Arcade Fire y su caso de bifrontismo

Arcade Fire editan su quinto álbum de estudio: un disco con juegos irónicos y constantes dualidades sonoras, que lleva por título Everything Now (Sony Music Entertainment).

La banda canadiense ofrece un repertorio de melodías curiosas, en las que hay ingredientes que apuestan por el despiste del personal; con canciones que modifican su curso en función del orden en que aparecen en la obra.

Entre los productores encargados de esta aventura del sexteto norteamericano se encuentran Thomas Bangalter, de Daft Punk; Steve Mackey, de Pulp; y Geoff Barrow, de Portishead.

Arcade Fire

Arcade Fire han aprovechado el paisaje de USA para encuadrar el decorado edénico de “Everything Now”

Nada más aparecer Everything Now en el mercado, la revista NME hizo saltar la sorpresa y las especulaciones, cuando acusó de plagio a Arcade Fire, en uno de sus artículos.

Según la mencionada cabecera, el grupo de Montreal había utilizado parte de las notas contenidas en la canción La gran ciudad, perteneciente a la formación madrileña Templeton; todo para componer el single que da título al quinto trabajo de estudio de los autores del barroco Reflecktor.

Tras una guerra en las redes sociales, que aún no ha calmado la reacción de los protagonistas y de algunos actores secundarios, el esperado CD de Win Butler y sus muchachos alcanzó la luz con trece temas por lo menos desconcertantes.

Arcade Fire

Arcade Fire sorprenden con su peculiar mixtura de estilos

Electro dance, funky de jamaicanos contoneos, rock de naturaleza domesticada, orquestación de sutiles trazos agrestes, letras abiertamente lúdicas y pianos adormecedores. Estos son algunas de las variantes en las que los compatriotas de Justin Trudeau han sumergido sus imaginativos accesos de innegable creatividad, para dotar de personalidad a Everything Now.

ARCADE FIRE REGATEAN A SUS MUSAS

Cuando surgieron en el panorama de las ondas, hace ahora dieciséis años, Arcade Fire se configuraron poco a poco como uno de los grupos de referencia de cara al comienzo del nuevo milenio. Su apuesta clara por el indie rock, deudor de los valientes estribillos de sala de directos sudorosos, les otorgó la vitola de talentosos guerreros de las sinfonías del siglo XXI. Pero algo se ha ido torciendo en su camino.

Desde el rocambolesco Reflecktor (2013), quizás incluso antes, el sexteto ha ido perdiendo el norte de las genialidades asumidas; para enloquecer su brújula activa con impetuosas composiciones, muchas veces canibalizadas por el deseo de trascender a las épocas y a las modas de usar y tirar.

Arcade Fire

Arcade Fire no tienen miedo a la experimentación controlada

Everything Now entra de lleno en ese espíritu de continua renovación, de excéntricos trazos en no pocas ocasiones; en la que Win Butler, Régine Chassagne, Richard Reed Parry, William Butler, Tim Kingsbury y Jeremy Gara someten cada una de sus líricas a la hora de grabarlas ante el micrófono de un estudio.

Sin embargo, cuando los responsables de Neon Bible  descargan su virtuosismo musical delante de sus seguidores, cualquier desenfreno de calculado egocentrismo queda mitigado por la fuerza de sus interpretaciones. Algo que el sexteto demostró una vez más el pasado mes de mayo, tras la sobresaliente actuación de los quebequeses en el Primavera Sound de Barcelona.

No obstante, todavía queda tiempo para que Arcade Fire regresen a España (a tenor de las fechas de su actual tour), y puedan validar en toda su magnitud las lindezas de Everything Now; por lo que hay que limitar el juicio a lo que el oyente recibe a través del frío equipo de música (ya sea en streaming o no). Y lo que resulta de la mencionada degustación es un cúmulo de sensaciones extrañas y dubitativas.

Salvo songs de curso más combativo a nivel rítmico (tales como Creature Confort, Infinite Content, Good God Damn, o la generosa Put Your Money On Me), el resto es como un ejercicio destinado a mover el esqueleto de los clientes de un club nocturno. Eso sí, con la etiqueta adecuada de los selectos artistas del modernismo vaporoso.

Ante semejantes propósitos de suavidades voluntarias, Win Butler y Régine Chassagne dotan de profundidad oral a cada una de las letras que conjuntan este álbum, plagado de recorridos más oníricos que auténticamente memorables.

Un producto de agradable disfrute donde hay espacio para soñar, siempre en medio de los accesos electro-dance que se marcan los chicos de Montreal.

Arcade Fire

Arcade Fire confían en su talento para cambiar de registro a cada surco del álbum

Vídeo oficial de Everything Now, por ArcadeFireVEVO

 

 


Warning: Missing argument 1 for cwppos_show_review(), called in /home/jmperez/public_html/wp-content/themes/flat/content-single.php on line 29 and defined in /home/jmperez/public_html/wp-content/plugins/wp-product-review/includes/legacy.php on line 18

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *