José Luis Gil inaugura el Festival de Almagro con Cyrano

134

José Luis Gil luce la prótesis nasal del héroe que protagoniza la clásica obra de Edmond Rostand, para dar por iniciada la cuadragésima edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

El conocido actor de La que se avecina hace suyas las cuitas amorosas del inmortal soldado poeta, con el fin de hipnotizar al público asistente a través del imaginativo montaje dirigido -con rigor y minimalismo escénico- por Alberto Castrillo-Ferrer.

Ana Ruiz y Álex Gadea acompañan a Gil en las representaciones del texto, siempre caracterizados como la engañada Rosana y el poco elocuente Christian de Neuvilette.

José Luis Gil fue quien tuvo la idea inicial para el montaje/ Foto: Moisés Hernández, diseño @nwicenteg
José Luis Gil fue quien tuvo la idea inicial para el montaje/ Foto: Moisés Hernández, diseño @nwicenteg

El 27 de diciembre de 1897, el apasionado Cyrano de Bergerac empapó su talento con las palabras de terciopelo y fuego, ideadas por el dramaturgo francés Edmond Rostand.

Hasta entonces, el célebre enamorado de la nariz prominente era una simple leyenda de mercadillo y feria itinerante, relacionada con la azarosa vida del soldado poeta llamado Hercule-Savinier de Cyrano de Bergerac.

Rostand puso dignidad y apostura en el verbo de Cyrano, y le arropó con la galantería soñada de los rostros emergidos de las fantasías caballerescas. Todo para que la mujer a la que iban dirigidos sus anhelos (su prima Rosana) cayera víctima del hechizo de un fantasma, de una máscara de apolíneas formas nominada Christian de Neuvilette.

La tragedia de Cyrano ha conocido multitud de actores bajo su prestancia de rapsoda oculto (quizá, los más recordados sean José Ferrer y Gérard Depardieu); un testigo que José Luis Gil recoge con el propósito de dotar de vida propia a uno de los personajes más admirados de la dramaturgia contemporánea.

José Luis Gil busca la faz más sensible del militar del siglo XVI conocido como Cyrano
José Luis Gil busca la faz más sensible del militar del siglo XVII, conocido como Cyrano

Lo que hemos querido es presentar un montaje que nos permita soñar con mosqueteros y con amores imposibles, con descarados lances y alegres bufonadas, que su verso sea música para nuestros oídos y su ritmo adrenalina para el corazón“, afirma Alberto Castrillo-Ferrer, director de esta nueva versión del texto de Rostand.

JOSÉ LUIS GIL SE DECLARA TRAS OTRA IDENTIDAD

Un “diseño a la europea”, sin grandes engranajes o rocambolescos decorados, es lo que ha pretendido llevar a cabo Castrillo-Ferrer, como si desnudara de telas superfluas una obra que palpita de emoción con cada línea de sus párrafos.

Los actores y el verbo: esos son los ingredientes con los que los responsables de la Compañía La Nariz de Cyrano quieren presentarse ante las audiencias exigentes del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, sin redes de separación entre las líneas enfervorecidas declamadas por Cyrano y las lágrimas escondidas de los que escuchan.

Ahí, en esa comunión de figurado cordón umbilical colectivo, es donde reside la magia que Castrillo-Ferrer y su elenco ambicionan concitar desde esta noche a las 22: 45 horas, y hasta el próximo 10 de julio.

José Luis Gil da alas a su excepcional dicción, a través de la mente de Cyrano
José Luis Gil da alas a su excepcional dicción, a través de la mente de Cyrano

Con la adecuada iluminación de Nicolás Fitschel y la música de David Angulo, José Luis Gil eleva su polivalente tono vocal sobre cada acto de la pieza, como si el corazón sufriente de Cyrano se sincerara a cada evolución discursiva, a cada giro de carta destinada a regalar ríos de ingenio recalcitrante al torpe Christian.

Drama, humor, aventura, fatalidad, romanticismo… Muchos son los puntos cardinales que comandan la carta de navegación de la creación de Rostand; a la cual, Carlota Pérez-Reverte (la encargada de la actualización) intenta ajustarse en la medida de lo posible, aunque por el camino se hayan quedado partes de la composición original que pugnaban por insuflar atmósferas sutiles a las velas del navío.

Al final, el señor de Bergerac -el luchador incansable con alma de rapsoda insurrecto- queda expuesto una vez más en su dimensión de hombre herido por la fortuna de la herencia genética. Un hidalgo de noble cuna y complejo iracundo, que pone sobre el tapete el infausto tema de la marginación social a los considerados como feos, o simplemente como disonantes de la normalidad aceptada por las masas.

Nota.- Cyrano de Bergerac estará en el recién estrenado Espacio Miguel Narros del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, del 7 de julio al 10 del mismo mes.

La versión cinematográfica de Gérard Depardieu es una de las más recordadas del texto de Rostand
La versión cinematográfica de Gérard Depardieu es una de las más recordadas del texto de Rostand

Más información, entradas y horarios en

http://www.festivaldealmagro.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language