Francis Scott Fitzgerald y sus relatos desconocidos

La editorial Anagrama traduce al español "Moriría por ti y otros cuentos perdidos": una recopilación de historias cortas ideadas por el autor de "El gran Gatsby", las cuales nunca han sido publicadas anteriormente.

36
Francis Scott Fitzgerald concibió "Moriría por ti" desde la libertad absoluta
Francis Scott Fitzgerald concibió “Moriría por ti” desde la libertad absoluta

Francis Scott FitzGerald dio un sentido pleno a lo que significaba pertenecer a la llamada generación perdida. Ese grupo de escritores unidos por la sombra de los outsiders; a los que la fama y el glamur podía disfrazar de triunfalistas espíritus de las letras y la existencia, pero que en soledad quemaban su desilusión a base de proyectiles entintados y suicidas.

Ahogado en las profundidades de los caracteres sulfurosos, las amarguras sentimentales, los colores hipnotizadores del alcohol y la impresión de encajar mínimamente en un mundo en continuo cambio; el autor de El último magnate construyó un castillo de frases asfixiantes y tristezas aguerridas.

Una figurada fortaleza, resquebrajada en los cimientos por las imperfecciones de sus habitantes, siempre nutridos por las depresiones vivenciales.

En ese ecosistema es donde subsisten los relatos que componen el mosaico bautizado Moriría por ti y otros cuentos perdidos; reconocimiento expreso de un fracaso injustificado, que el narrador nacido en Minnesota hiló con el esmero de los orfebres de los pensamientos, inspirado por las montañas de Carolina del Norte.

Francis Scott Fitzgerald fue un especialista en retratar el nihilismo en el que se emborrachaba la clase media-alta de USA en los veinte y los treinta
Francis Scott Fitzgerald fue un especialista en retratar el nihilismo en el que se emborrachaba la clase media-alta de USA, en los veinte y los treinta

Como si fueran confesiones orquestadas desde el territorio de la exploración y el riesgo, FSF destila su particular brillantez expositiva y descriptiva en las calculadas píldoras contra la alienación colectiva que dirigen el volumen; tales como Pesadilla, Qué Hacer, Pulgares hacia arriba o Cita con el dentista.

Todo un engranaje de excentricidades medidas, donde la soltura de una prosa juguetona y camaleónica se abre paso a través de la pátina de aparente normalidad, donde encajan los contextos en los que transcurren las diversas tramas.

FRANCIS SCOTT FITZGERALD Y SUS RASGOS BIOGRÁFICOS MAQUILLADOS 

En el curso general de Moriría por ti hay numerosos ingredientes en los que FitzGerald no puede evitar que trasciendan sus experiencias al lado de su esposa Zelda, mientras el surrealismo reinante de los argumentos retuerce las asociaciones claras con un modelo autobiográfico diáfano e identificable.

El responsable de Suave es la noche vierte recuerdos y nostalgias en un teatrillo de pantomimas militantes, en el que el protagonismo lo tienen empresarios atrapados en psiquiátricos, guionistas reconvertidos en vagabundos, seductores legendarios, adolescentes con espíritu de aventureros urbanos, o soldados derrotados que cuelgan de sus pulgares.

Fórmula que no acalla los ecos de los fantasmas, que perseguían al literato desde lo más interno de su mente en continuo punto de ebullición.

Anne Margaret Daniel vio la riqueza de matices contenida por Francis Scott Fitzgerald en "Moriría por ti"
Anne Margaret Daniel vio la riqueza de matices contenida por Francis Scott Fitzgerald en “Moriría por ti”

Scott FitzGerald nunca huyó de la decepción a lo largo de su carrera, para él era como una especie de vitamina con la que estaba demasiado acostumbrado a convivir.

El heroísmo que subyace en el rechazo de los demás dio un aura de caballero de causas imposibles a su deslumbrante literatura, la cual se hizo fuerte dentro de la distinción de los decorados desprovistos del elemento de seguridad acomodaticia que usaban otros creadores.

Ahí, en los paisajes agrestes de la imaginación estimulada por la ansiedad, es el sitio donde Moriría por ti define sus rasgos de penitentes, y autorizados de principio a fin para ironizar sobre la sociedad de la opulencia y el lujo, del hedonismo y de los escaparates de la falsedad reinante.

Francis Scott Fitzgerald nunca se sintió a gusto en los paraísos artificiales del lujo y el glamur
Francis Scott Fitzgerald nunca se sintió a gusto en los paraísos artificiales del lujo y el glamur

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language