Nicholas Hoult devuelve la juventud a Tolkien

Nicholas Hoult (Mad Max: Furia en la carretera) pasea estos meses por las calles de Liverpool, ataviado con la fisonomía del autor de El señor de los anillos.

El intérprete de X-Men da vida al célebre escritor nacido en Sudáfrica, en el biopic titulado simplemente Tolkien, cuyo rodaje corre a cargo del chipriota Dome Karukoski (Tom de Finlandia).

La historia recrea los años de juventud del inventor de la Tierra Media, cuando este tuvo que combatir en la Primera Guerra Mundial como especialista en la lengua de signos, dentro del 11º Batallón del Servicio de Fusileros de Lancashire.

Nicholas Hoult (en la foto) escenifica los duros años de Tolkien durante la Gran Guerra

Nicholas Hoult (en la foto) escenifica los duros años de Tolkien durante la Gran Guerra

El misterio acompañó durante toda su existencia a John Ronald Reuel Tolkien, como lo hizo con su colega C. S. Lewis.

Ambos creadores proyectaron sendos mundos de imaginaciones pletóricas, mientras su aparente cotidianeidad se recluía en los sesudos salones y atrios de los colegios universitarios más prestigiosos de Reino Unido.

Ellos sabían cómo ver más allá de la aparente realidad, para alumbrar con su pluma elfos mágicos, luchas atemperadas, orcos agresivos, leones hablantes y viajes al más allá de los paraísos perceptibles por la retina.

En el caso de Tolkien, su capacidad para levantar de la nada una legendaria epopeya de singulares y frondosas raíces nórdicas le convirtió en uno de los escritores más admirados del siglo XX. Y todo merced a la trilogía de El señor de los anillos, a la precisa y envolvente genealogía contenida en El Silmarillion y a las aventuras de clásicos trazos esgrimidas en El hobbit.

Aún hoy en día, y pese a las múltiples biografías publicadas por los expertos, los seguidores de Tolkien no dejan de preguntarse quién era realmente este Gandalf de la literatura de ficción. Un individuo que supo volar mucho más lejos de las grafías existentes, para imaginar nuevas maneras de expresión y lenguajes amamantados por germanías ilusorias.

Nicholas Hoult siente fascinación por el universo de Tolkien (en la imagen)

Nicholas Hoult siente fascinación por el universo de Tolkien (en la imagen)

El cineasta chipriota Dome Karukoski no ha podido desvanecer su curiosidad hacia la inmensa figura del reputado filólogo y profesor de la Universidad de Oxford.

Y el resultado se ha convertido en una intensa película, que reproduce algunos de los periodos más duros experimentados por Tolkien; antes de que este se transformara en un writer con miras hacia la eternidad.

NICHOLAS HOULT PIENSA COMO TOLKIEN

El guion original del irlandés David Gleeson (The Front Line), bautizado simplemente como Tolkien, se queda en las etapas primerizas del afamado padre de Bilbo y Aragorn.

JRRT adquiere en el filme la piel imberbe y las costuras prometedoras de un joven dado a las grandes pasiones, las cuales distaban notablemente de su dedicación al estudio de la lengua anglosajona.

Precisamente, ese carácter de sublimados sentimientos se desbordó con creces en el instante en que el literato conoció a la singular y etérea Edith Bratt: la musa y futura esposa del narrador.

Ambos se encontraron en el orfanato demasiado pronto, pero los dos sabían que acabarían casándose; hecho que ocurrió un 22 de marzo de 1916, en Warwick, Inglaterra (Tolkien tenía entonces veinticuatro años).

Sin embargo, el verdadero acontecimiento que marca el desarrollo de la obra que rueda actualmente el equipo y la cámara de Dome Karukoski se sitúa en la Primera Guerra Mundial.

Lily Collins (en la foto) interpreta en Tolkien a la esposa de Nicholas Hoult

Lily Collins (en la foto) interpreta en “Tolkien” a la esposa de Nicholas Hoult

Durante las interminables jornadas pasadas en batallas como la del Somme, el autor de El libro de los cuentos perdidos pudo contemplar muy de cerca el horror de la muerte, mientras su cerebro escanciaba el barro ensangrentado provocado por un káiser imaginario, al que el antiguo teniente de comunicaciones otorgó décadas después la denominación de El Señor Oscuro.

Nicholas Hoult es el actor escogido para dotar de rasgos físicos a este Tolkien lleno de energía veinteañera, mientras los fantasmas le aguardan al borde las trincheras de la violencia uniformada con los galones de la contienda del 14. A su lado, Lily Collins (Mirror, mirror) da vida a la fuerte e inspiradora Edith Bratt.

Con el trabajo de ambos, Karukoski pinta un romántico fresco de emociones compartidas, en el que la tela la componen los pigmentos irreductibles de las entonces futuras palabras legendarias.

Nicholas Hoult no guarda mucho parecido físico con Tolkien (en la foto) durante su juventud

Nicholas Hoult no guarda mucho parecido físico con Tolkien (en la foto) durante su juventud


Warning: Missing argument 1 for cwppos_show_review(), called in /home/jmperez/public_html/wp-content/themes/flat/content-single.php on line 29 and defined in /home/jmperez/public_html/wp-content/plugins/wp-product-review/includes/legacy.php on line 18

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *