Rami Malek siente la pasión escénica de Freddie Mercury

El protagonista de la serie "Yo, Robot" es el encargado de meterse en la excesiva personalidad del líder de Queen, en el filme "Bohemian Rhapsody".

29
Rami Malek (en la imagen) ha conseguido un extraordinario parecido con Freddie Mercury
Rami Malek (en la imagen) ha conseguido un extraordinario parecido con Freddie Mercury

Rami Malek se convirtió en una estrella de la noche a la mañana, tras el éxito de su serie Yo, robot; pero su breve estancia en los pisos superiores de la industria audiovisual estadounidense le situaban aún en una posición de desventaja frente al elocuente y excéntrico Sacha Baron Cohen (la primer opción de los productores para interpretar al irreductible y genial Freddie Mercury).

Incluso los miembros de Queen implicados en el proyecto (Brian May y Roger Tayor) veían al actor de Borat como el ideal para encarnar al cantante de la legendaria banda británica. Sin embargo, Cohen es alguien impredecible, y sus salidas de tono respecto al guion original hicieron que finalmente se desmarcara de la película.

Sin el aval del protagonista de Ali G, la búsqueda de un sustituto se convirtió en una batalla complicada para la responsable del casting (Sussie Figgis). Y, cuando muchos daban por muerto el proyecto, apareció el televisivo Rami Malek: un profesional de gran poderío gestual y camaleónico, que consiguió convencer a los directores, Bryan Singer y Dexter Fletcher, de que él era capaz de dar vida al explosivo Mercury (a pesar de que, sin la parafernalia del maquillaje y el vestuario, el parecido entre ambos es casi inexistente).

Malek estudió los movimientos y el carisma del vocalista de Queen; y, poco a poco, empezó a meterse en la psique de un hombre desconocido para la mayoría, que vivió por y para el show business hasta su temprana muerte en 1991.

Rami Malek estudió a conciencia la manera de hablar, moverse y cantar de Freddie Mercury
Rami Malek estudió a conciencia la manera de hablar, moverse y cantar de Freddie Mercury

El guion diseñado por Justin Haythe y Anthony McCarten recorre quince años en el currículo profesional del cuarteto; a la vez que retrata una época de excesos y creatividad al calor de lo que se vino en llamar glam rock.

Desde principios de los setenta, cuando la banda aún poseía el nombre de Smile, a la apabullante actuación en el Live Aid Concert de 1985; el largometraje muestra los momentos más glamurosos -y otros menos coreados por los medios de comunicación- de la mítica formación, que encadenó hits sin parar desde el lanzamiento de Bohemian Rhapsody (título escogido para la movie).

RAMI MALEK ES EL OBJETO DE TODAS LAS MIRADAS

Corría 1975, cuando Freddie Mercury, John Deacon, Brian May y Roger Taylor lanzaron al mundo la canción bautizada como Bohemian Rhapsody.

Los juegos continuos de la letra, que parecía sacada de un musical de Cole Porter o del inimitable George Gershwin, y sus ritmos cambiantes ayudaron para que la composición alcanzara el éxito inmediato en las listas de éxitos del planeta. Un hecho que vino precedido de la elaboración del que fue considerado el primer videoclip en la historia del rock.

A partir de ese hito, la película de Bryan Singer y Dexter Flelcher monta una oda secuencial plagada de luces y sombras, en la que el talento impetuoso de Mercury ejerce como vitamina anímica de un argumento que desborda nostalgia sonora, según evoluciona la trama.

Rami Malek se ha sumergido en el legado musical y escénico de Queen
Rami Malek se ha sumergido en el legado musical y escénico de Queen

Brian May y Roger Taylor han supervisado voluntariamente la total gestación de Bohemian Rhapsody, para puntualizar los asuntos que estaban algo oscuros en el libreto original, o que no habían ocurrido tal cual pensaban los guionistas.

A lo largo de ese papel como consejeros, lo que sí parece haber convencido al guitarrista y al batería de Queen ha sido la transformación de Rami Malek, como Freddie Mercury (y eso que ellos habían apostado desde un principio por contar con Sacha Baron Cohen).

El actor angelino ha intentado dotar a su caracterización de la humanidad desgarrada que transmitía el autor de The Show Must Go On a través de sus canciones, y equilibrarla con la deslumbrante faz que exhibía -de cara al exterior- el personaje autoproclamado como The Great Pretender.

Joseph Mazzello (John Deacon), Gwilyn Lee (Brian May), Ben Hardy (Roger Taylor) y el histriónico Mike Myers completan el elenco de este esperado biopic, cuyo estreno en España está previsto para el próximo 28 de diciembre de 2018.

Rami Malek cambia su psique, cuando se pone el bigote de Freddie Mercury
Rami Malek cambia su psique, cuando se pone el bigote de Freddie Mercury

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language