TU ESPACIO DE CULTURA Y DE OCIO

Björk aporta luz en medio de la oscuridad

La cantante islandesa lanza mensajes esperanzadores en su nuevo disco: "Utopia"

6
Björk returce su paleta sinfónica al lado del venezolano Arca
Björk retuerce su paleta sinfónica, al lado del venezolano Arca

Los nueve discos que componen la biografía artística de Björk forman un proyecto inmenso de notas camaleónicas, arropado por un puñado de versos surgidos de la rebeldía y de la necesidad por abrir las ventanas a la experimentación.

El mediático estilo definido como folktrónica (con el que se ha querido etiquetar a la creadora islandesa) es simplemente una leve definición, o acercamiento limitador, hacia una manera de abordar los pentagramas que escapa a la razón de las escalas estudiadas en los conservatorios.

Björk posee esa extraña e inmensa fuerza con la que están dotadas algunas estrellas del planeta de las ondas; y que mezcla talento e improvisación con un espíritu aventurero, no muy dado a adoctrinarse con la mercadotecnia reinante.

Precisamente, esa singularidad por esgrimir discursos melódicos sin seguir patrones establecidos desde fuera se puede atisbar con intensidad en los catorce cortes de los que consta Utopia (One Little Indian Records): una obra que roza la perfección de los acordes sensitivos, y que muestra un tapiz de imágenes idealizadas a rasgón de arpa eternizada, o a resuello de violonchelo edulcorado.

Björk sigue en su empeño de desbordar su inspiración a través de los experimentos controlados
Björk sigue en su empeño por desbordar su inspiración a través de los experimentos controlados

Al lado del entregado espíritu activo de Arca (Alejandro Ghersi), la música nacida en Reykjavik deshoja una margarita de sonidos variados y tallo con alma de new age, tamizada por la sabiduría de la electrónica milenarista. Una flor de papel celofán, en la que las asociaciones bien pueden ir desde la ciencia ficción de sentido armónico, a los interiores de los claustros medievales.

BJÖRK INSERTA LA SEMILLA DE LA ENSOÑACIÓN

Composiciones de la belleza palpable de The Gate, Feature Creatures, Tabula Rasa o Saint unen sus lazos multicolores para elaborar una atmósfera absorbente y embriagadora, que es la que consigue dotar a Utopia de una fisonomía reconocible y admirable.

En esa misión por lograr un mosaico de imágenes inolvidables, la creadora nórdica entrega la batuta colaborativa a un nutrido grupo de instrumentistas virtuosos (en este apartado, sería justo destacar la presencia de la violonchelista Júlia Mogensen y de la arpista Katie Buckley); el cual ayuda en la tarea de la diva islandesa para configurar el cuadro profundo y tridimensional que desarrolla el disco surco a surco; y en el que los toques épicos y legendarios aportan la carga decisiva para regalar el peso específico al elemento narrativo del mismo.

Björk acondiciona su privilegiada voz a la variedad de instrumentos que protagonizan "Utopia"
Björk acondiciona su privilegiada voz a la variedad de instrumentos que protagonizan “Utopia”

A lo largo de los setenta minutos que dura el noveno trabajo de estudio de Björk, los residuos que dejan cada una de sus líricas luminosas ofrecen al oyente una simbiosis enriquecedora entre naturaleza y tecnología, con especiales evocaciones de pájaros volando, o de islas en peregrinación por océanos de aguas subyugadoras.

En esa senda de delicados contornos, la sucesión de temas se produce con el ritmo de los poemas ansiosos por encontrar las realidades soñadas, que indican el título de Utopia; aunque, tras el aterciopelado toque de semejantes cortinas de raso, se esconda la política atemorizante de Donald Trump, el cambio climático, las sequías que destrozan los campos, las desigualdades sociales…

Björk ha querido exponer un mundo alejado de la realidad tan complicada que vive el ser humano
Björk ha querido exponer un mundo alejado de la realidad tan complicada que vive el ser humano

 

 

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.