Metallica enfocan la sombra de Lovecraft

168

Metallica regresan a los escenarios con Hardwired… To Self-Destruct (Blackened Recordings Inc.): un disco repleto de sonidos directos y sombríos.

La banda de Los Ángeles prescinde de las habituales letras de Kirk Hammett, para confiar la parte creativa al efusivo James Hetfield.

Los doce cortes muestran un escaparate de thrahs metal tecnológico, en el que hay sentidos homenajes a Motörhead, Deep Purple e Iron Maiden.

Metallica
Metallica recurren a su artillería sonora habitual, en su décimo álbum de estudio

Más de tres décadas en los escenarios no han podido apagar la tralla metalera de James Alan Hetfield y de sus muchachos.

Cuando el cuarteto estadounidense accedió a la palestra internacional, hace ahora la friolera de treinta y cinco inviernos; el thrash metal era un movimiento en alza, abanderado por grupos de la pegada de Anthrax, Megadeth y Slayer.

Sin embargo, transcurrido el tiempo, las ansias diferenciadoras de los ilustres melenudos han ido dejando paso a un continuo recuerdo de los éxitos pretéritos. Algo que los componentes de Metallica parecen no compartir, pese ser el camino tomado por formaciones del talante histórico de Iron Maiden y Deep Purple.

Los cuatro músicos de California siguen empeñados en no dar su brazo a torcer ante las modas del postureo mercadotécnico, y se resisten a contentar al respetable con la venta de camisetas y conciertos cargados de nostalgias electrizantes. Ellos quieren seguir componiendo canciones rompedoras y melodías de agotamiento progresivo, con las que despertar a sus fans de la modorra eterna.

Precisamente, esa savia rectora es la que impregna los surcos de Hardwired… To Self-Destruct. Un trabajo de energías renovadas; en el que Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo despliegan su habitual espíritu de belicosas consecuencias.

Metallica
Metallica están embarcados en una gira planetaria, aunque aún no hay fechas confirmadas para España

Los estribillos abiertamente retadores vuelven a ser los motores de un disco que parece sacado de un cuento apocalíptico, en el que la voz de Hetfield agudiza su garganta dentro de los avernos que intenta construir; a base de baterías carnívoras, guitarras bizarras, y coros surgidos de las entrañas de la Bestia.

METALLICA Y LOS ESCENARIOS OSCUROS

Un hilo conductor, visible y bien esculpido, enlaza la docena de tracks de los que se compone Hardwired, como si se tratara de las teselas de un mosaico fúnebre y trágico. En medio de este cuadro, erige su actitud retadora la verborrea -sin parental guide- de JH, mientras sus compañeros se encargan de prestarle la adecuada ambientación de horrores anticipados.

Tales efectos están presentes en el álbum desde el comienzo portentoso de Hardwired (uno de los mejores temas de la obra), al que secundan con igual retumbar de camposanto hechizado odas de desencantos rebeldes y guerras anunciadas, tales como Moth Into Flame, Dream No More, Confusion, Murder One o Am I Savage?

Metallica
Metallica han ido definiendo su estilo a lo largo de más de treinta años

Efectivo en sus pretensiones artísticas, Hardwired… To Self-Destruct guarda para los amantes del hard rock un puñado de sorpresas, en formato de versiones peculiares de clásicos tan emulsivos como el ya citado Murder One, de Motörhead; When a Blind Man Cries, de Deep Purple; y Remember Tomorrow, de Iron Maiden.

Un completo repertorio de viejas tonadas y nuevas orquestaciones, que Metallica se encargan de aderezar con un poco de atmósfera al estilo de Los mitos del Cthulhu; ya que Lovecraft siempre es una referencia a tener en cuenta para todo heavy con ansias de triunfar al otro lado de la realidad.

Metallica
Metallica versionan en su último disco temas de Iron Maiden y Deep Purple
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language