The Jesus and Mary Chain nunca pasan de moda

199

The Jesus and Mary Chain (la formación conjuntada por los hermanos Jim y William Reid) regresan a la actualidad musical con un pegadizo y enérgico álbum, titulado irónicamente Damage and Joy (Warner Music Group y ADA).

Los autores del imperecedero Psychocandy toman las riendas de su carrera tras dieciocho años de silencio, y lo hacen como si el parón hubiera sido de unas escasas semanas.

Los escoceses actuarán en la sala Razzmatazz de Barcelona, el próximo 29 de abril; y en La Riviera madrileña, el 30 del mismo mes.

The Jesus and Mary Chain
The Jesus and Mary Chain encadenan catorce temas inéditos, que invitan a un rock más melódico que el de sus inicios

La bandas lideradas por hermanos nunca han sido balsas de aceite ni de concordia profesional, algo especialmente cierto en las formaciones moldeadas en las agrestes extensiones del Reino Unido.

Seguro que más de uno tiene en mente a Oasis; pero, en el panorama de los enfados continuados, el de Jim y William Reid ha sido de los más silenciosos y prolongados.

Más de tres lustros sin pasar por los estudios de grabación; este es el resultado de una caída de brazos voluntaria por parte de los compatriotas de Walter Scott, derrotados en medio de las barricadas existenciales que asolaban a los brothers nacidos en la tierra de Rob Roy.

Sin embargo, al final, los talentosos responsables de Stoned and Dethroned se han dado cuenta de que The Jesus and Mary Chain debían volver a la carretera, para ofrecer más jornadas de rock polivalente y atmosférico.

Y con esas miras de pernoctar en la memoria es con las que los isleños han horneado las notas y las letras de Damage and Joy: un disco sin muchos filos cortantes, más empeñado en seguir una estela complaciente a lo New Order en su versión techno milenarista, que en proponer renovadoras estelas de aguerridos ripios y enmiendas incendiarias.

The Jesus and Mary Chain
The Jesus and Mary Chain se han rodeado de algunos amigos que potencian sus líricas ochenteras/ Foto: The Jesus and Mary Chain

Este punto y seguido en el currículo de los Reid queda arreglado con el magistral toque de Youth (quien ejerce como productor y bajista en muchos de los temas), y con un escenario de impostura urbana que remite directamente a la época dorada del British sound de Manchester.

THE JESUS AND MARY CHAIN Y LA MÁQUINA DEL TIEMPO

Mientras el personal escucha Damage and Joy es fácil imaginarse las peleas tribales por las calles del reino de Isabel II a finales los setenta y los ochenta, mientras los esqueletos rompían las propias junturas en interminables jornadas de after hours. Eran lustros sobresalientes en talento a golpe de guitarra y sintetizadores, a la vez que la batería enmudecía las telarañas de las mercadotecnias traicioneras.

La Escocia de Renton y del desarraigo narrado por Irving Welsh comparece figuradamente en los cortes de este disco a medio gas, trabajo hermanado en no pocos momentos puntuales con experimentos casuales como el de los Dandy Warhols durante su etapa más alocada y bohemia.

The Jesus and Mary Chain
The Jesus and Mary Chain están embarcados en su gira por Europa

Pese a su fama de rompe tímpanos, The Jesus and Mary Chain parecen reclutados por el espíritu del “be happy” en su séptima obra de estudio: un cancionero de púas anestesiadas en formol de psicodelia camp, y sangrado por voces de coros angelicales.

Del tema inicial (el prometedor Amputation) al conclusivo Can’t Stop The Rock, el decorado en penumbra diseñado por los escoceses parece el propicio para encajar historias de testimonios aglutinadores, siempre velados por un pop alternativo y perfeccionista.

A pesar de haber perdido mucha de la fuerza de antaño (se ve que los Reid han pasado de comer las espinacas de Popeye), las composiciones de Damage and Joy funcionan ante auditorios capaces de valorar las melodías contagiosas. Máxime cuando se juntan con los suaves toques enaltecedores de musas del indie, como Sky Ferreira (con la que interpretan Black and Blues), Linda Fox (la hermana pequeña de Jim y William hace suyos los tracks identificados como Los Feliz y Can’t Stop the Rock) e Isobel Campbell (un verdadero placer degustar a la vocalista de Belle & Sebastian, al frente de Song for a Secret y The Two of Us).

The Jesus and Mary Chain
The Jesus and Mary Chain huyen de los cambios

Vídeo oficial de Amputation, por The Jesus and Mary Chain

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language