Gerard Butler viaja en submarino

177

Gerard Butler rueda en los paisajes congelados de Alaska un activo filme, titulado Hunter Killer.

La historia, que está basada en la novela Firing Point, narra la complicada misión de un grupo de Navy Seals, dispuesto a impedir el comienzo de la Tercera Guerra Mundial.

El joven Donovan Marsh (Spud) dirige esta aventura, desarrollada en mares helados y a varios metros de profundidad.

Gerard Butler vuelve a encarnar a un hombre de armas tomar, en "Hunter Killer"
Gerard Butler vuelve a encarnar a un hombre de armas tomar, en “Hunter Killer”

Con los ecos aún de la tragedia del K-141 Kursk ruso, ocurrida un 12 de agosto de 2000 en el mar de Barents, el escritor Don Keith y el experto en submarinos George Wallace idearon una saga de novelas de batallas bajo toneladas de agua, de la que Firing Point fue el segundo volumen.

La trama del texto tocaba de lleno el corazón patriótico y el heroísmo voluntario de una unidad de esforzados militares, dos de los argumentos preferidos de la sociedad norteamericana. Unos elementos que, encima, estaban enlazados mediante el imán de los pasados inquietantes, protagonizados por la política de bloques y la consiguiente Guerra Fría.

Semejantes trazas convirtieron el libro en un éxito de ventas, apadrinado por los amantes de las narraciones vertiginosas.

Uno de esos lectores con ansias de emociones hasta en la página dedicada a los reconocimientos fue Martin Campbell, quien se erigió como el primer director testado por Relativity Media, para convertir el book en una película de las que revientan taquillas.

Sin embargo, debido a problemas no especificados por la productora, el responsable de Golden Eye se cayó del húmedo proyecto, dejando su lugar al poco fogueado Donovan Marsh, todavía casi debutante en la manera de enfrentarse a un blockbuster de estas dimensiones acuáticas.

Gerard Butler se metió de lleno en la historia de descubrimientos constantes de "Hunter Killer"
Gerard Butler se metió de lleno en la historia de descubrimientos constantes de “Hunter Killer”

De esta manera, con el potente material entre manos elaborado por Marsh y Wallace, el responsable de Number Number! comenzó a comunicar sus ideas al sólido elenco interpretativo. Un cuadro en el que los responsables de casting consiguieron meter a tipos tan respetables en la industria del entretenimiento como Gerard Butler, Gary Oldman, Billy Bob Thornton y Willem Dafoe, entre otros.

GERARD BUTLER SE PONE EL UNIFORME

El guion diseñado por Peter Craig (Los juegos del hambre: Sinsajo) empieza su curso con una sutil persecución, que no es tal: la de un submarino nuclear norteamericano a uno ruso. Los estadounidenses intentan que sus colegas eslavos no noten su presencia. Sin embargo, de repente, algo extraño ocurre en las profundidades marinas, y la nave procedente del este se sumerge, supuestamente alcanzada por un torpedo con el escudo de las barras y estrellas.

El incidente levanta todas las ampollas posibles en las relaciones entre Moscú y Washington. Pero los marinos yanquis insisten en que ellos no atacaron a los compatriotas de Dostoiesvki. A tal efecto, y para que el gobierno del Kremlin confíe en la buena fe del Pentágono, el presidente manda a un grupo de salvamento de los Navy Seals: hombres que tienen la misión de rescatar con vida a la tripulación del K-475.

Gerard Butler procurará que las armas nucleares de los submarinos implicados no salgan del arsenal de la nave
Gerard Butler procurará que las armas nucleares de los submarinos implicados no salgan de las dársenas de lanzamiento

Pero, cuando el capitán Joe Glass y sus muchachos llegan a la zona del hundimiento, estos descubren que lo que pensaban que había sido un accidente, no lo es tanto. Y que en el trasfondo hay un intento premeditado de devolver a Rusia el poderío amenazante que detentaba cuando era la U.R.S.S.

Gerard Butler, después de encarnar al atlético agente Mike Banning en Ojetivo: Londres, aumenta su cuenta curricular en filmes de acción, con esta obra en la que el movimiento y las balas están asegurados.

No obstante, debido a sus condicionamientos argumentales, el desarrollo y naturaleza de Hunter Killer parecen más cercanos a la tensión psicológica orquestada en cintas del pelaje de La caza del Octubre Rojo, K-19: The Widowmaker y Marea roja.

En definitiva, un juego de voluntades y caras de acero en el que la participación de los Navy Seals garantiza también una buena ración de espectáculo, ruidos ensordecedores, peleas imposibles y explosiones atronadoras.

El director de "Hunter Killer", Donovan Marsh, es recordado por su trabajo al frente de "Spud"
El director de “Hunter Killer”, Donovan Marsh, es recordado por su trabajo al frente de la divertida “Spud”
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language