Roberto Saviano y los cahorros de la mafia

168

Roberto Saviano regresa las librerías con La banda de los niños (Editorial Anagrama): un acercamiento diferente a la Camorra napolitana, vista desde la perspectiva de los menores que admiran a los peligrosos capos mafiosos.

La novela reproduce las motivaciones y el vacío existencial de unos protagonistas obsesionados con disparar armas de fuego, conducir temerariamente por las calles de Scampia, y jugar compulsivamente con videojuegos de violencia extrema.

El texto expone el nihilismo colectivo en el que hunden sus expectativas, presentes y futuras, los miembros de la banda a la que hace referencia el título de la obra.

Roberto Saviano ha elaborado el libro a través de sus visitas constantes a los juzgados napolitanos
Roberto Saviano ha elaborado el libro a través de sus visitas constantes a los juzgados napolitanos

Quien nace en el mar sabe que existe el mar del curro, el mar de las llegadas y las partidas, el mar de la descarga de las alcantarillas, el mar que te aísla (…)“. Eso es Nápoles para Roberto Saviano: una región bañada por múltiples aguas, con distinta salubridad y contextos vivenciales. Un lugar de derrumbes colectivos y maravillas arquitectónicas, en el que coexisten la opulencia y las jaulas de hambre y desarraigo; justo como sucede en Madrid, Londres, Los Ángeles o Brasilia.

Lo que ocurre es que en las geografías adyacentes al Vesubio, como en el resto de la zona del sur de Italia y en la isla de Sicilia,  el agreste ecosistema descrito se haya dominado también por un monstruo de sanguinarias fauces, llamado Camorra.

Dentro de semejante decorado es donde transcurre el argumento coral de La banda de los niños: última creación del periodista y literato transalpino, que acaba de alcanzar las librerías españolas de la mano de la Editorial Anagrama (espoleada por la efectiva traducción de Juan Carlos Gentile Vitale).

Roberto Saviano tiene que llevar una escolta policial, después de las amenazas de la mafia napolitana tras la publicación de "Gomorra"/ Foto: Editorial Anagrama
Roberto Saviano tiene que llevar una escolta policial, después de las amenazas de la mafia napolitana tras la publicación de “Gomorra”/ Foto: Editorial Anagrama

Muy lejos del universo infantil de delictiva naturaleza descrito en Oliver Twist, de Charles Dickens; el cosmos diseñado en esta obra recrea con crudeza realista un paisaje sin salvación para los chavales que lo transitan.

Los jóvenes que aparecen en la novela del napolitano son como máquinas programadas para la autodestrucción, emulsionadas por un apego a la violencia y a la criminalidad difíciles de detener por parte de las autoridades.

ROBERTO SAVIANO NO ENMUDECE SU ESPÍRITU COMBATIVO

Cuando apareció Gomorra, en 2006, la vida cotidiana de RS dio un giro de 360 grados. Las veraces palabras del autor, enlazadas para dar a conocer la bestialidad intrínseca de las actividades mafiosas en Nápoles, le granjearon una condena por parte de los capos de la organización criminal, de la que aún quedan los restos de una escolta policial que protege cada paso del autor.

Sin embargo, pese al tiempo transcurrido y las desdichas personales ocasionadas, Saviano no ha abandonado su pasión por contar lo que sucede en los bajos fondos su tierra natal. Un empeño que le ha llevado a no ser especialmente bien recibido en su lugar de origen; mientras en las redes sociales, muchos haters no dejan de menospreciar cada nuevo trabajo del inteligente y aguerrido writer.

Pero eso parece no molestarle al narrador, quien se encuentra en un excelente momento profesional, tras el triunfal desarrollo de la serie de televisión basada en la historia de Gomorra.

Roberto Saviano suele desarrollar una prosa descarnada y directa
Roberto Saviano suele desarrollar una prosa descarnada y directa

La banda de los niños pivota con acidez por similares cuestiones a las de los anteriores libros del creador de CeroCeroCero.

Sometida a una prosa descarnada y directa, la acción de la novela fotografía el día a día de once adolescentes con ansias de medrar en el mundo de los homicidios programados o no, la extorsión y el tráfico de drogas.

Los chicos tienen en Marajá (de nombre Nicolas Fiorillo) a su líder; y, junto a él, perpetran un buen número de robos a mano armada, asesinatos de emigrantes, atropellos de viandantes, peleas callejeras… Y un sinfín más de atrocidades, que los teenagers comenten con el fin de ganar puntos dentro de los viejos clanes de la maltrecha Camorra.

A los muertos culpables. A su inocencia“. Semejante dedicatoria prologa el libro. Una confesión sincera y exacta de la realidad que experimentan los cachorros de la ilegalidad voluntaria, los cuales dan fisonomía de camposanto a este desangelado testimonio sobre éticas inexistentes.

Más información en

http://www.anagrama-ed.es

Roberto Saviano está muy contento con el éxito de la serie "Gomorra" en la televisión italiana
Roberto Saviano está muy contento con el éxito de la serie “Gomorra” en la televisión italiana
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language