Tori Amos planta cara a Donald Trump

256

Tori Amos escarba en sus ancestros familiares y en la actual situación política de USA, para diseñar el atmosférico curso de Native Invader (Decca Records).

El álbum (decimoquinto en la carrera de la compositora e intérprete de Carolina del Norte) encadena trece cortes de singulares y diversificados ritmos, que van del trip-hop de etiqueta a las baladas clásicas con esencias de la New Age británica.

Entre los mejores temas destacan la aterciopelada perfección que presenta Mary’s Eyes, las estrofas abiertamente guerreras de Broken Arrow, o las conmociones desnudas que exponen los versos de Bang.

Tori Amos
Tori Amos buscó sus musas en la aparente tranquilidad de su hogar materno

La Naturaleza podría definirse como un gigantesco titán impredecible y caprichoso, el cual puede expresarse con la violencia de los comportamientos irascibles, o mediante la dulzura envolvente de las carantoñas maternales.

¿Cuál es nuestro papel en la destrucción de nuestra tierra y de nosotros mismos?“, se pregunta Tori Amos, ante semejante ente de dureza inmaculada; después de escuchar a la Madre Gaia -entre silenciosa y atronadora- en las extensiones de las Montañas Smoky, en Carolina del Norte. Y las respuestas que ha recibido la trovadora contemporánea han surgido de las emociones contrapuestas, justo como se comunican el medio ambiente y los hábitats con esperanzas de permanecer en el planeta.

Tales nutrientes son los que han estimulado la mente creativa de la instrumentista y cantante de Flicker (el tema que prologa el documental Audrie and Daisy, de Netflix), para confluir en un disco que esgrime sus virtudes a base de demostraciones artísticas, siempre al calor de los cristales esmerilados que propaga con su timbre la diva pelirroja.

Un trabajo que lleva el efectista y elocuente título de Native Invader.

Tori Amos
Tori Amos lanzó la pegadiza balada pop-rock “Cloud Riders”, como primer single del CD

Quería experimentar cómo la Naturaleza crea su espacio mediante fuerzas opuestas, siendo el último elemento regenerador el que se produce a través de los ciclos de la muerte y el renacimiento constantes“, explica la letrista norteamericana, en su página web.

TORI AMOS Y SU CONCIENCIA SOCIAL

Las historias de sus familiares maternos, más sus sentimientos deslucidos por la inesperada enfermedad de su progenitora, fueron los primeros latigazos que animaron a Myra Ellen Amos a grabar el material de Native Invader, alumbrada por la prestancia de los impresionantes Martian Engineering Studios de Cornwall, en Inglaterra.

Pero antes de ese momento, y espoleada por la urgencia de dar un giro a los estilos que definieron la anterior obra de la creadora, Tori emprendió un espiritual viaje por carretera hasta su antiguo hogar en Carolina del Norte, simplemente para abrir sus oídos a lo que la Naturaleza podía transmitirle.

Esa sinceridad con el entorno se convirtió en la vitamina rectora que domina la fisonomía melódica de Native Invader; aunque pronto se vio también influenciada por los conflictos relativos a la campaña electoral de Estados Unidos, que elevaron a Donald Trump como nuevo Presidente de la nación de las barras y estrellas.

Tori Amos
Tori Amos actuará el próximo 4 de octubre, en el Royal Albert Hall de Londres

Escuché y miré los enfrentamientos que estaban traumatizando al país, y me limité a escribir tales sensaciones en el papel“, reconoce Amos, quien ha dejado impresa la huella del descontento colectivo en cortes de rebeldía acerada, tales como Broken Arrow y Up the Creek.

Sin embargo, junto a las intenciones más mediáticas, el compacto refleja igualmente un gusto excesivo por las liricas moldeadas hasta sus más mínimas notas, en un milimétrico esfuerzo por elaborar un sonido capaz de transportar a los oyentes a los mundos que Tori esculpe con determinación.

Dentro de semejante universo de melodías inmaculadas, las baladas son las que mejor defienden la existencia de la atmósfera hipnotizadora marca de la casa de Mrs. Amos. Un conjunto de orquestaciones minimalistas, que protagoniza la envidiable garganta de la norteamericana, acompañada de una soltura elitista solo al alcance de damas de la categoría de Kate Bush.

Tal vez Native Invader no sea al final ese objeto de metamorfosis que su autora preconizaba en 2016, pero sus influjos y ráfagas de inspiración bien podrían ser un excelente comienzo para el anhelado cambio en la dirección de la brújula.

Tori Amos
Tori Amos ha incluido la voz de su hija Tash, en el tema “Up the Creek”

Audio de Cloud Riders, subido por ToriAmosVEVO

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language