Traficantes de dinero

193

Traficantes de dinero (The Moneychangers) llegó a TVE en 1979 procedente de Estados Unidos, y cosechó gran popularidad merced a su extenso reparto.

Kirk Douglas y Christopher Plummer fueron los protagonistas de la trama desarrollada a lo largo de cuatro capítulos, la cual exhibía el backstage de una poderosa entidad bancaria.

El ucraniano Boris Sagal filmó esta recordada producción para la pequeña pantalla en 1976, basada en el homónimo best-seller del británico Arthur Hailey.

Traficantes de dinero
Traficantes de dinero obtuvo un premio Emmy en 1977, que fue a parar a las manos de Christopher Plummer

En plena efervescencia de las novelas de Harold  Robbins y Danielle Steel, el isleño Arthur Hailey consiguió subirse a la ola de los líos escabrosos y de las familias disfuncionales, siempre animado por su capacidad para describir entornos llenos de traiciones y amores prohibidos.

Con semejante caldo de cultivo, el writer nacido en Luton ideó una obra ambientada en el corazón de un banco familiar, tan titánico como corrupto. El texto resultante recibió el nombre de Traficantes de dinero (The Moneychangers), y alcanzó las librerías de USA en 1975.

Los lectores norteamericanos estaban en esos momentos muy interesados en conocer la vida de los privilegiados que toman champán a todas horas del día, y que habitan en mansiones semejantes al palacete del ex político Jaume Matas. Y, gracias a su enfermiza curiosidad, situaron el libro de Hailey entre los más vendidos de la temporada.

Un dato que en la industria audiovisual yanqui suele ir acompañado de la consiguiente compra de derechos, para una futura adaptación televisiva. Algo que se hizo realidad por el empeño de Paramount TV, en 1976.

Traficantes de dinero
Traficantes de dinero reunió un buen puñado de rostros conocidos en el elenco interpretativo

El presupuesto manejado para la elaboración del serial fue estratosférico para esos años, gran parte de él gastado en la contratación de antiguas glorias de Hollywood, que dieron empaque a un ambicioso proyecto, destinado a cosechar expectación e interés mediático desde nada más empezar a rodar.

Kirk Douglas, Ralph Bellamy, Christopher Plummer, Marisa Pavan, Anne Baxter, Joan Collins, un joven Timothy Bottoms (que aterrizó directamente en el set tras su participación en la oscarizada cinta Vida de estudiante), Jean Peters y Susan Flannery, entre otros, hicieron de las cuatro horas del serial un auténtico acontecimiento, que sentó frente al televisor a miles de espectadores con ansias de conocer el final de la intrincada historia.

TRAFICANTES DE DINERO Y EL PASADO A 625 LÍNEAS

Muy en la línea narrativa de Hotel (también de Hailey), The Moneychangers discurría por las entrañas del First Mercantile American Bank (entidad inspirada en el Bank of America). Allí, en el interior de esa bestia de amasar dinero, el interruptor temático se enciende cuando queda una vacante muy jugosa: la del vicepresidente de la compañía.

En los puestos de salida solo hay dos candidatos (tranquilos, que no estaba José Manuel Soria entre ellos): el honrado y trabajador Alex Vandervoort (Kirk Douglas), y el hipócrita y malversador Roscoe Heyward (Christopher Plummer). Una batalla que promete ser dura y apasionante a partir del planteamiento inicial.

Traficantes de dinero
Traficantes de dinero fue rodada en Los Ángeles

Pero Hailey no centra el argumento exclusivamente en los pasos de estos individuos para dirigir el banco, sino que desvía la atención también hacia personajes más tangenciales. De ellos, el más importante es el del cajero Miles Eastin (Timothy Bottoms), el cual es pillado haciendo trampas en su puesto de trabajo, y enviado a la cárcel por ello. Ya en libertad, el joven es contactado por Vandervoort para que le ayude a descubrir una oscura operación de robos de tarjetas de crédito, en la que está implicado un alto cargo del First Mercantile American Bank.

Con esto, el cóctel de emociones estaba bien servido, aunque el libreto también guardaba sorpresas impactantes, como la del internamiento psiquiátrico de la esposa de Alex Vandervoort (encarnada por Marisa Pavan) o la del amor furtivo del citado protagonista caracterizado por Douglas, con una abogada de naturaleza radical llamada Margot Bracken (Susan Flannery).

La música de Henry Mancini y los paisajes de Los Ángeles hicieron el resto, para convertir Traficantes de dinero en una epopeya de las que entusiasmaban a las audiencias de la nación de las barras y estrellas, sumidas en unas de las décadas más literarias de la pequeña pantalla.

Nota.- Traficantes de dinero fue emitida por TVE en 1979, en el primer canal de la cadena pública española.

Traficantes de dinero
Traficantes de dinero le regaló un renacimiento literario a Arthur Hailey

Intro original de Traficantes de dinero, por Henry Mancini. Subido a youtube por Damian McGowan

 

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language