Hayden Christensen, por partida doble

266

Hayden Christensen inicia con fuerza el nuevo año, con un par de títulos que aumentan la interesante filmografía del actor que dio vida a Anakin Skywalker, en El ataque de los clones y La venganza de los Sith.

El intérprete canadiense tiene previsto aterrizar próximamente en las carteleras con un thriller sobre atracos y secuestros (First Kill) y un drama de tintes apocalípticos (Numb, at the Edge of the End).

El segundo de los largometrajes citados ha llevado a la estrella nacida en la Columbia Británica a rodar en Argentina, país donde trabaja por primera vez en su carrera.

Hayden Christensen (en la foto) ha retomado su faceta artística después de un parón debido a su reciente paternidad
Hayden Christensen (en la foto) ha retomado su faceta artística, después de un parón de cerca de dos años

Tras algo más de un año sin pisar un set de grabación, Hayden Christensen regresó al trabajo a mediados de 2016, para integrar el elenco del filme de acción titulado First Kill.

El espigado Anakin Skywalker había tomado la decisión de alejarse de los focos durante un período prudencial, para estar al lado de su pareja, la también actriz Rachel Bilson, y de su hija recién nacida: Briar Rose.

Un tiempo en el que el norteamericano tuvo ocasión de pensar en cómo retomar las riendas de su trayectoria profesional, después de haber protagonizado el filme de contenido espiritual nominado 90 minutos en el cielo (Michael Polish, 2015).

Una vez estudiadas las diferentes ofertas, Hayden accedió a liderar el equipo artístico de First Kill: un thriller de acción al estilo de American Heist, en el que da vida a un esforzado padre de familia, el cual tiene que perseguir a unos atracadores de bancos que han secuestrado a su pequeño.

Hayden Christensen ha escogido el género de acción y el drama para su vuelta a las carteleras
Hayden Christensen ha escogido el género de acción y el drama para su vuelta a las carteleras

Pero el citado largometraje no es el único en el que Christensen ha prestado su atractivo rostro; ya que, unos meses finalizado el rodaje de First Kill, el actor confirmó su participación en el filme Numb, at the Edge of the End. Una movie con ciertas conexiones argumentales con la inteligente Take Shelter, que marca el debut en la dirección del documentalista argentino Rodrigo H. Vila.

HAYDEN CHRISTENSEN QUIERE RECUPERAR SENSACIONES

El alejamiento de Hollywood ha servido a la pareja de Rachel Bilson para darse cuenta de que el fenómeno desatado por su fama con Star Wars puede servir también para experimentar con producciones de presupuestos más modestos, y que le permitan crecer a nivel artístico.

Christensen nunca ha ocultado su desapego a ser una movie star en el sentido mediático de la expresión, y siempre se ha interesado por mejorar en sus prestaciones título a título. Según las declaraciones del propio Hayden, la exposición planetaria sufrida con el estreno de El ataque de los clones y La venganza de los Sith le produjo un abismo escénico, que le obligó a parar en seco. Lapso en el que tuvo que plantearse seguir con su carrera de manera más controlada y menos frenética.

Hayden Christensen y su hermano Tove se mostraron muy interesados en participar en la ópera prima del documentalista Rodrigo H. Vila
Hayden Christensen y su hermano Tove se mostraron muy interesados en participar en la ópera prima del documentalista Rodrigo H. Vila

Fruto de tales reflexiones, HChr escogió el proyecto presentado por el director Steven C. Miller (Los conspiradores) titulado First Kill, para mostrar a sus fans su nueva faceta, renovada por la paternidad asumida y por sus ansias de exhibir recursos más variados ante la cámara.

El guion de esta obra, firmado por Nick Gordon, narra el argumento de un aparatoso robo a un banco, en el que resulta secuestrado un niño. Este pequeño es el hijo de Hayden en la ficción, y en el propósito de los delincuentes está oculta un posible chantaje, ya que no está claro si el preocupado padre es del todo inocente respecto al atraco a la sucursal.

Junto con la vertiginosa evolución temática y la construcción de su rol, Christensen dio su conformidad a participar en el largo por ofrecerle la oportunidad de compartir escenario con Bruce Willis, al que asegura admirar desde que era un crío con muchos sueños de convertirse en actor de cine.

Esta cinta de acción dio paso a la grabación de Numb, at the Edge of the End, que el intérprete de Vancouver  terminó de grabar en Argentina el pasado mes de diciembre. Esta película, que dirige el documentalista Rodrigo H. Vila, sigue la odisea de un veterano de guerra aquejado de estrés postraumático, llamado Kurt Matheson (Hayden Christensen). El militar, licenciado por sus problemas mentales, piensa que el fin del mundo está cerca, por lo que cae en la manos de un falso gurú espiritual (Harvey Keitel), quien le insta a construir un refugio subterráneo.

Todo el mundo piensa que el protagonista es solo un alucinado, pero algo hará que la opinión de sus allegados cambie drásticamente.

La actriz argentina Liz Solari es quien encarna a la pareja de Hayden en el largometraje, después de sustituir a Luisana Lopilato (la actual esposa del cantante Michael Buble).

Con estos dos trabajos, Christensen parece decidido a no abandonar el mundo del espectáculo; lo que es una excelente noticia.

Hayden Christensen busca proyectos que le llamen la atención
Hayden Christensen busca proyectos que le llamen la atención

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language