John le Carré desvela sus secretos

150

John le Carré afronta la edición de sus intensas memorias, en The Pigeon Tunnel: Stories from My Life.

Penguin Random House y Viking Hardback presentarán el esperado libro el próximo septiembre.

El autor de El espía que surgió del frío hace acopio de más de seis décadas de política internacional y asuntos ocultados a la opinión pública.

John le Carré había evitado durante años confeccionar una autobiografía
John le Carré había evitado durante años confeccionar una autobiografía

La Guerra Fría fue el escenario preferido para las novelas de David Moore Cornwell, un período dual de sombras orquestadas por un planeta dividido en dos bloques con ideología antagónicas.

Allí pervivieron sus personajes de carnes congeladas, sometidos a misiones en las que se jugaban la preservación del tablero de ajedrez en el que se había convertido la Tierra.

Nunca heroicos y siempre vulnerables en su tristeza y desilusión asumidas, tipos como George Smiley engancharon a miles de lectores con su normalidad, equidistante de la euforia exótica de James Bond y sus sucedáneos.

John le Carré tuvo una enriquecedora carrera como diplomático
John le Carré tuvo una enriquecedora carrera como diplomático

Veraces y apasionantes, las historias imaginadas por John le Carré se hicieron pronto un hueco entre las predilecciones de las audiencias, debido a su prosa evolutiva: capaz de enarbolar impresionantes cuadros psicológicos, muchos de ellos sacados de sus experiencias en el servicio diplomático de Gran Bretaña (cargo que ocupó de 1960 a 1964).

Las diferentes etapas en la carrera del literato nacido en Dorset hacían presagiar un cuaderno de recuerdos espectacular y apasionante, motivo por el que Penguin Random House no ha perdido la ocasión para convencer al vecino de Cornwall a que se animara a revelar su interesante curso vital.

Un reto que Le Carré ha emprendido a punto de cumplir los ochenta y cinco otoños, sin ánimo de mantener la menor brizna de polvo debajo de la alfombra de las correcciones de etiqueta.

JOHN LE CARRÉ Y SU SERVICIO A LA PATRIA

Educado en Berna y Oxford, cuando el entonces joven autor de El infiltrado accedió a la enseñanza superior, el círculo de Cambridge y Kim Philby eran auténticas leyendas depreciadas a instancias gubernamentales, pero fascinantes de cara a los estudiantes que poblaban las aulas en Reino Unido.

Bajo la influencia de tales cuentos de ambigüedad patriótica, Le Carré entró de lleno en un cosmos mediatizado por la Guerra Fría y por los espías de lealtades acomodaticias.

Un escenario de soviéticos y occidentales, en el que el peligro se sentía a cada esquina y recoveco, incluso en los claustros universitarios donde se preparaban las nuevas generaciones, destinadas a copar los puestos más importantes en el MI5 y el MI6.

John le Carré (sentado con chaqueta oscura) participó en una escena de la serie "El infiltrado"
John le Carré (sentado con chaqueta oscura) participó en una escena de la serie “El infiltrado”

Ese tiempo de confusión mental decidió al aún emergente escritor a probar suerte con la dedicación política, después de estar dos años impartiendo clases en el prestigioso colegio de Eaton.

Así, de 1960 a 1964, el todavía nominado David Moore Cornwell viajó por los países más variados en calidad de diplomático: un cargo que resultó excepcional para amueblar su posterior imaginación como novelista.

The Pigeon Tunnel se ocupa con fruición de tal período, en el que coincidió con personas tan famosas como Yasser Arafat. Una estación esencial en su curso curricular, que le permitió ser testigo en primera línea de algunos de los acontecimientos históricos más impactantes del pasado siglo XX.

Con humor y sarcasmo, aunque sin perder el hilo de la narración en ningún momento, el writer británico acumula episodios tan atractivos desde el punto de vista de la investigación analítica como el de la invasión israelí de Beirut en 1982, la caída del Muro de Berlín, la guerra de Camboya, el monstruoso genocidio sucedido en Ruanda, y el surgimiento del terrorismo yihadista.

En definitiva, un cúmulo de fotografías pretéritas que sirven para comprender la actualidad y dar un poco de sentido al rompecabezas mundial.

Sin embargo, John le Carré es un creador sobrio y eficaz, nunca tendente a desequilibrar sus textos con un exceso de rotundidad explicativa. Efecto de distensión que el literato octogenario identifica en el libro con los episodios en los que acerca a los lectores el Año Nuevo pasado al lado de Yasser Arafat; las conversaciones con Alec Guinness, mientras el actor preparaba el papel de George Smiley para la serie Calderero, sastre, soldado y espía; o la descripción plena de detalles humanos de la mujer que le inspiró la protagonista de la novela El jardinero fiel.

Con todos estos extractos de vívido recuerdo, el responsable de El topo construye un producto indispensable para apreciar la existencia de uno de los escritores más importantes de lengua inglesa en las últimas cinco décadas.

Un individuo de mirada franca y caracterizado por su baja exposición mediática, que llegó a obtener la admiración de otro de los maestros del género del espionaje impreso: el insustituible Graham Greene.

John le Carré ha elaborado por primera vez un libro de no ficción
John le Carré ha elaborado por primera vez un libro de no ficción

Más información en 

http://www.penguinrandomhousegrupoeditorial.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language