones entre personas del mismo sexo; y detiene su discurso en el tiempo en que duró el incendiario juicio, denominado por los medios de comunicación como el affaire Thorpe.

Hugh Grant asume el papel protagonista de la miniserie, con el miedo habitual de meterse en la piel de un personaje que existió en la vida real. A tal efecto, el conocido intérprete ha modificado su aspecto ligeramente, para recrear con mayor verosimilitud los rasgos físicos del parlamentario. Un esfuerzo que, en las fotografías proporcionadas por BBC One, tiene su reflejo en la modificación del color de ojos (el iris azul de Grant ha sido ocultado por lentillas oscuras), y en el rictus facial que solía presentar Thorpe.

Por su parte, Ben Whishaw hace lo propio con el papel de Norman Scott: el joven de fisonomía atrayente, que inspiró pasiones abrasadoras en los deseos íntimos del  hombre que pudo convertirse en Primer Ministro de Gran Bretaña.

Más información en

http://www.bbc.co.uk

Hugh Grant ha trabajado con cuidado la gestualidad de Jeremy Thorpe/ Foto: BBC One
Hugh Grant ha trabajado con cuidado la gestualidad de Jeremy Thorpe/ Foto: BBC One

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language