TU ESPACIO DE CULTURA Y DE OCIO

Oleanna siembra la duda en Madrid

5

Oleanna, una de las obras más polémicas escritas por el estadounidense David Mamet, es el texto escogido por el Teatro Bellas Artes para abrir la temporada otoñal.

Fernando Guillén Cuervo y Natalia Sánchez protagonizan esta pieza de impactante argumento, cuyo utópico título esconde en su interior una situación de acoso sexual entre un profesor y su alumna.

Luis Luque es el encargado de poner en escena la historia ideada por Mamet, creación que en el año de su estreno fue acusada de oportunista, debido a su coincidencia con un mediático juicio  llevado a cabo en USA.

Oleanna fue recibida con una lluvia de críticas enfrentadas, tras su estreno en Broadway
Oleanna desembarca en Madrid después de triunfar en otros teatros de España

En el teatro de David Mamet, las verdades absolutas no existen; ni tampoco los posicionamientos vehementes de bueno contra malo, negro contra blanco, claro contra oscuro…

Cuando el dramaturgo norteamericano desarrolla un tema, las preguntas sin respuestas construyen las enrarecidas atmósferas por las que se mueven sus rotos personajes; y los paisajes se tornan tan desnudos como los individuos que deambulan por ellos, acompasados cual espectros por decorados vestidos de soledad y desidia.

Dentro de semejante arco de escenas sustraídas a las realidades soñadas, Oleanna se convirtió desde su concepción en punta de lanza de una suerte de similitudes desafortunadas; la mayoría de ellas relacionadas con el caso de abuso sexual sufrido por una profesora universitaria (Anita Hill), a manos de un juez candidato a la Corte Suprema (Clarence Thomas). Litigio dirimido en 1992, el mismo año de estreno de la citada obra.

Oleanna es vista por Luis Luque como la lucha entre dos personas con intereses diferentes/ Foto: Teatro Bellas Artes y Sergio Parra
Oleanna es vista por Luis Luque como la lucha entre dos personas con intereses diferentes/ Foto: Teatro Bellas Artes y Sergio Parra

Luis Luque retoma la batalla mantenida entre los dos protagonistas del argumento de Mamet (la estudiante Carol y el profesor John), para revivir la intensidad de los tres actos elaborados por el autor de Casa de juegos. Una verdadera montaña rusa de sentimientos y diálogos, que cambia conforme evoluciona el curso de la acción.

OLEANNA Y EL PODER DE MODIFICAR LAS APARIENCIAS

Según el tema original (versionado para la ocasión por Juan V. Martínez Luciano), Oleanna comienza cuando una estudiante universitaria llamada Carol acude al despacho de su profesor, nominado John.

La chica necesita pedir ayuda para comprender la materia de la asignatura que imparte el mencionado educador.

Por su parte, el maestro escucha a la muchacha; mientras va enterneciéndose al hacer notar las similitudes entre la posición de la joven alumna y él mismo cuando aún no se había licenciado.

Poco a poco, la charla toma derroteros demasiado íntimos; hasta alcanzar un instante en que la actitud de John rebasa los límites de una mera relación entre pupila y enseñante, para entrar de lleno en el terreno del acoso sexual. Al menos, esto es lo que entiende Carol, quien amenaza con contar su versión a los demás; algo que podría acabar con la carrera y el matrimonio del instructor.

Natalia Sánchez (en la imagen) interpreta a Carol en la adaptación de "Oleanna"/ Foto: Teatro Bellas Artes y Sergio Parra
Natalia Sánchez (en la imagen) interpreta a Carol, en la adaptación de “Oleanna”/ Foto: Teatro Bellas Artes y Sergio Parra

Conforme avanza la trama, el espectador descubrirá grietas con las que acercarse a las posturas antagónicas de la acusadora y del supuesto depredador. Juego de espejos circenses, que el inteligente David Mamet asume con las aceradas frases de un par de seres que representan los naufragios individuales: metáforas andantes de una sociedad perdida en el laberinto de los placeres dominantes.

Oleanna es una historia sobre la lucha de poder entre dos personas; en la que cualquiera puede ser esa estudiante, y a la vez ser ese profesor“, afirma Luis Luque, quien también reconoce la carga de critica que el texto despliega con respecto a los ineficaces sistemas de enseñanza contemporáneos.

Natalia Sánchez (La memoria del agua) y Fernando Guillén Cuervo (Quantum Of Solace) llenan el sencillo escenario del Teatro Bellas Artes con su capacidad para ir de la ira al arrepentimiento, del llanto a la histeria, de la acusación a las realidades variables. Solo dos personas con visiones diferentes de lo ocurrido, y motivaciones contrapuestas; las cuales ponen en jaque los argumentos dogmáticos, y hacen desvanecerse las verdades inmutables.

Justo como David Mamet imaginó en el lejano ya 1992

Nota.- Oleanna estará en la cartelera madrileña del 8 de septiembre al 15 de octubre.

Fernando Guillén (en la foto) es el encargado de poner físico a John, en el montaje de "Oleanna"/ Foto: Teatro Bellas Artes y Sergio Parra
Fernando Guillén Cuervo (en la foto) es el encargado de poner físico a John, en el montaje de “Oleanna”/ Foto: Teatro Bellas Artes y Sergio Parra

Más información, entradas y horarios en

http://www.teatrobellasartes.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.