Lady Gaga gana la partida a Beyoncé

180

Lady Gaga prepara su mejor repertorio dramático, para dar vida a la protagonista de Ha nacido una estrella.

La diva neoyorquina se hizo con el ambicionado papel, después de que Beyoncé Knowles se cayera definitivamente del proyecto.

El actor Bradley Cooper será el director del esperado remake, y el oponente masculino de la singer; mientras que Clint Eastwood ejerce como productor.

Lady Gaga intenta potenciar su carrera en el mundo de la interpretación con "A Star is Born"
Lady Gaga intenta potenciar su carrera en el mundo de la interpretación con “A Star Is Born”

Después de explotar su sensualidad frente a la cámara, en la piel de la ambigua y hotelera condesa de American Horror Story, a Lady Gaga parece haberle entrado cierta urgencia por explorar retos creativos de mayor enjundia, con los que profundizar en su faceta artística.

A tenor de la evolución mostrada en los últimos dos años por la cantante de Poker Face, no es descabellado pensar que la colaboración con el veterano Tony Bennett ha sido como un bálsamo de claridad para la neoyorquina (existen pocas cosas más inspiradoras que un crooner de los de antes para abandonar los pretéritos agotados).

Así, Stefani Joanne Angelina Germanotta ha asumido a sus treinta años la determinación de alejarse de los pelotazos mediáticos (salvo por algún que otro paseo por Nueva York ligera de ropa). Propósito de enmienda hacia los excesos profesionales del pasado, que la diva del pop ha vertido en el sonido de su nuevo álbum de estudio; y que asimismo ha empezado a trasladar a su aún irregular y breve carrera como actriz.

El paso de Lady Gaga por la serie American Horror Story fue celebrado por la crítica y el público, pero no dejaba de ser una caracterización más efectista que verdaderamente dramática (incluso, muchos seguidores del serial apuntaban las diferencias sustanciales con la magistral Jessica Lange).

Por tales motivos, la estrella de los escenarios ha tenido que buscar un buen guion cinematográfico, con el que exorcizar los fantasmas que la acompañan con cada paso que da en el universo showbusiness.

Lady Gaga está dispuesta a aportar algo nuevo al personaje que interpretó Janet Gaynor por primera vez, en 1937
Lady Gaga está dispuesta a aportar algo nuevo al personaje que interpretó Janet Gaynor por primera vez, en 1937

Tras la infructuosa caza de historias, el libreto escogido por la voz de Bad Romance ha sido el mismo por el que anteriormente pugnaron Jennifer Lopez y Beyoncé Knowles: el cuarto remake (quinto si se incluye en la lista New York, New York) de Ha nacido una estrella, obra que lleva rondando los estudios de Hollywood hace más de una década, y que ha conocido numerosos repartos y directores.

La última versión viene avalada por el sólido tándem formado por Bradley Cooper y Clint Eastwood. Pareja que ha confiado en la robótica The Countess para dar vida a la muchacha de baja extracción social llamada Esther Victoria, quien sueña con convertirse en una star de las de recuerdo eterno.

LADY GAGA Y SU PECULIAR EVERGREEN

Una rápida comparación entre el físico de Janet Gaynor (la primera actriz en dar vida a Vicky Lester) y Lady Gaga determinaría que poco o nada tiene que ver la discreta musa de los años treinta, con la postmoderna gachí de escandalosa actitud apodada LG. Sin embargo, debajo del maquillaje, la diva del siglo XXI esconde unos rasgos verosímiles, con los que caracterizar a una muchacha vulnerable y necesitada de amores tan sinceros como los que demanda la heroína de A Star Is Born.

Los que conocen a Stefani Joanne han declarado en alguna ocasión que, cuando la chica retira de sus pies las plataformas de veinte centímetros y regresa a su hogareña envergadura de menos de 1,60, la metamorfosis es casi mágica. Un momento kafkiano que la vecina de la Gran Manzana suele finiquitar con el lavado a espátula de los kilos de maquillaje que esconden su epidermis natural.

Estas dos simples acciones son suficientes para convertir su imagen de dominatriz con neones en la de una joven de ojos grandes y boca generosa, capaz de representar una ligera ingenuidad activa.

Bradley Cooper ha confiado en Lady Gaga para dirigirla en "Ha nacido una estrella"
Bradley Cooper ha confiado en Lady Gaga para dirigirla en “Ha nacido una estrella”

Mucho menos aguerrida que Barbra Streisand y más liviana que la citada Janet Gaynor, la protagonista de la aún inexistente A Star Is Born guarda más relación anatómica con Liza Minnelli, y su versión de la cantante de New York, New York (versión libre de la historia original de William A. Wellman y Robert Carson, que dirigió Martin Scorsese en 1977), que con las mencionadas señoras de la escena.

Sin duda, un hándicap semejante situaría a Lady Gaga en unos puestos por detrás, dentro del panorama de las intérpretes que han hecho suyas las lágrimas románticas de Ha nacido una estrella. Una lista que conforman Gaynor (1937), Judy Garland (1954), Streisand (1976) y Minnelli (1977).

Ante un plantel de damas con tan impresionante porte y legendaria trayectoria, LG tendrá difícil la tarea de hacer que su figurado Evergreen eclipse al de sus predecesoras. Sin embargo, la fémina de los modelos extravagantes ya sabe lo que es pelear por un sitio de privilegio en la voluptuosa industria del disco; aunque, en cuestiones del séptimo arte, las armas con las que batirse en duelo son notablemente diferentes…

No obstante, el tiempo hará que todos salgamos de dudas.

Lady Gaga deberá competir con el recuerdo de Barbra Streisand y su "Evergreen"
Lady Gaga deberá competir con el recuerdo de Barbra Streisand y su “Evergreen”
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language