Jack Lowden retrata a Morrissey antes de The Smiths

312

Jack Lowden (a quien este mes se podrá ver en el blockbuster titulado Dunkerque) es el encargado de poner rostro y físico al icónico cantante de The Smiths: el excesivo y talentoso Steven Patrick Morrissey.

England Is Mine es el título del filme, el cual se acerca al mítico artista durante los años setenta, antes de que liderara a la legendaria banda de Panic y Shakespeare’s Sister.

La película está dirigida por el debutante Mark Gill, y tiene previsto su estreno en las salas británicas para el próximo 4 de agosto.

Jack Lowden interpreta a Morrissey cuando era un muchacho aquejado de graves problemas afectivos
Jack Lowden interpreta a Morrissey, cuando este era un muchacho aquejado de graves problemas afectivos

El sonido de Manchester y de la música de la segunda mitad del siglo XX no serían lo mismo sin las letras apasionadas de Morrissey, orquestadas al frente de los inolvidables The Smiths.

Palabras como las construyeron las estrofas de Panic, London, o Half A Person se han convertido en puntales del sonido ochentero, nacido durante una década irrepetible en las extensiones del reino de Isabel II.

Un encadenado de notas y frases precisas en las que se percibe, siempre en dosis adecuadas, odio y concordia, amor y desesperación, optimismo y degradación moral. Sensaciones templadas, con la confianza del mejor herrero, la garganta agresiva y tierna de Steven Patrick Morrissey.

Tal fue el cultivo generacional cosechado por The Smiths que aún hoy en día, pese a la separación de la formación, sus composiciones siguen llenando las noches nostálgicas de los que alguna vez se han prestado a dejarse hipnotizar por sus abrasadoras melodías, ubicadas habitualmente en tierra de nadie, entre el punk literario y el rock de alta gradación elitista.

Jack Lowden ha tenido que lidiar con la esquiva personalidad del cantante de The Smiths
Jack Lowden ha tenido que lidiar con la esquiva personalidad del cantante de The Smiths

Mark Gill fue uno de esos jóvenes, que volaron en más de una ocasión con las inspiradas sintonías de Morrissey, Johnny Marr, Andy Rourke y Mike Joyce. Apego al repertorio del grupo isleño que el novel director confiesa en cuanto tiene ocasión, aderezado con  la devoción que experimenta hacia el genio de un individuo tan profundo como Steven Patrick M.

Este leitmotiv llevó a Gill a bucear en la biografía más desconocida del hijo de un portero y una bibliotecaria irlandeses, con el objetivo de ilustrar -a base de imágenes en movimiento- la prehistoria vivencial del autor de Sweet and Tender Hoolingan.

Y el resultado de esa aventura es una movie sorpresiva y atrayente, bautizada England Is Mine (como la canción de The Smiths contenida en el disco Still III, y que explicita: “England Is Mine, And It Owes Me A Living“).

JACK LOWDEN Y LOS RECUERDOS DE MORRISSEY

El guion original de England Is Mine, escrito por Gill y William Thacker, toma la figura de Steven Patrick Morrissey cuando era casi un adolescente, un chaval temeroso de no encajar en un mundo dedicado a catalogar a las mujeres y a los hombres por su condición social.

Depresivo por naturaleza, y amante de los románticos versos de Oscar Wilde, John Keats y Goethe; Morrissey se pasó el instituto intentando escapar de los chicos que le perseguían por su carácter distinto al habitual, en una ciudad de Manchester que todavía no había robado a Londres su capitalidad de la música revolucionaria.

Jack Lowden se documentó a fondo para captar la manera de ser de Morrissey
Jack Lowden se documentó a fondo para captar la manera de ser de Morrissey

Con muchas ideas en la cabeza y overbooking de musas visionarias, el joven Morrissey se solía aislar del exterior, con los ecos adormecedores de Sandie Shaw y Marianne Faithfull, mientras devoraba rimas de conmoción planetaria al compás del movimiento Kitchen Sink Realism (algo alejado generacionalmente del cantante nacido en Lancashire).

El filme recoge también la admiración del protagonista por el imperecedero rebelde nominado James Dean, y con cuya actitud alumbró un punk glamuroso: adicto a las riñas del rock urbano y profundo.

Mark Gill mezcla tales ingredientes para elaborar un libreto asentado en la emoción desbocada: texto que confía sin reservas al veinteañero Jack Lowden, y que le regala uno de esos papeles que los actores pueden atacar desde distintos frentes. Un trabajo en el que Lowden comparte escena con Jessica Brown Findlay, Laurie Kynaston, Peter McDonald y Simone Kirby, entre otros.

Los paisajes nostálgicos y setenteros hacen el resto, por enmarcar este biopic en un bodegón desesperado y estimulante. Una obra surgida de las entrañas de una icónica estrella de las trovas incendiarias.

Un tipo que ya apuntaba maneras, antes incluso de que “Inglaterra fuera suya“…

Jack Lowden no se ha dejado nada en el tintero
Jack Lowden no se ha dejado nada en el tintero frente a la cámara

Más información en

http://www.englandminefilm.co.uk

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language