Johnny Depp descubre los infiernos del hip-hop

158

Johnny Depp se mete en la piel de un detective de Los Ángeles, para destapar la crónica homicida que envolvió los asesinatos de Tupac Shakur y Notorious B.I.G.

LAbyrinth es el título de la incisiva película que protagoniza el alter ego del pirata Jack Sparrow, y dirige el joven Brad Furman (El inocente). Un largometraje que sigue las revelaciones contenidas en la valorada y homónima novela del periodista Randall Sullivan.

Las calles de la ciudad angelina, más los escenarios de Las Vegas, sirven al equipo de Furman para narrar la investigación real llevada a cabo por el policía Russell Poole, y que tocaba a fondo la ejecución por arma de fuego de Shakur y Notorious B.I.G.

Johnny Depp (en la imagen) aparece algo cambiado para caracterizarse como el detective Russell Poole
Johnny Depp (en la imagen) aparece algo cambiado para caracterizarse como el detective Russell Poole

Entre 1996 y 1997, el mundo de la música se despertó con la desaparición violenta de dos de los supuestos gurús del estilo denominado hip-hop.

Las letras revolucionarias de Tupac Shakur y de Christopher Wallace (más conocido como Notorious B.I.G.) fueron silenciadas por la acción criminal de una mafia con tentáculos en las altas esferas, relacionada con sobornos a las autoridades y anhelos por extorsionar el universo de los ritmos callejeros.

Por la acción de los supuestos capos del negocio de las ondas y de algunos dueños de los lugares de alterne y el tráfico de drogas, Tupac Shakur falleció tras ser tiroteado en un viaje por coche en Las Vegas. Mientras, Notorious B.I.G. apagó prematuramente las denuncias contenidas en sus rimas de enérgicos versos improvisados, por culpa de una bala en una arteria de Los Ángeles, el 9 de marzo de 1997.

Muchos pensaron que los dos hechos no pasaban de la mera coincidencia, pero el detective Russell Poole comenzó a descubrir las conexiones que le llevaron al corazón de una organización delictiva, que tenía su núcleo de actuación en los garitos de moda y en el sello discográfico denominado Death Row Records.

Johnny Depp luchó para que el proyecto basado en el libro de Sullivan saliera adelante
Johnny Depp luchó para que el proyecto basado en el libro de Sullivan saliera adelante/ Foto: Grove Press

A modo de thriller policiaco, el cineasta Brad Furman retoma el argumento para construir una obra de desarrollo envolvente, en la que la investigación del detective protagonista marca el leitmotiv de la trama.

JOHNNY DEPP VUELVE A COLGARSE LA PLACA

El final de la década de los noventa en Estados Unidos marcó una escalada de la violencia, que dejó en las calles revueltas ciudadanas y enfrentamientos con las fuerzas del orden.

En medio de esa lucha por reivindicar derechos en estado de anemia social, el hip-hop y el rap se erigieron como los géneros musicales más cercanos al malestar colectivo.

Dentro de esa corriente de notas surgidas del asfalto y de los suburbios, más que de los pentagramas academicistas de los conservatorios, Tupac Shakur y Notoriuos B.I.G. se alzaron como dos de los trovadores urbanos con más influencia entre los jóvenes, hasta que ambos fueron asesinados en un espacio corto de tiempo.

Forest Whitaker (en la foto) encabeza el elenco del film, junto a Johnny Depp
Forest Whitaker (en la foto) encabeza el elenco del film, junto a Johnny Depp

El guion elaborado por el hasta ahora actor Christian Contreras arranca con un caso aparentemente inconexo con el homicidio de las dos estrellas de la música: el de un tiroteo en el que resulta muerto un agente de azul. Sin embargo, cuando el detective Russell Poole establece asociaciones, los indicios llevan al investigador a un complot en el que lucen como puntos oscuros los asesinatos de Shakur y de Christopher Wallace.

Los escenarios originales donde ocurrieron los acontecimientos descritos acogieron a Furman y a sus colaboradores, para poner en pie una producción que tuvo serios problemas de financiación; y en la que la implicación de Johnny Depp (como principal valedor del proyecto) resultó esencial para conseguir el presupuesto necesario con que acometer la empresa.

Junto a Depp (quien vuelve a interpretar un detective de homicidios, después de su recordada actuación como Frederick George Abberline, en Desde el infierno, de Albert y Allen Hughes), el gigante Forest Whitaker se encarga de hacer creíble la sorprendente historia, como el periodista Jack Jackson (alter ego encubierto del escritor Randall Sullivan).

Brad Furman (responsable de "El inocente") se ha compenetrado muy bien con la forma de trabajar de Johnny Depp
Brad Furman (responsable de “El inocente”) se ha compenetrado muy bien con la forma de trabajar de Johnny Depp

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language