Dick Turpin y sus grandes aventuras

131

Dick Turpin cabalgó por la televisión británica entre 1979 y 1982, a lo largo de una de las series más recordadas de la London Weekend Television.

El carismático Richard O’Sullivan fue el encargado de poner rostro al bandido más famoso de Gran Bretaña, siempre escoltado por el fiel Swiftnick (Michael Deeks).

La producción alcanzó tanto éxito en su país de origen, que fue emitida en Estados Unidos, y contó entre los actores que participaron a Mary Crosby.

Dick Turpin
Dick Turpin estaba prologada por el conocido tema musical de Denis King

Los caminos entre York y Londres tuvieron a uno de los salteadores con mayor carisma de la historia, durante la primera mitad del siglo XVIII.

El tiempo ha hecho que los testimonios de las damas atracadas en su momento no sean de primera mano; pero, a tenor de las novelas victorianas de William Harrison Ainsworth, tales señoras y señoritas daban con buen gusto sus joyas al mencionado aventurero armado, ya que un pañuelo bien puesto sobre la cara era el culmen del romanticismo dieciochesco.

Cuando Richard Carpenter, Paul Knight y Sydney Cole presentaron su idea de montar una serie en torno a la figura de Dick Turpin, lo hicieron más bien basados en los citados textos del autor del XIX, y procuraron evitar la verdadera y trágica existencia del bandolero isleño.

De esta manera, los guiones captaron con soltura e imaginación las hazañas del que fuera hijo de un pequeño granjero, condenado por un malvado terrateniente a la pobreza más absoluta.

Dick Turpin
Dick Turpin constó de treinta y un episodios, de media hora cada uno de ellos

Lo atractivo de la propuesta llamó pronto la atención de Gateman, Seacastle Productions y London Weekend Television, los cuales confiaron a los responsables del proyecto una obra de trece episodios, de media hora de duración cada uno de ellos. Luz verde que apremió a los encargados del casting a buscar al actor ideal para caracterizar al atrayente salteador de carruajes.

Sin embargo, los esforzados curritos no tuvieron que remover el cielo y la tierra para dar con el protagonista adecuado; ya que LWT tenía en plantilla a uno de los intérpretes más preparados para semejante empresa, sobre todo después del triunfo cosechado con Un hombre en casa: el genial y ocurrente Richard O’Sullivan. La estrella de El nido de Robin sabía como dar el toque adecuado a Turpin, y no puso muchas pegas para aceptar el suculento papel.

Al lado del conocido humorista, los directores del elenco artístico testaron a muchos jóvenes; y al final se quedaron con el principiante Michael Deeks, quien a sus veintitrés años se hizo con el rol del chispeante Swiftnick.

A partir de esas incorporaciones el serial comenzó su rodaje, en los escenarios naturales por los que transitó el héroe enmascarado.

DICK TURPIN CRUZÓ EL ATLÁNTICO

Los trece episodios iniciales arrancaban en torno a 1740, precisamente un año después del ahorcamiento real de Turpin. Este uso de las fechas no se debió a un despiste por parte de los guionistas, sino que respondió a la necesidad de dejar claro que lo que la obra televisiva contaba era pura y sana ficción.

Así, el capítulo piloto mostraba a Dick cuando regresa de su destino en el ejército, ubicado en las extensiones holandesas y en los puertos del Mediterráneo. El hombre pretende sentar cabeza en la granja de sus padres. Pero, cuando llega a tierra firme, éste descubre que la propiedad paterna le ha sido arrebatada a su familia, debido a la acción del usureo Sir John Glutton. Aunque lo que más daño hace al protagonista es que sus progenitores hayan muerto de hambre, víctimas del criminal desahucio.

Dick Turpin
Dick Turpin tuvo en Richard O’Sullivan (derecha) al actor ideal

Sin posibilidad de vengar el hecho ante los tribunales, Turpin decide echarse a los caminos, con el objetivo de reclamar un mínimo de justicia para los suyos, y para todos los que sufrían el yugo clasista de una Inglaterra marcada por los privilegios de los poderosos.

Los trece episodios de la primera tanda tuvieron un seguimiento tan masivo, que la producción se alargo a tres temporadas más, compuestas por siete capítulos, cinco y seis, respectivamente. En total, treinta y una crónicas de capa y espada que echaron el cierre en 1982, no sin antes pasearse por USA bajo el título de Las grandes aventuras de Dick Turpin.

Un triunfo en el que tuvo mucho que ver el espectacular reparto, encabezado por unos inspirados O’Sullivan y Deeks. A los que se unieron con el mismo aplomo, Christopher Benjamin (Sir John Glutton), David Daker (Capitán Nathan Spiker), Mary Crosby (Jane Harding), Oliver Tobias (Neil Bridger), Patrick Macnee (Lord James Melford), Susan Hampshire (Lady Melford) y Donald Pleasence (Ignatius Slake), entre otros.

Dick Turpin no pudo evadir la horca en la vida real, al ser colgado a la edad de treinta y tres años. Pero la ficción es capaz de resucitar a los héroes, y envolverlos con los ropajes de las leyendas.

Eso es lo que quiso Richard Carpenter para el salteador de caminos más famoso de las islas británicas…

Dick Turpin
Dick Turpin fue ejecutado en la realidad en 1739, cuando contaba 33 años de edad

Tema musical de Dick Turpin, subido por Tvtestcard

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language